“Hay temas en que no podemos participar”: La respuesta del Inguat al grito de ayuda del sector turístico

El Inguat, ente rector del turismo en el país, se desligó de más de la mitad de los requerimientos que hizo el Comité de Crisis del sector privado para rescatar la actividad económica impactada por la pandemia del coronavirus.

Mynor Cordón, director del Inguat, explicó las acciones que impulsa esa institución para reactivar el turismo, sin embargo dijo que hay otras que el sector privado las debe presentar en las respectivas entidades encargadas. (Foto, Prensa Libre: Inguat).
Mynor Cordón, director del Inguat, explicó las acciones que impulsa esa institución para reactivar el turismo, sin embargo dijo que hay otras que el sector privado las debe presentar en las respectivas entidades encargadas. (Foto, Prensa Libre: Inguat).

Dicho Comité, integrado por 24 asociaciones y que representan a más de 900 empresas, presentó esta semana una propuesta de 11 acciones necesarias para el rescate ya que registraron caídas de 76% en llegada de visitantes extranjeros y un dato similar en divisas, así como caída en el turismo interno que conllevaron pérdida de empleo y cierre de empresas.

El Instituto Guatemalteco de Turismo (Inguat) dio a conocer el jueves 25 de febrero su plan de trabajo para el 2021 y las acciones para la reactivación económica de la actividad, sin embargo, al ser consultado el director, Mynor Cordón, acerca de la petición del sector privado, enumeró que de las 11 acciones propuestas solo 5 corresponden a funciones del Inguat, y de las otras seis dijo que deben acudir a cada una de las entidades correspondientes.

El funcionario indicó que se han reunido en diversas ocasiones con el Comité de Crisis en mención y que la nueva petición es similar a la que presentaron en el 2020, excepto la que se refiere vacunación masiva de personal del sector de turismo.

En algunas el Inguat va a dar mucho acompañamiento, “pero en otras no podremos participar” por lo que la Cámara de Turismo (Camtur) y Asociaciones tienen que dar seguimiento con las otras en entidades del Estado (tanto del Ejecutivo como del Legislativo), dijo el funcionario.

“Hay temas que no son potestad del Inguat”, expuso. Además, “el sector debiera acercarse a los ministerios de Trabajo y Economía”, también “dividir en áreas las propuestas y dirigirlas a donde corresponden”, agregó.

Cordón dijo que la solicitud de vacunación masiva para incluir en la fase 3 al personal de primera línea del sector turístico es un tema que le corresponde al Ministerio de Salud.

Las acciones para dotar de liquidez a las empresas para cubrir sus obligaciones (como diferimiento impuestos y obligaciones tributarias o sociales como ISO, IVA, Impuesto de alojamiento, IGSS e Intecap), le corresponden a otras instancias, agregó.

Tampoco es facultad de esa entidad la creación de fines de semana largos, de un fondo de garantía para las empresas que no son sujetos de crédito y un fondo de protección al empleo para el turismo, según dijo al mencionar cada una de las propuestas.

Lea también: El 16.3% de las empresas turísticas no sobrevivieron a la pandemia

En tanto acerca del tema de la seguridad del turista, el funcionario expuso que sí es función del Inguat parte de la de bioseguridad en el aspecto de establecer medidas como las 13 guías de buenas prácticas que elaboraron, las certificaciones y sellos para servidores turísticos. Incluso dijo que Camtur es embajadora en este tema y puede hacer el proceso con sus asociados.

Comentó que el Inguat también están ejecutando la campaña de promoción de turismo interno, además de la creación de una burbuja regional (con el Triángulo Norte) para que los turistas lleven ciertos controles, pero puedan ingresar a los países con más facilidad y para lo cual ya están en pláticas con las autoridades turísticas de Honduras y El Salvador.

Respecto a la propuesta de lanzar una campaña de promoción internacional en los principales países emisores, expuso que están iniciando acciones en los más cercanos, como los dos mencionados antes, también en el Sur de México, y conforme se comporte la tendencia de viajes se irá ampliando.

Se prevé que los primeros visitantes provendrán de países cercanos como Centroamérica y México y los que se trasladen por vía aérea provendrán de donde los vuelos no sean mayores de 2 a 4 horas, explicó.

En tanto por la solicitud de aumentar la conectividad aérea indicó que se trabaja en atraer más vuelos. Hay en puerta la posibilidad de una frecuencia más de Iberia, aunque todavía mantienen baja ocupación, mientras que Frontier y Jet Blue han anunciado su próxima llegada al país, expuso Cordón.

Al final de la conferencia, el funcionario dijo que “para que no se vaya a mal interpretar el tema, cuando menciono que hay gestiones que no son directamente de Inguat, vale la pena mencionar que aquí nosotros serviremos también de puente de comunicación con el resto de instituciones del Ejecutivo que tengan que ver de una manera u otra, para que estas gestiones que solicite el sector privado tengan un sentido, tengan un eco y tengan una apertura, para que se les pueda abrir esa puerta que hoy necesitan tener con otros ministerios, otras secretarias y direcciones”.

Le puede interesar: Retener liquidez: Cómo la pandemia aumentó el ahorro en moneda nacional y extranjera (y qué podría pasar)

Campañas y presupuesto

Entre las medidas anunciadas el jueves por el Inguat dio a conocer que efectuará tres campañas de promoción nacional e internacional. Una será la promoción permanente interna para la cual eligen dos o tres departamentos por mes.

La segunda es la campaña de acompañamiento de las diferentes actividades (como el bicentenario, códigos QR, alianza con Visa para promocionarla con sus tarjetahabientes y recorriendo Guate, entre otras).

Mantendrán las campañas estacionales de Semana Santa, medio año y fin de año, así como asistencia a ferias internacionales presencial y virtual, ruedas de negocios virtuales, y apoyo con las embajadas en otros países.


Sin embargo, los funcionarios del Instituto dieron a conocer que debido a la baja ocupación hotelera en el 2020, que llegó a representar solo el 18.6% promedio en el año y la restricción de viajes por varios meses, también cayeron sus ingresos provenientes del impuesto al hospedaje y la tercera parte de los US$30 de impuesto se salida aeroportuaria.

En el 2020 no se recaudaron Q153 millones, se agregó.

El presupuesto del Inguat rondaba los Q250 millones o Q260 millones antes de la pandemia, pero en el 2021 se prevé solo Q95 millones debido a ese impacto. Por lo que también bajaron los recursos disponibles para el mercadeo y actividades de promoción del país que contará solo con entre Q5 millones a Q6 millones para promoción directa.

Cordón dijo que es tiempo para hacer alianzas con diferentes entidades, empresas y organizaciones para promocionar al país.

Impacto en el sector

Durante el año se perdieron miles de puestos de trabajo formales en el sector, alrededor de 76 mil según datos que citó, ya que pasaron de 177 mil 600 en el 2019 a 101 mil 232 al 2020.

Se expuso que solo el 86% de empresas de turismo pudo volver a operar y el restante 14%, que representa 84 empresas, ya no volvió a abrir.

En tanto la conectividad aérea pasó de 43 vuelos antes de la pandemia a 18 en febrero del 2021, con varios meses con operación casi nula por las restricciones y una paulatina recuperación, pero aún variable.

Los datos de Asíes, que ha obtenido en encuestas empresariales, refieren que alrededor de 17% de empresas cerraron en forma definitiva y se perdieron unos 100 mil empleos.

Turistas y aporte 2020 y escenarios 2021