Invierten Q12.5 millones en centro de añejamiento de ron

En tres años Industrias Licoreras de Guatemala amplió el recinto donde emergen los sabores del ron nacional.

Cada barrica pasa por un proceso de tostado para activar el olor y sabor de la madera que guarda el ron en más de nueve bodegas que se ubican en Quetzaltenango. (Foto Prensa Libre: Juan Carlos Rivera)
Cada barrica pasa por un proceso de tostado para activar el olor y sabor de la madera que guarda el ron en más de nueve bodegas que se ubican en Quetzaltenango. (Foto Prensa Libre: Juan Carlos Rivera)

El aroma a tierra  y a madera transportan a un mundo de sabores únicos que evocan antigüedad y tradición.


Las barricas donde se añejan los mejores rones del mundo se encuentran a 2 mil 300 metros sobre el nivel del mar, que son resguardadas entre montañas en el centro de añejamiento de Industrias Licoreras de Guatemala (ILG), en Quetzaltenango.

Así, los secretos de los rones guatemaltecos se transmiten entre generaciones y permiten la mejora de toda la cadena de producción que maneja una de las empresas referentes del país desde hace más de 40 años.

Inyección económica

La inversión en el Centro de Añejamiento en Quetzaltenango en los últimos tres años asciende a unos Q12.5 millones, informó Luis Ibáñez, director de Mercadeo Corporativo de ILG.

Añejamiento: Luego de la extracción del alcohol virgen  se transporta hacia Quetzaltenango, donde se utiliza el método solera. (Foto Prensa Libre: Juan Carlos Rivera)

Según el ejecutivo, la infraestructura no tiene nada que envidiarle a los mejores centros de las marcas reconocidas en el mundo.

Nueve bodegas albergan más de 10 mil barricas cada una, y a esto se debe la ampliación e inversión en los últimos tres años.

Si la producción de materia prima se detuviera en algún momento, la industria podría abastecer perfectamente el mercado por los próximos 20 años, indicó el ejecutivo.

Origen guatemalteco

Empezando con la siembra, y pasando luego a la destilación, fermentación, embotellado, empaque y distribución, el proceso requiere de una logística celosamente vigilada para garantizar las cualidades y calidades que los distingue en todo el mundo.

Debido a este proceso, que en su totalidad se elabora en Guatemala, poseen una denominación de origen que respalda la cadena desde la cosecha y obtención de la materia prima en el ingenio Tululá, en Ratalhuleu, hasta la planta de envasado y distribución en Mixco, Guatemala.

Materia prima:En el ingenio Tululá, en Retalhuleu, se siembra, cosecha y procesa la caña de azúcar para extraer miel virgen y la melaza. (Foto Prensa Libre: Juan Carlos Rivera)

Los objetivos de la solicitud de denominación de origen incluyen garantizar la calidad del producto, proteger su reputación y salvaguardar las características que lo diferencian de los rones fabricados en otros países, y que lo han posicionado entre los de mayor venta en el mundo.

Otro propósito del mecanismo es asegurar la continuidad en el acceso libre de arancel a los mercados internacionales con los que el país posee acuerdos de libre comercio.

Además, incluyen el encadenamiento productivo al requerir que los jugos, melazas y mieles con las que se produce el alcohol provengan de caña de azúcar guatemalteca.

Destilación: Para eliminar restos sólidos del jugo de la caña, el líquido obtenido es calentado, clarificado, filtrado y luego evaporado. (Foto Prensa Libre: Juan Carlos Rivera)

Método probado

La sostenibilidad responde al método de añejamiento conocido mundialmente como solera, que consiste en barricas dispuestas en hileras una sobre otra, para permitir el trasiego en cascada. Cada barrica se rellena con rones de distintos años. Los rones madre, que generalmente tienen más de 25 años, se combinan con vaciados de alta pureza para pasar después a la crianza en barricas.

Una vez el ron ha alcanzado la madurez deseada, una porción se traslada en cascada desde la hilera superior de barricas hasta la segunda, y así sucesivamente, hasta llegar a la hilera que se encuentra más cerca del suelo. Durante este proceso, el ron adquiere su frescura, equilibrio, firmeza y buena parte de su madurez.

Nueve bodegas albergan más de 10 mil barricas cada una, y a esto se debe la ampliación e inversión en los últimos tres años. (Foto Prensa Libre: Juan Carlos Rivera)

Por ley, se debe añejar al menos un año, pero en ILG se añeja el ron por tres años, por medio de un proceso dinámico y a la vez, lento. El grado alcohólico de la planta de destilado es de 60 grados y en el centro lo reducen a 45, para lo que utilizan diferentes barricas, como whiskey, vino y jerez.

En cada una de las tres grandes etapas de la producción del ron, la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) supervisa el proceso.

Marcas de élite

ILG es la casa de las marcas de ron Zacapa y Botrán, las cuales compiten en más de 40 mercados del mundo. El Ron Zacapa es reconocido como uno de los mejores rones, una de las 50 marcas más lujosas a escala mundial.


La empresa se enfrentaba con grandes distribuidoras cuando se alió con Diageo en el 2008, que en los primeros tres años asumió solamente la distribución de Zacapa.

Representada por Diageo, la marca tuvo un gran salto en los mercados globales. En los primeros dos años se duplicó el volumen comercializado de Ron Zacapa, y creció de siete mercados a más de 20.

Respecto a Ron Botrán, en los últimos cinco años, la producción creció de 50 mil a 100 mil cajas, incluyendo mercado local y de exportación. La licorera produce más de 200 mil cajas de nueve litros cada año.

Abrirán museo

A finales de este mes, el Centro de Añejamiento de Casa Botrán que se ubica en Quetzaltenango abrirá sus puertas al turismo y a todos los guatemaltecos que deseen conocer más de la historia de cómo se elaboran y añejan los rones de Guatemala, informaron ejecutivos.

El museo ubicado en el centro de Añejamiento Botrán en La Esperanza, Quetzaltenango, abrirá sus puertas a finales de septiembre del 2018. (Foto Prensa Libre: Natiana Gándara)

Añadieron que en la actualidad se trabaja en concretar detalles como el costo del ingreso y los horarios de atención al público.

Además, se contará con guías especializados en la historia de cómo se fundó la marca Botrán. En el museo se expondrán fotografías de archivo y equipos que se utilizaban en épocas pasadas, así como la colección de bebidas, que tiene más de 50 años.

Contenido relacionado:

> ¿Por qué debe evitar promesas de enormes ganancias para invertir?
> La cumbre que se realizará en Guatemala y que promete estimular inversiones
> Esta es la lotería que resurgió en Guatemala con una millonaria inversión

Los comentarios están cerrados.

2