Estas son las tarifas eléctricas que rigen a partir del 1 de febrero de 2020

Para el siguiente trimestre las tarifas muestran un comportamiento estable, derivado de la evolución de ciertas variables que tienen incidencia directa sobre los costos de generación, informó la Comisión Nacional de Energía Eléctrica (CNEE).

Publicado el

Archivado en:

CNEEElectricidadenergía
Para la Tarifa Social que se aplica a 2.8 millones de familias guatemaltecas, equivalente al 94% de usuarios del país, se observa un comportamiento estable sin variaciones significativas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Para la Tarifa Social que se aplica a 2.8 millones de familias guatemaltecas, equivalente al 94% de usuarios del país, se observa un comportamiento estable sin variaciones significativas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

La CNEE explicó que las variables que incidieron en la estabilidad son los precios internacionales de los combustibles, especialmente el carbón para generación de electricidad, el cual ha tenido un comportamiento favorable y se ha estabilizado en valores inferiores menores que los observados en trimestres anteriores.

Si se considera que la matriz de generación eléctrica cuenta con una componente significativa de generación con carbón, es simple inferir el efecto positivo en los costos de generación, por lo que la variable del precio internacional del carbón ha contribuido al comportamiento estable que se observa en las tarifas de los usuarios para el trimestre febrero – abril 2020.

Otra variable que ha tenido incidencia en la estabilidad tarifaria que se observa es el tipo de cambio del dólar, el cual, luego de mostrar tendencias al alza a lo largo del año 2018 y la mayor parte del 2019, para el trimestre octubre – diciembre 2019 mostró valores estables, alrededor de Q.7.70 por dólar.

Es por ello que los costos de generación, que se valorizan en dólares, tienden a estabilizarse ante un tipo de cambio que no muestra variaciones significativas, como se ha observado en el trimestre de costos trasladados a tarifas en el presente ajuste.

Finalmente, cabe mencionar que el precio Spot de la energía tiene una incidencia marginal sobre los costos de generación de las distribuidoras debido a que la compra de energía que estas realizan en el mercado Spot es baja.

Lo anterior se debe a que las distribuidoras tienen cubierta la mayor parte de su demanda con contratos suscritos a raíz de las licitaciones de energía y potencia en las que estas distribuidoras han participado.

Se observa una reducción del precio Spot en el trimestre de costos trasladados a tarifas, pero la contribución de su efecto en los costos de las distribuidoras ha sido únicamente coadyuvar a mantener la estabilidad de los mismos y, por ende, de las tarifas finales a los usuarios.

Cambios imperceptibles

El presidente de la CNEE, Rodrigo Fernández, explicó que para las tarifas tuvieron cambios casi imperceptibles por varios factores como “una caída dramática” del precio spot (del mercado de oportunidad es decir compra y venta de energía sin contrato), una baja en los precios del carbón y la estabilización del tipo de cambio.

Para este ajuste trimestral se calcularon sin la nueva metodología para el traslado de costos del Valor Agregado de Distribución (VAD) a las tarifas porque la resolución en la cual se establece aún está suspendida por la Sala Quinta de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

El VAD es el valor máximo que pueden cobrar las empresas a los usuarios por sus servicios de distribución de energía, dicho cobro se hace dentro de la factura.

Para este trimestre se aplicaron fondos de reserva de forma conservadora. Estos se basan en la disposición legal que permite diluir en varios trimestres el impacto de los costos en las tarifas.

Tarifas finales

Para la Tarifa Social que se aplica a 2.8 millones de familias guatemaltecas, equivalente al 94% de usuarios del país, se observa un comportamiento estable sin variaciones significativas.

Cabe indicar que los usuarios de Tarifa Social de todo el país que tengan un consumo mensual de hasta 88 kilovatios hora (aproximadamente 1.7 millones de familias guatemaltecas, equivalente al 55% de usuarios del país), son beneficiados con un descuento en su facturación, resultado de la aplicación del “Aporte a la Tarifa Social INDE” por lo que dichos usuarios pagan precios aún más bajos derivados de este descuento.

De igual forma, la Tarifa No Social que se aplica al 6% de usuarios del país no tiene variaciones, manteniendo un comportamiento estable para el trimestre febrero – abril 2020.

Contenido relacionado:

Inde retira a cúpula de gerentes y examinará últimos contratos millonarios

MEM aprobó hidroeléctrica de 40 megavatios un día antes del cambio de gobierno

Sector eléctrico teme que se encarezcan las transacciones de energía regionales