El mejor salario no incluye dinero o sí ¿Qué es el salario emocional?

Horarios flexibles, labores remotas, tiempo para temas personales, capacitación, lugares de relajación, actividades de bienestar, beneficios sociales o voluntariado son algunos ejemplos del paquete de compensaciones que incluye el salario emocional.

Expertos hablan de la importancia del salario emocional en las empresas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Expertos hablan de la importancia del salario emocional en las empresas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Pero, ¿reconoce cuál es ese salario que le otorga su empresa? O bien, como gerente de una organización, ¿considera importante implementar un salario emocional en su empresa?

Expertos en el tema, gerentes de recursos humanos y profesionales destacan la importancia de este sueldo, que va más allá de lo económico.


Un colaborador que se encuentra conectado con su trabajo y motivado es más productivo y estas son algunas razones por las cuales es importante que las empresas revisen qué tipo de beneficios brindan, afirma Jaime Leal, experto y conferencista internacional en el tema.

“Algunas empresas han optado por ofrecer un menú saludable, horarios flexibles, opciones de teletrabajo, transporte, mobiliario ergonómico y hasta guarderías infantiles, o en algunos casos permiten a sus colaboradores llevar mascotas al trabajo. Así de diverso es el mundo del salario emocional”, resalta el experto.

Egor Espinosa, director de desarrollo humano del Grupo 361, plantea que el tema va muy de la mano con la flexibilidad, seguridad, equidad y reconocimiento. “Todos esos valores se están tratando de agrupar y amarrarlos con un plan estratégico”, indica el profesional.

Espinosa relata que la empresa a la que asesora ha implementado el salario emocional, que va de la mano con un plan estratégico.

Por ejemplo, en la empresa, la manera de retribuir a los empleados, en cuestiones de carácter no económico, es lo que llamamos horas comodín, en lugar de horas extras, dice Espinosa.

No es aconsejable copiar los salarios emocionales.

Copiar tendencias y modelos de otras organizaciones puede ser un grave error y un desperdicio del presupuesto.” transformer=”gsi.gn3quote.PL_SCD_Quote_Gris” /]
El método consiste en que un colaborador puede acumular horas que luego se convertirán en descanso o en una oportunidad de poder realizar alguna actividad que necesite.

“Las horas pueden ser acumuladas sin tocar sus días de vacaciones; por ejemplo, algún colaborador que haya acumulado ocho horas comodín puede solicitar no llegar un día completo de trabajo y ese día su pago es normal”, ejemplifica el profesional.

Es importante que este tipo de programas se fomenten a través de la conciliación laboral y se establezcan políticas para poder ejecutarlos, aconseja Espinosa.

Retener el talento

Susana Búcaro, psicóloga industrial y organizacional, enfatiza que específicamente para la generación de los millennials, el factor económico —un buen sueldo—, ya no es suficiente.


“Es una generación caracterizada por el deseo de crecer, tanto en su profesión como en otros aspectos de su vida”, apunta la psicóloga.

En ese sentido coincide Leal, quien afirma que el salario emocional ha llegado para quedarse, y a pesar que no es un nuevo descubrimiento, las empresas se han dado cuenta de la importancia que tiene para la atracción y retención de talento, especialmente en la actualidad, cuando las nuevas generaciones están buscando algo más que dinero.

Búcaro añade que el promedio de permanencia actual dentro de una organización es de entre uno y tres años.

La psicóloga industrial explica que para retener y mantener un equipo integrado se necesita apostar por mayores beneficios, especialmente enfocados en una mejor calidad de vida: salud, desarrollo profesional, proyección social, manejo de tiempo libre y familia.

“La deficiencia de uno de los dos tipos de salario no es compensada por la otra forma”, dice Búcaro.


Andrea Gutiérrez Bartlett, psicóloga industrial y experta en recursos humanos, comenta que este tipo de incentivos permite que el trabajo del colaborador sea reconocido y que al mismo tiempo este se sienta motivado.

Gutiérrez añade que este sistema de incentivos es un apoyo para el departamento de recursos humanos, porque permite atraer y retener al personal de la empresa.

La profesional afirma que existen empresas nacionales y trasnacionales que ya aplican este sistema de incentivos no monetarios, con los que benefician al trabajador y logran retener su mejor talento.