Exportaciones perfilan cerrar en terreno negativo este año 

En octubre el indicador registró comportamiento negativo y sugiere que la tendencia para este ejercicio será negativa, atribuida a factores económicos y no económicos.  

Las exportaciones de azúcar tuvieron una caída de 25% en octubre pasado y se han recibido US$182 millones menos en divisas con respecto al año pasado. El ingreso por exportaciones asciende a US$545 millones. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Las exportaciones de azúcar tuvieron una caída de 25% en octubre pasado y se han recibido US$182 millones menos en divisas con respecto al año pasado. El ingreso por exportaciones asciende a US$545 millones. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Las exportaciones de Guatemala registraron una caída de 2.6% en octubre y con ese ritmo se supone que finalizarán para este ejercicio.

Las ventas al exterior no lograron recuperarse de la tendencia que se empezó a marcar en el primer trimestre del año, y todo apunta que cerrarán en negativo con relación al año anterior.

El reporte de comercio exterior del Banco de Guatemala (Banguat), indica que las exportaciones se situaron en US$8 mil 978 millones, lo que significa US$241 millones menos con relación a octubre del año pasado —interanual— que fue de US$9 mil 219.6 millones.

Las exportaciones fue un indicador revisado a la baja este año, y   en la evaluación de la economía en julio pasado se situó en un crecimiento de 1.5% a 3.5%, menor al rango original, que era de 3.5% a 6%, respectivamente.

El sector de artículos de vestuario encabeza las estadísticas, con US$1 mil 209 millones, o sea un incremento de 6.4%.
Lea además: Q6 mil millones circulan desde este fin de semana por pago de aguinaldo

Mientras que las importaciones se situaron en un crecimiento de 8.9%, para sumar US$16 mil 415 millones. Se proyecta que las importaciones crecerán en el rango del 6% al 9%.

Causas

Amador Carballido, director general de la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport), aseveró que, con esta tendencia, es muy difícil que en noviembre y diciembre se puedan revertir las cifras y se perfila que este año cerrarán en negativo, por lo que es un escenario predecible.

El directivo enumeró por lo menos tres causas que explican este comportamiento y que son razonables para el sector.
La primera está asociada a la caída internacional de precios en productos agrícolas que tienen mayor peso en la oferta exportable, que son azúcar, café, banano, cardamomo, caucho —hule— y palma africana.

“La disminución de precios de las materias primas que se exportan están fuera de control de los agentes económicos guatemaltecos y contrarrestar esa cantidad es muy difícil”, afirmó el directivo.

Por ejemplo, las cifras indican que por la venta de azúcar hay una caída del 25%, café 8% y caucho, 16%. Mientras, que banano registra un crecimiento de apenas, 1.7%, grasas y aceites —que se extra en parte de la palma— 2.3%, y cardamomo 13%.

Por otro lado, explicó el directivo, también influyó la no exportación de piedras y metales preciosos y semipreciosos, en este caso en particular por la suspensión de operaciones de minera San Rafael.

Por último, los acontecimientos y contracción de la economía en Centroamérica en el 2018. Por ejemplo, la economía de El Salvador —que es el principal socio comercial de Guatemala en la región— no despegó y el ambiente hostil que se generó en Nicaragua.

“Aunque en volumen hubo incremento, el factor precio fue la principal causa”, añadió Carballido.

Sobreproducción

José Santiago Molina, presidente de la Gremial de Palmicultores de Guatemala (Grepalma), expuso que en general el sector agroexportación estuvo deprimido por la tendencia de los precios internacionales, una sobreoferta en el mercado, y ahora con la amenaza que el proteccionismo y disputas comerciales a escala  mundial  podrían influir.

El dirigente explicó que, en el caso del aceite de palma, en octubre y noviembre último alcanzaron precios que se habían reflejado en 2008, de US$475 —en promedio—  la tonelada métrica, atribuido a la venta de los inventarios de Indonesia y Malasia, que obligó una caída.

“Estos precios preocupan porque se han realizado esfuerzos en incrementar el número de hectáreas sembradas y que ayudan a generar empleos, a las economías locales, divisas y que la banca local aportó para financiación e   inversión importante”, resaltó Molina.

Explicó que este año se esperan cerrar con una producción de 750 mil toneladas de aceite de palma y 900 mil para el siguiente, con un incremento anual del 20%, ahora con la incertidumbre de la baja en precios.
Le puede interesar: Guatemala se promociona en el Times Square con la campaña turística “Corazón del Mundo Maya”

El informe de la banca central detalla que, por mercados, el 36% de las exportaciones se destinaron hacia los Estados Unidos, con US$3 mil 271 millones, seguido de Centroamérica, 28.5%, con US$2 mil 554 millones y la eurozona, 8.3%, que generaron US$747.9 millones. Le siguen México, Panamá y Canadá, respectivamente. 

Pronostico para 2019

Las perspectivas de precios de los bienes agrícolas que Guatemala exporta, por lo menos se mantendrán y no seguirán con una tendencia a la baja como se observó este año.

Un informe de la banca central dice que la recuperación de precios se observará hasta en el 2020 y para el siguiente año no se proyecta mayores cambios.

Los consultados, coinciden que en general se observa una mejora de las exportaciones, atribuida, por un lado, el desempeño de la economía de los Estados Unidos.

Mientras que en la región se espera una reactivación en los mercados centroamericanos.

A pesar de que es un año electoral, para el sector exportador no se perfila que genere mayores expectativas.

El temor podría venir por el proteccionismo y otras medidas que puedan adoptar países como Estados Unidos y la República Popular de China.

Contenido relacionado 

Autoridades confirman que la economía nacional crecerá menos este año
Exportaciones del país siguen perdiendo fuerza 
> Economía registra mayor dinamismo en segundo trimestre del año