Cómo instalar su propia fábrica de salsas con calidad de exportación

Para crear un producto de calidad de exportación es necesario cumplir con varios procedimientos y registros sanitarios que son importantes para poder comercializarlo tanto en el mercado local como internacional.

Lo más importante para poder instalar una fábrica de salsas es que la receta contenga un valor agregado. (Foto Prensa Libre: Shutterstock)
Lo más importante para poder instalar una fábrica de salsas es que la receta contenga un valor agregado. (Foto Prensa Libre: Shutterstock)

Los guatemaltecos se caracterizan por incluir recados en sus comidas, y por lo general las mejores ideas y recetas surgen desde un rincón del hogar, mientras prepara los alimentos para su familia la inspiración y un toque de amor puede derivar en una salsa muy original.
 


Para Luisa Fernanda Ruiz, gerente de mercadeo de salsas La Marketina lo más importante para poder instalar una fábrica de salsas es que la receta contenga un valor agregado y se diferencie de la competencia, porque estos productos son uno de los más competitivos que existen actualmente.
 
Luego de haber elaborado el plan de negocios, del análisis de mercados y determinar los procesos estandarizados para poder ofrecer productos homogéneos y de calidad, se necesita una fórmula o receta que contenga un diferenciador.
 
“Cada salsa ofrece un factor diferente, entonces hay que innovar en sabor, texturas y calidad”, comenta la empresaria.
 
En opinión de Miriam de Gómez, fundadora y gerente general de salsas La Chilera, una clave para
empezar en el negocio es poner todo el esfuerzo por hacer bien los procedimientos desde el principio.

Mercados

El núcleo de salsas que pertenece a la Comisión de Alimentos y Bebidas de la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport) le apuntan al mercado estadounidense y centroamericano.
 
“El mercado nostálgico es llamativo, pero los mercados están abiertos a todo tipo de salsas, no es solo para Estados Unidos, pueden ser productos de paladar internacional”, afirma Ruiz.
 
De Gómez comenta que precisamente el mercado nostálgico es el que mejor ha reaccionado con sabores típicos tradicionales. Sin embargo, es importante innovar y generar nuevos sabores.
 
Por ejemplo, Ruiz menciona una salsa picante de chiltepe que contiene un ingrediente nacional, se puede agregar otros ingredientes que lo convierten en un sabor variado.
 
O bien, utilizar pimientos morrones, que son ingredientes que se conocen a nivel mundial y es aceptado por los consumidores. 

Inversión

Para Ruiz no es necesario contar con grandes inversiones para poder empezar con una empresa de salsas. En su experiencia, que comenzaron con equipo e instalaciones básicas, lo más importante son las buenas prácticas de manufactura que garanticen la calidad del producto.
 
Según Ruíz es mejor empezar en pequeño, para ir probando las recetas, analizar cómo las aceptan los clientes, posicionarlo y definir la marca, para luego definir un plan de inversión más elaborado.
 
Para arrancar con este modelo de negocio, Ruíz, estima unos Q5 mil o incluso menos.
Cuando se piensa en exportar, sí se necesita de una inversión inicial de al menos unos Q10 mil.
 

En el negocio de las salsas es importante innovar y generar nuevos sabores. (Foto Prensa Libre: Shutterstock)

Requisitos:

  1. Ministerio de Salud: licencia sanitaria y registros.
  2. Ministerio de Ambiente: Estudio de Impacto Ambiental.
  3. Código de Barras: Es importante porque es un código internacional que valida mi producto en cualquier mercado, es la identificación del producto.
  4. Etiqueta: Que contiene ingredientes, tablas nutricionales, código de barras.
  5. Sistemas de inocuidad y controles preventivos: con el objetivo de mantener la calidad. 

Materia prima

Uno de los objetivos de este nuevo núcleo de salsas es poder organizarse y captar más empresas que estén interesados en realizar alianzas con productores locales que cumplan con los estándares del mercado internacional.
 
Al ser más de un fabricante el interesado en adquirir materia prima es más atractivo para los productores.
 
Este punto no es sencillo, refiere de Gómez, porque si bien existen productores agrícolas, no todos cumplen con esos requisitos.
 
Por ello las alianzas son importantes, enfatiza de Gómez, se trata de un ganar-ganar.
 
Si está interesado en sumarse al núcleo de salsas de la Comisión de Alimentos y Bebidas de Agexport puede escribir a jennifer.mendoza@agexport.org.gt o bien llamar al 2422-3406.
 
¡Ánimo! Si tiene una buena receta de un recado o salsa puede convertirse en su próximo negocio.