Generación de energía con hidroeléctricas creció 67% por la tormenta Amanda

La semana del 31 de mayo al 6 de junio el parque generador con hidroeléctricas registró ese comportamiento por el aumento de lluvias por efecto de la tormenta Amanda. Sin embargo en el área de Chixoy el comportamiento fue diferente.

A pesar del aumento de lluvia por la tormenta en varias regiones del país, en en la cuenca del río que alimenta la hidroeléctrica Chixoy, no se registraron altos niveles de lluvia. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).
A pesar del aumento de lluvia por la tormenta en varias regiones del país, en en la cuenca del río que alimenta la hidroeléctrica Chixoy, no se registraron altos niveles de lluvia. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).

La generación de energía con las hidroeléctricas creció 67.5% durante la semana en que  la tormenta Amanda impactó en el país, y se incrementó más del doble respecto de lo que se tenía programado para esas fecha.

Datos de la Comisión Nacional de Energía Eléctrica (CNEE) refieren que en la semana del 31 de mayo al 6 de junio se tenía previsto que las hidroeléctricas aportaran entre el 21.8% y el 37.5% del total de energía en el país según la programación que lleva a cabo el Administrador del Mercado Mayorista (AMM), ente encargado de operar el sistema nacional de electricidad.

Sin embargo por efecto de la lluvia que cayó en el país debido a la tormenta en mención, incrementaron los  caudales en las diferentes cuencas del país y el aporte pasó a significar entre el 53.8% y 67.8%, refirió el presidente de la CNEE, Rodrigo Fernández. Más del doble del que se tenía previsto.

Cómo se registró generación

Respecto a la semana anterior a esa (del 24 al 30 de mayo) el aporte creció 67.5%, se agrega en los datos de la Comisión. Mientras que se redujo en 50% la participación de turbinas de vapor que generan con carbón).

Es decir que mientras la última semana de mayo la generación con agua representó el 35.39% en la primera de junio llegó a representar el 59.31%.

En tanto el carbón pasó de significar el 40.35% a 19.99%. Este recurso estaba teniendo un alto aporte porque ya se había terminado la zafra azucarera, época en la cual los ingenios generan con biomasa.

Las transacciones de importación por medio de la interconexión eléctrica  con México permanecieron estables y aportaron alrededor del 15% ambas semanas.

Ese comportamiento es  favorables para una baja en los costos de generación. Fernández dijo que  bajó el aporte que hacen energías no renovables con tecnologías como turbinas de vapor, motores reciprocantes o aquellas cuyos sotos  variables de generación más elevados.

El precio promedio spot (venta de energía sin contrato en el mercado de oportunidad) fue de US$42.08 por megavatio en la semana del 31 de mayo al 6 de junio. Mientras que en la semana anterior a esa, del 24 al 30 de mayo se registró el promedio de US$57.03.

En las tarifas reguladas fijadas para los usuarios de las distribuidoras no se refleja cambio ya que esas tarifas cambian cada tres meses, el próximo ajuste cobraría vigencia el 1 de julio.

Autoridades del sector están a la expectativa del comportamiento del invierno durante el 2020. En el 2019 se registró  uno de los inviernos más secos en los últimos años según indicaba en septiembre de ese año el presidente del AMM, Edgar Navarro.

Así fue la generación de energía por tipo de recurso para cubrir la demanda de la semana 22 (del 24 al 30 de mayo), 23 (del 31 de mayo al 6 de junio) y 24 (del 7 al 13 de junio). El área azul corresponde a hidroeléctricas. (Foto, Prensa Libre: AMM).

A ese mes del 2019 la generación con recursos renovables, principalmente con agua, había caído 35%  y por varios meses se debió sustituir  con recursos no renovables como generación térmica principalmente con carbón, además de búnker. En noviembre se recuperó el embalse de Chixoy, la hidroeléctrica más grande del país, debido a un aumento de la lluvia en ese mes.

En el 2019 la generación llegó a 13 mil 368.76 gigavatios. Por tipo de recurso cerró en 32.77% el aporte de las hidroeléctricas. Además biomasa, 13.92%; eólico, 2.47%; vapor geotérmico, 1.96%; solar 1.75%: biogás, 0.18%; carbón, 28.84%; coque de petróleo,  5.63%; búnker 524.48 3.92%, diésel,  0.01%, y las importaciones significaron 8.53%.