En un año, las tarifas de energía subieron entre 9 y 23 centavos por kilovatio/hora debido a causas externas, según las autoridades

La Comisión Nacional de Energía Eléctrica (CNEE) fijó nuevas tarifas en los segmentos social y no social para el consumidor final, durante el trimestre de mayo a julio de 2022.

Publicado el
energía tarifas
Cada trimestre hay cambio de tarifas de energía, y en los más recientes la tendencia ha sido al alza. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).

Un nuevo incremento en las tarifas de energía fue autorizado por la CNEE, que cobra vigencia el 1 de mayo próximo, y consiste en 14 centavos por kilovatio/hora al mes (kWh) para los usuarios de Energuate, y de 5 centavos para los de la Empresa Eléctrica de Guatemala, S.A. (EEGSA).

Según las nuevas tarifas fijadas por la CNEE para el segundo trimestre de 2022, el aumento en las distribuidoras de Energuate, es de alrededor de 7%, y en la EEGSA) es de 3.5%. Es así como la Tarifa No social llega a Q2.24 por cada kWh al mes en Deocsa y a Q2.11 en Deorsa, mientras que en EEGSA, el monto se ubicará en Q1.41.

Sin embargo, con este nuevo pliego tarifario, el alza anual es de 9 centavos por kWh al mes en los departamentos de Guatemala, Escuintla, Sacatepéquez y algunas áreas de Santa Rosa y Chimaltenango (alrededor del 7% respecto a un año atrás), mientras que en ese plazo, las tarifas para los usuarios de Energuate han subido 23 centavos por kWh al mes, que representa entre 11% y 13% más que en mayo del 2021.

Al usuario final que consume más de 100 kilovatios hora al mes, la factura le aumentará a partir de mayo en alrededor de Q14 en el área cubierta por Energuate, y unos Q5 a los de EEGSA, esto comparado con los montos cobrados en el trimestre de febrero a abril y de mantener un nivel de consumo similar. A eso se debe añadir el aumento porcentual que representan el impuesto al valor agregado (IVA) y a la tasa de alumbrado público.

Subsidio a la tarifa social

En el caso del segmento de tarifa social, el Instituto Nacional de Electrificación (Inde) informó que se mantiene el subsidio que cubre a quienes consumen de 0 a 88 kWh al mes, y de manera temporal se amplió para los usuarios cuyo contador marca 100 kWh.

  • Este subsidio se aplica de forma en que los usuarios que consumen de 0 a 60 kWh al mes pagan Q0.50 por cada kWh al mes.
  • Aquellos que consumen de 61 a 88 kWh al mes, pagan Q0.87.
  • Al grupo que demanda de 89 a 100 kWh al mes, temporalmente se le dará subsidio y solo deberá pagar Q1.
  • Quienes consumen de 101 a 300 kWh al mes, no tienen subsidios y deben pagar las tarifas plenas del segmento de tarifa social, incluyendo las nuevas alzas.
  • Aquellos que 301 kWh al mes en adelante, tampoco subsidios y deben pagar las tarifas plenas del segmento de tarifa no social, incluyendo las nuevas alzas.

Según la CNEE, la Tarifa Social aplica a unos 2.8 millones de familias guatemaltecas, que significa el 94 % de usuarios del país. Y la Tarifa No Social que se aplica al restante 6% de usuarios del país. Incluye usuarios residenciales, comerciales, pequeñas y medianas fábricas.

Le puede interesar: ¿Busca vivienda? Esta es una guía para aplicar a un crédito con tasa preferencial, según la nueva ley

Las causas

La CNEE atribuye la decisión de aumentar la tarifa a los incrementos en los precios internacionales de los combustibles utilizados para la generación de electricidad que se han registrado durante el segundo semestre de 2021 (como el carbón y derivados del petróleo), además que las alzas se han intensificado durante el primer trimestre del 2022, debido en gran medida al conflicto entre Rusia y Ucrania y las sanciones comerciales que se han implementado desde febrero de 2022.

Sobre las diferencias en los aumentos, se indicó que la matriz energética que EEGSA tiene contratada para proveerse de electricidad ha evolucionado y actualmente alrededor del 80% de la potencia es de generación renovable, lo que la hace menos sensibles a las alzas de los combustibles.

En tanto, Deocsa y Deorsa tienen alrededor de 50% de su demanda firme cubierta por contratos de generación renovable y el resto, con otros combustibles como carbón y derivados del petróleo.

Lea también: Cuánto cuesta y cuánto tiempo tarda inscribir una marca en Guatemala 

El precio del carbón térmico tuvo 380% de incremento a marzo del 2022, respecto a abril de 2021, mientras que el gas natural aumentó 86% en ese plazo y el petróleo de referencia WTI, tuvo un alza de 66%. Otro factor que influye es la inflación, se añadió.

También aprobó el informe de Costos Mayoristas que cada año debe presentar el Administrador del Mercado Mayorista (AMM) para que sean evaluados por la CNEE, ente debe autorizar el traslado de costos de precios de energía y potencia a las tarifas de los usuarios regulados de las distribuidoras. Este se aplica para el año estacional que inicia el próximo trimestre y que comprende desde mayo 2022 a abril de 2023, explica la Comisión.

“Los costos de dicha generación no renovable son muy superiores a los valores promedio durante el último año estacional 2021-2022 y a los históricamente registrados en los últimos 10 años, fundamentalmente derivado de las proyecciones de precios de los combustibles”, expuso la comisión en un boletín. Para EEGSA la variación de costos aumentó 9%; para Deocsa, 15% y para Deorsa 12%.

Más costos de producción

Alejandro Ceballos, vicepresidente de la Comisión de Vestuario y Textil (Vestex), declaró que este es un costo difícil de absorber, ya que el suministro de energía es vital para la elaboración de telas y confección, y en general, para todo productor.

Mencionó que el 80% del costo en la industria es energía en hilaturas, y para confeccionar prendas, el 10%, porque el 70% es mano de obra, aunque se invierten, al final afecta en el proceso productivo, porque la prenda lleva confección y textil.

Aclaró que estos aumentos y los problemas en Shanghái, China, son ajustes que  no se puedan absorber al 100%, por lo que se debe retomar la matriz energética renovable de bajo costo, como las plantas hidroeléctricas.