Por qué Alta Verapaz recibió US$90 millones en inversión en 3 años

Alta Verapaz es estratégico para impulsar una agenda de desarrollo económico en la que ya se observan inversiones en infraestructura, productos de valor agregado y energía.

El incremento de los precios de exportación de productos como el cardamomo impulsan el desarrollo en Alta Verapaz. (Foto Prensa Libre: Shutterstock)
El incremento de los precios de exportación de productos como el cardamomo impulsan el desarrollo en Alta Verapaz. (Foto Prensa Libre: Shutterstock)

Algunos de la factores que propician el desarrollo en ese departamento es el crecimiento poblacional. Actualmente, lo habitan más de 1.3 millones de personas y según estudios como el que elaboró la Fundación para el Desarrollo de Guatemala (Fundesa) se proyecta que para el 2023 serán más de dos millones.

El fenómeno anterior evidencia una mayor migración del campo a la ciudad y, en ese sentido, las autoridades locales buscan generar un clima propicio para atraer más inversión y por consiguiente mayor generación de empleo.

Desde el 2017 a la fecha, Alta Verapaz atrajo unos US$90 millones que se materializaron en la construcción de nuevos complejos habitacionales, centros comerciales y la industrialización de varios productos agrícolas.

Juan Carlos Zapata, director ejecutivo de Fundesa, opina que el aumento de la productividad se traduce en una mayor capacidad de compra, aunado a un incremento de los precios de exportación de productos como el cardamomo y de nuevas industrias.

También mencionó el turismo de aventura, el manejo responsable de bosques, la energía limpia y las especias, están generando una mejora importante en la competitividad de los municipios que se encuentran en el centro urbano del departamento.

Creación de una mancomunidad

El directivo comentó que a través de la Mesa de Competitividad de Alta Verapaz se comenzó a generar una transformación positiva del ecosistema de crecimiento de la MancoVerapaz -se le llama así a la mancomunidad que incluye a Cobán, San Pedro Carchá, San Juan Chamelco y Santa Cruz-, que percibió la inversión de más de US$90 millones en nuevos proyectos urbanos que se han establecido en esa área en los últimos tres años.

Esos US$90 millones son adicionales a las inversiones en energía que han incrementado la capacidad de compra de otros sectores y la inversión en nuevos hoteles, restaurantes, escuelas, centros de salud e inversiones en caminos rurales.

La estrategia para generar ese desarrollo era, en primer lugar, demostrar que se podía trabajar de la mano desde diferentes sectores, para lo cual se unificó en el Consejo de Competitividad de Alta Verapaz con el apoyo de empresas que han confiado en el proceso participativo de desarrollo.

El segundo paso fue el acercamiento con autoridades tanto del Ejecutivo como del Congreso de la República, para priorizar ciertas acciones que se necesitan y que se deben continuar en materia de infraestructura vial, salud y educación.

“Se ha trabajado un plan económico territorial, con base en el índice de competitividad local e información que ha sido producida por parte de los agentes económicos y sociales del departamento que precisamente participan en la Mesa de Competitividad de Alta Verapaz y que ha ayudado a priorizar proyectos productivos que ahora se están materializando en la zona”, expresó Zapata.

Regiones con potencial

El viernes 31 de enero pasado se reunió la Mesa de Competitividad de Alta Verapaz en la que participan diferentes organizaciones y funcionarios del sector público y privado para impulsar la agenda de desarrollo económico en ese departamento.

Antonio Malouf, ministro de Economía, explicó que en términos de relación-vinculación económica, Alta Verapaz tiene tres dominios:

  • El norte, cuya conexión vial por medio de la Franja Transversal del Norte representa la frontera entre la serranía del Chamá y las tierras bajas del Petén.
  • Las cabeceras municipales que conforman la Ciudad de las Verapaces (Cobán, San Pedro Carchá, San Juan Chamelco, Santa Cruz Verapaz y San Cristóbal Verapaz), integran un nodo urbano que lidera el desarrollo económico de la región. Es ahí donde se concentran los principales servicios, bienestar ciudadano y en general la sede empresarial y gubernamental departamental.
  • La parte sur del departamento, que va desde el tramo de la Carretera RN-7W; ruta comercial que conecta desde Quiche/Huehuetenango hasta el valle de Tactic y transcurre luego hacia la RN-7E a lo largo de la cuenca del Río Polochic y llega a Izabal, esta última es una zona de producción agropecuaria de relevancia. 

El contexto de riqueza natural, biodiversidad y el referente nodo urbano de la Ciudad de las Verapaces puede potenciar los nodos productivos de Turismo, Agroindustria y Energía.

Las líneas estratégicas serían:

  • electrificación rural,
  • bienestar humano en los entornos rurales (educación y salud), y
  • vinculación económica rural-urbana con la Ciudad de las Verapaces.

Malouf consideró que esta es una apuesta que requiere del desarrollo de un sistema urbano, de movilidad multimodal, con énfasis en la sostenibilidad ambiental.

“Dicho desarrollo acepta el potencial de un nodo agro-exportador (Café y Cardamomo), las recientes inversiones en infraestructura urbana y energía podrían ser vinculadas logísticamente (infraestructura vial) con el potencial de desarrollo turístico y de servicios ambientales”, enfatizó el ministro de Economía.

Contraste económico y social

Zapata agregó que existe una consciencia de las limitantes del departamento para su desarrollo en términos de infraestructura estratégica, formación técnica, salud, brechas importantes de género y poca capacidad para articular políticas públicas que ayuden a que su población aumente su productividad.

“Sin embargo, el esfuerzo está teniendo un impacto positivo en la población urbana y esto puede ayudar a reducir la pobreza en el área rural”, destacó el ejecutivo de Fundesa.

Por ejemplo, dijo, han visto aumentos importantes de los ingresos con los servicios aunados a la urbanización y las inversiones en energía que están teniendo los municipios, pero aún no son suficientes para contribuir a los índices económicos del departamento si no cambia el modelo de inversión en infraestructura.

Contenido relacionado:

Mesa de Competitividad de Alta Verapaz teme retroceso en caso de Hidroeléctrica Renace

Las razones por las que la Hidroeléctrica Renace ganó el Premio Forestal Nacional 2019

¿Podría el Inguat comenzar de cero el proceso de creación de marca país?