Exportaciones del país siguen perdiendo fuerza 

El ingreso de divisas por exportaciones acumuló en julio otro mes en terreno negativo, como resultado del impacto de los precios internacionales sobre todo de los bienes agrícolas. 

El volumen de pedidos para artículos de vestuario registra un incremento para atender la temporada de fin de año en los Estados Unidos, reporta Vestex. Este sector lidera las exportaciones a julio. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
El volumen de pedidos para artículos de vestuario registra un incremento para atender la temporada de fin de año en los Estados Unidos, reporta Vestex. Este sector lidera las exportaciones a julio. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Las exportaciones a julio se situaron en US$6 mil 454.7 millones (Q47 mil 312 millones), menor en US$185.7 millones, con respecto al mismo mes del año pasado lo que significa una caída de 2.8%, según las cifras de comercio exterior que publicó el Banco de Guatemala (Banguat).

En julio del 2017, las exportaciones se habían situado en US$6 mil 640.4 millones.

Las estadísticas señalan que entre los 10 primeros productos que registraron una caída está el café con 5.4% y el azúcar, 27.6%, pero tienen un peso importante en la oferta exportadora.

Por café, el ingreso de divisas fue de US$543 millones, o sea US$30 millones menos que el año pasado, y por azúcar, US$448.4 millones, menor en US$171 millones.

Lea también: Contrabando de agroquímicos genera pérdidas por US$56 millones en el país

En el caso del banano, el monto fue US$457 millones con un crecimiento de apenas 2.1%, pero se mantiene estable. 
Mientras que el hule la caída fue de 21% por US$82.9 millones.

Óscar Monterroso Sazo, gerente general del Banguat, explicó hace algunos días que la caída de los precios internacionales de los cuatro principales productos agrícolas que son el café, azúcar, banano y caucho (hule) es la causa que explica la caída de las ventas al exterior.

Sin embargo, hay bienes que compensan las caídas como los artículos de vestuario y textil, frutas frescas y cardamomo.
El funcionario manifestó que la caída de precios de los productos agrícolas impactará en el ciclo de este año, pero cerrarían aún en un terreno positivo en el rango de 0.5% a 3.5%.

En todo caso, explicó que la leve recuperación se observará en el 2020.

Compensadores 

Aunque la caída de las exportaciones está impactando en los bienes agrícolas, Alejandro Ceballos, presidente de la Comisión de Vestuario y Textil (Vestex) adscrito a la Asociación Guatemalteca de Exportadores, enfatizó que esperan este año crecer a dos dígitos por la alta demanda que tienen los clientes, sobre todo en los Estados Unidos, en parte por las medidas fiscales que adoptó el gobierno Donald Trump.

Otro factor, dijo, es que parte de la producción en Nicaragua y El Salvador se está destinando para fábricas locales.
“Hay más órdenes de pedidos y estamos entrando en la temporada fuerte que es de fin de año, donde los volúmenes se incrementan”, enfatizó.

Le puede interesar: SAT hace ajustes por subvaloración de mercancías por Q125 millones

Las exportaciones son encabezadas por artículos de vestuario que a julio el monto era de US$828.4 millones, o sea US$55 millones más que el año pasado.

Crecen importaciones

Con respecto a las importaciones, en julio se situaron en US$11 mil 256.9 millones, con un crecimiento de 9% o sea US$938.6 millones más que el año pasado cuando se situaron en US$10 mil 318 millones.

El reporte señala que por país de origen, el 38% de las importaciones a julio provinieron de los Estados Unidos con US$4 mil 282 millones y seguido de Centroamerica, con  US$1 mil 301 millones (11%).

Además México, con US$1 mil 217 millones (10.8%) y la República Popular de China, con US$1 mil 301 millones (10.7%) y la Eurozona con US$816 millones (7.2%).

Para este año, se proyecta que las importaciones tendrán un crecimiento entre el 6.5% al 9.5%.

Contenido relacionado 

1 año de Unión Aduanera con Honduras: Mejora el comercio pero persisten retos 
Triángulo Norte tiene potencial para comercializar con México
Los precios mundiales del café estan siendo controlados por corporaciones