El sur de la capital promete inversiones por US$77 millones

Con los años, municipios del sur del área metropolitana como Villa Nueva y Amatitlán, además de Palín (en Escuintla) se han convertido en centros de industria y logística y siguen atrayendo inversiones para ese tipo de actividades.

Aparte de las inversiones mencionadas por autoridades de gobierno y municipales, en el 2020 se anunció la inversión de US$70 millones para una nueva planta de Pepsico en Villa Nueva. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).
Aparte de las inversiones mencionadas por autoridades de gobierno y municipales, en el 2020 se anunció la inversión de US$70 millones para una nueva planta de Pepsico en Villa Nueva. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).

 

La cercanía con la capital, ser paso desde y hacia Puerto Quetzal, en el Pacífico, y el clúster de actividades productivas, los ha vuelto puntos estratégicos como parte de un corredor logístico e industrial hacia el sur, junto con la zona 12 capitalina, San Miguel Petapa, Villa Canales y otras áreas cercanas.

Al respecto el Programa Nacional de Competitividad (Pronacom) ha identificado los proyectos que se están concretando en la zona sur del país y zona sur del departamento de Guatemala los cuales ascienden a US$91.7millones. De los cuales US$77 son en áreas de Villa Nueva, Amatitlán y Palín.

En Villa Nueva refieren el proyecto del Parque Industrial con monto de US$14 millones de inversión y la generación de más de dos mil empleos en las diferentes fases de desarrollo y conforme se vaya llenando el parque industrial, según la institución, está ubicado en la Calle Real, comenzó en el 2020 pero está diseñado en tres fases.

También un proyecto confirmado la semana pasada, por US$5 millones para un centro de distribución, por parte de una empresa mexicana de logística y transporte, y que generará unos 70 empleos. Aunque el Mineco no dio a conocer el nombre de la empresa argumentando confidencialidad, en Pronacom se informó que ubicará en Villa Nueva.

El Comisionado Presidencial para la Competitividad, Rolando Paiz, explicó que hay tres tipos de inversiones, las de capital guatemalteco en las cuales Villa Nueva es muy fuerte en el sector textil, de plásticos y alimentos. También están las reinversiones nacionales para expansión, como Nestlé y Pepsico con sus centros logísticos. Y, finalmente se tienen las inversiones de capital nuevo internacional.

En esta última mencionó que se está concretando la inversión para dos textilerías que buscan esos tres municipios debido a que ahí está el clúster. En conjunto representarán US$58 millones de inversión que ya están en proceso (con la generación aproximada de más de 350 empleos cuando empiecen a operar), según datos de Pronacom.

También en Villa Nueva se está desarrollando por parte de Grupo Apolo un proyecto denominado Ciudad Reformadores, aunque no va dirigido a la industria la primera fase, que se prevé finalizar en el 2022 contempla un contac center y BPO, así como un centro de desarrollo, el Intecap (ya instalado), una central de transferencias y un hospital de oncología pediátrico.

Se prevé otras dos fases para finalizar en el 2033, que incluye ampliación del área de contac center y BPO, del área médica y corporativa, contempla área residencial, comercial y educativa con una universidad.

La intención de colocar un call center en el lugar es aprovechar la cercanía de las personas que viven en el municipio y que no tengan que desplazarse varias horas en el tránsito para llegar a su trabajo dije Paiz y el alcalde del municipio Javier Gramajo. Según la entidad en la actualidad 30% del personal de call center proviene Villa Nueva.

De las más recientes inversiones inauguradas en el área son Pepsico con US$70 millones; Nestlé, con US$11 millones (ambas en Villa Nueva), así como Blocasa con US$7 millones y el grupo Logístico Ransa, con US$8 millones, en Amatitlán.

El nuevo centro de distribución de PepsiCo está ubicado en Villa Nueva, y empezó a funcionar en octubre del 2020. (Foto Prensa Libre: Cortesía PepsiCo).

Entre los US$91.7 millones, explicó que también hay inversiones hacia el área sur del país, con dos Zonas de Desarrollo Económico Especial Público (Zedeep) como Michatoya Pacífico, y aprobada por Zolic, que se ubica en el kilómetro 72 ruta al pacífico con US$13 millones. Y, la Zona Libre Quetzal US$1.7 millones (Q13 millones) a dos kilómetros de Puerto Quetzal, en fase de trámites en ese ente.

Villa Nueva

Gramajo indicó que en Villa Nueva hay 289 industrias instaladas, de las cuales 32 son de las más grandes empresas.

Para el 2020 se estimaba una inversión de alrededor de Q350 millones provenientes de entes públicos y privados. De esto, refirió que alrededor de Q160 millones son del sector privado, según las diferentes licencias tramitadas, que incluye parques logísticos, pero también residenciales como tres edificios de apartamentos. No especificó cuando podrían concretarse pero tienen avances.

Confirmó el avance de Ciudad Reformadores, del cual dijo que entre febrero y marzo pasan a las fases de planificación y construcción.

En accesos, se prevé carretera que la Vía Alterna del Sur (VAS), de capital privado, en marzo pueda desembocar en la Calzada Atanasio Tzul que representa otra vía de acceso, y dos pasos a desnivel del público.

En las ventajas coincide con Paiz y menciona que en el lugar hay fábricas de farmacéuticos, plásticos, textileras y confección, alimentos, metalurgia, y distribución de gas. Aunque expuso que se le considera zona roja, dijo que miles son buenos vecinos que se dedican a trabajar, otro reto es mejorar los drenajes.

Amatitlán

Samuel Valiente, director de la Oficina Municipal de Desarrollo Urbano y Territorial de la comuna de Amatitlán mencionó que aparte de las inversiones ya mencionadas en ese municipio se reportan expansiones de otras empresas como Empacadora Toledo que en el 2019 hizo inversión de Q5 millones (unos US$650 mil), entre otras.

Comentó que no se visualizan grandes inversiones industriales para este año pero que se ha ampliado el interés para servicios logísticos, ramo en el cual la empresa Sunflower invirtió Q36 millones en el 2019, mientras que en desarrollo están Zona del Sur que estima inversión de Q31 millones y Distripark, con Q20 millones.

Amatitlán es parte de esa dinámica metropolitana aunque se ubica al borde, pero ese aspecto le ha permitido atraer no solo industria sino empresas de logística debido a muchas empresas evitan pasar la carga por el centro metropolitano, dijo Valiente.

Otro aspecto que atrae, según explicó, es el precio de la tierra, entre más se aleja del centro de la ciudad de Guatemala, disminuye, aunque aclaró que en las áreas más cercanas a  las carreteras, como la CA-9, reflejan precios más altos.

Refirió que la comuna de Guatemala hizo un estudio de precios indicativos del suelo y varían mucho dependiendo de la zona ya que el municipio de Guatemala está entre Q770 y Q4 mil 442 el metro cuadrado, en Villa Nueva, entre los Q600 a los Q2 mil, mientras que en Amatitlán hay promedios de Q610.

Corredor Económico Guatemala

Usaid y Fundesa realizaron un diagnóstico de Corredor Económico, el cual está conformado por 12 municipios como Guatemala, Villa Nueva, Amatitán, San Pedro Sacatepéquez, San Juan Sacatepéquez, Mixco, Palencia, San José Pinula, San Miguel Petapa, Fraijanes y Villa Canales.  Se cita oportunidades para empresas de alimentos, vestuario y textiles y otros. Además que hay una alta concentración del ingreso en tres de los municipios como la ciudad de Guatemala, Mixco y Villa Nueva, y para los dos últimos la participación dentro del PIB del corredor fue 17.14% y 17.08%, respectivamente.

Evelyn Córdova, analista de Fundesa, comentó aspectos importantes para las empresas y que demandan según la actividad económica y su modelo de negocio, como la ubicación para estar cerca del abastecimiento de su cadena de insumos o de su principal canal de distribución interna si es para el mercado local o cerca de puertos marítimos, terrestres o aéreos según sea su principal canal de exportación. Esto puede reducir tiempos de traslado e impactar en su estructura de costos, aspectos que les permite ser más competitivos para su operación.

“Los aspectos antes mencionados ubican el área sur del departamento de Guatemala, como un sector atractivo para instalarse, por la disponibilidad aún de terreno para instalaciones industriales y/o comerciales, la conectividad hacia el Puerto Quetzal en el Pacífico y la alta concentración poblacional que provee opciones de talento humano para reclutar”, comendó Córdova.

Sin embargo refirió que la instalación de industrias requiere vías de comunicación y servicios adecuados y que las autorizaciones como la concesión de licencias tengan procedimientos claros, simples y expeditos, otro atractivo es que exista un plan ordenamiento territorial.

Índice de competitividad local

  • Según el Índice de competitividad local emitido por Fundesa, Villa Nueva ocupó el puesto 5 de 340 municipios en el 2019. Registró un PIB percápita de US$9 ml 802.87 y 458 mil 545 habitantes. Entre los 12 pilares evaluados, tuvo mejores punteos en adopción de las TICS, entorno económico e infraestructura. Los más bajos fueron el tamaño del mercado, fuerza laboral y tema de salud.
  • Amatitlán tuvo la casilla 12. El PIB percápita de US$5 354 y 146 mil 324 habitantes. Sus mejores punteos fueron en adopción en sistema financiero, entorno económico y mercado laboral. Los más bajos: tamaño del mercado, adopción de las TICS, y eje de instituciones.

Inversiones concretadas

  • Pepsico

Amplió su capacidad con un centro de distribución en Villa Nueva, la compra de una nueva línea de maíz y la renovación de su línea de papa con inversión de US$70 millones (Q540 millones). La inversión del nuevo centro que empezó a operar en octubre del 2020 asciende a US$27.1 millones (Q208.67 millones) y las nuevas instalaciones tienen una extensión de 43 mil 500 metros cuadrados. Durante el 2019 y 2020 invirtió US$43.15 millones (Q332.25 millones) para innovar su planta en Guatemala, la línea de maíz empezará a producir en el 2021.

  • Nestlé

Inauguró en octubre del 2020 su Centro de Distribución en Guatemala, el cual se convierte en el más grande de Centroamérica, y también podrá exportar e importar de México, Estados Unidos y Brasil, entre otros. La inversión fue de US$11 millones (unos Q85 millones). Se ubica en Villa Nueva.  Cuentan con 12 mil metros cuadrados de bodega para realizar procesos y servicios logísticos de los productos de la compañía y 8 mil 800 metros cuadrados de parque de maniobras. Se visualiza como polo de exportaciones de productos culinarios a la región.

La construcción del Centro de Distribución de Nestlé en Guatemala empezó en marzo y finalizó en octubre del 2020. (Foto, Prensa Libre: Captura de pantalla durante la inauguración).
  • Blocasa 

Empezó a operar en febrero del 2020, en Amatitlán, tuvo una inversión de US$7 millones (Q54 millones) para integrar las operaciones de Grupo Monterrey que también fabrica cemento e incursionará en vivienda popular. Se ubica en el kilómetro 32 ruta al Pacifico, Amatitlán. La capacidad de producción es de 5 mil 700 unidades blocks por hora, que equivale a 136 mil por día y unos cuatro millones por mes.

La planta de blocks Blocasa tiene procesos automatizados. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).
  • Ransa

En el 2018 el grupo logístico Ransa, de capital peruano, invirtió US$8 millones (unos Q58 millones en un nuevo centro de distribución en Amatitlán.  Se destinó para distribución de productos perecederos y la construcción de sus cámaras frías de productos refrigerados y congelados de consumo masivo.

Una nave industrial para el manejo de productos refrigerados y congelados es parte de la inversión del grupo logístico Ransa, en Amatitlán. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).