Evasión y flujos ilícitos, desafíos fiscales de Latinoamérica, según la Cepal

La secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcena, afirmó este lunes que el multilateralismo contribuye a crear estrategias para combatir la evasión y los flujos líticos, los mayores problemas fiscales que enfrenta la región.

Según Cepal, Latinoamérica mejoró su posición fiscal en 2018 aunque eso no impidió un alza de su deuda pública. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Según Cepal, Latinoamérica mejoró su posición fiscal en 2018 aunque eso no impidió un alza de su deuda pública. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

En el XXXI Seminario Regional de la Política Fiscal, que reunió a autoridades de diez países de América Latina y el Caribe, Bárcena afirmó que el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 requerirán cambios en la política tributaria de los Gobiernos.

“El cumplimiento de la Agenda 2030 en la región depende de la capacidad de los países de movilizar recursos domésticos. Para ello, la región debe analizar opciones para fortalecer su recaudación y evitar que se erosionen sus bases tributarias”, agregó la máxima representante de la Cepal.

En este sentido, Bárcena también destacó la necesidad de crear relaciones multilaterales que contribuyan a la creación de estrategias para combatir los problemas fiscales que enfrenta la región.

Según los últimos cálculos del organismo, el costo de la evasión y la elusión fiscal en Latinoamérica y el Caribe alcanzó el 6.3% del Producto Interno Bruto (PIB) en 2017, cifra equivalente a US$335 millones.

“Ningún país puede hacer nada de esto solo. Es necesario el espacio multilateral regional para el análisis y la coordinación fiscal para construir posiciones conjuntas orientadas a reducir asimetrías globales y ampliar el diálogo con empresas transnacionales”, aseguró Bárcena.

En este seminario, la Cepal presentó el informe del Panorama Fiscal de América Latina y el Caribe 2019, en el que se concluye que los ingresos tributarios de la región aún son insuficientes para financiar el cumplimiento de los ODS.

Mejora posición fiscal, pero la opaca la deuda pública

Asimismo, el documento muestra una mejora en la posición fiscal en la región que, sin embargo, se ve contrastada con una alza en la deuda pública bruta.

Bárcena indicó que desde la Cepal se proponen varias medidas para que los países logren alcanzar la Agenda 2030 de objetivos fiscales.

Entre ellos, destacó la adopción de impuestos a la economía digital y salud pública, añadir tributos ambientales para incentivar la descarbonización de la economía y fortalecer el impuesto sobre la renta de la persona y la propiedad inmobiliaria.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), también conocidos como Objetivos Mundiales y que se incluyen en la Agenda 2030, son un llamado universal a la adopción de medidas para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad.

América Latina mejoró su posición fiscal en 2018 aunque eso no impidió un alza de su deuda pública, que aumentó hasta el 42.3% del Producto Interno Bruto (PIB) regional, indicó este lunes un organismo de la ONU encargado de promover el desarrollo económico de la zona.

El resultado anual arrojó un déficit fiscal primario del 0.5% en 2018, menor al 0.8% observado en 2017, el nivel más bajo en seis años para la diferencia entre los gastos corrientes de los Estados y su recaudación, según el estudio Panorama Fiscal de América Latina y el Caribe 2019, presentado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) en su sede de Santiago.

La baja se explica principalmente por el recorte registrado en el gasto primario de los Estados -gastos totales excluidos los pagos de intereses de la deuda-, que disminuyó desde un 19% del PIB en 2017 a un 18.6% en 2018.

“La consolidación fiscal en la región ha resultado en una mejora del resultado primario, pero con menor contribución del gasto público en el PIB”, explicó Alicia Barcena, secretaria general de la Cepal.

Crece la deuda pública

La deuda pública bruta en América Latina se incrementó, sin embargo, y alcanzó un 42.3% del PIB en 2018, frente al 39.4% del PIB registrado en 2017.

“Este incremento refleja principalmente el comportamiento de la deuda bruta en la Argentina, que aumentó 38 puntos porcentuales del PIB entre 2017 y el tercer trimestre de 2018, alcanzando un nivel del 95.4% del PIB”, explicó el reporte de la Cepal.

“Es importante señalar que este aumento registrado en América Latina ha conllevado un incremento en los pagos de intereses”, agregó la publicación.

En el Caribe, en cambio, el nivel de la deuda pública bruta disminuyó, aunque éste se mantuvo elevado, al pasar del 74.3% del PIB en 2017 al 72.4% del PIB en 2018.

En Brasil, en tanto, la deuda alcanzó a un 77% del PIB, mientras que en Costa Rica llegó al 53%; en Colombia, al 47% del PIB; y en México, al 35%.

La presentación del informe se realizó en el marco del XXXI Seminario Regional de Política Fiscal en el que participaron los ministros de Economía de Bolivia, Luis Arce, el ministro de Hacienda de El Salvador, Nelson Fuentes, y el subsecretario de Hacienda de Chile, Francisco Moreno, entre otras autoridades de la región.

Contenido relacionado:

> Políticas centroamericanas deben mermar efecto de la migración, según el Consejo Monetario

> Estos son los prometedores beneficios que ofrece la Inteligencia Artificial para Centroamérica

> Hacia dónde va la movilidad eléctrica en Guatemala