Fitch Ratings bajó calificación de Nicaragua por contracción económica

Ficth Ratings bajó la calificación de la deuda soberana de Nicaragua de “B” a “B-” por una contracción económica mayor a la esperada, un creciente déficit fiscal y mayores riesgos financieros.

La calificadora de riesgo agregó que el riesgo de inestabilidad política sigue siendo alto y perjudica las perspectivas de crecimiento. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
La calificadora de riesgo agregó que el riesgo de inestabilidad política sigue siendo alto y perjudica las perspectivas de crecimiento. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Esta es la segunda vez en el año que Fitch Rating revisa la calificación de riesgo nicaragüense, la primera fue en junio, cuando mantuvo la calificación de “B”, pero reviso a la baja su perspectiva de “estable” a “negativa”. 


El comunicado compartido por la calificadora cita que la baja en la calificación y la perspectiva negativa, reflejan una contracción económica mayor de lo esperado, un creciente déficit fiscal, liquidez externa más débil, y mayor riesgo de restricciones de financiamiento interno y externo.

La calificadora de riesgo reconoce que aunque hoy la violencia es menor, la inestabilidad persiste y el país está expuesto a otra clase de presiones, tanto internas como externas.

El informe agrega que “Fitch proyecta que los ingresos del gobierno central caerán 1.6 puntos del PIB en 2018, debido a la menor actividad y menor cumplimiento tributario. El Gobierno reaccionó a la caída de ingresos, revisando el presupuesto 2018 para cortar gastos por 1,4% del PIB, sustituyendo financiación externo por financiación local”.

El déficit del INSS y el del gobierno general, continúan creciendo. Mientras que el del Instituto pasará de 0.6% del PIB en 2017 a 1.1% del PIB en 2018, (y se agravará ante la ausencia de una reforma paramétrica), el déficit del gobierno general crecerá más del doble, para pasar del 1.4% del PIB en 2017, al 3.2% del PIB en 2018, reporta Confidencial.

“Se prevé que la deuda del Gobierno aumente a 46.8% del PIB a finales de 2018. El hecho que el 89% de la deuda del Gobierno sea en moneda extranjera o indexada a moneda extranjera (principalmente dólares) plantea riesgos a la dinámica de la deuda”, dicta el comunicado.

La Inversión Extranjera Directa (IED) ha sido visiblemente afectada, según las cifras de Fitch Ratings, que indican que en los primeros seis meses del año se redujo en unos US$126 millones, es decir, una caída interanual de 23%.

La IED neta para este año alcanzará solo el 3.2% del Producto Interno Bruto (PIB), frente al 5.9% de 2017. Es decir, la agencia considera que este año solo se alcanzarán unos US$428.16 millones.

La agencia sostuvo que el gobierno está bajo presión internacional por la represión que se ha desatado desde el pasado 18 de abril. 

Contenido Relacionado:

> Fitch Ratings alertó en septiembre pasado que tensiones políticas debilitan la economía en Guatemala
> Standard & Poor´s confirma calificación de riesgo crediticio para Guatemala en BB- con perspectiva estable
> Banco Promerica colocó US$200 millones en bonos en los mercados internacionales