Las tres acciones para lograr finanzas personales saludables

La mayoría de personas no tiene disciplina para manejar su presupuesto y por no priorizar gastos resultan endeudándose más de lo debido y afectan sus finanzas personales. Una de las formas para corregirlo es tomar tres pasos básicos recomendó el experto en finanzas de Talento Consulting, José María Flores Tintí.

Los ahorros pueden empezar por cantidades pequeñas, además debe determinar en qué gasta y reducir esos egresos. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).
Los ahorros pueden empezar por cantidades pequeñas, además debe determinar en qué gasta y reducir esos egresos. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).

El consultor refiere que hay varias herramientas basadas en tres puntos básicos para lograr una planeación financiera personal, que van acompañadas de disciplina y toma de decisiones  para enfocar los gastos y evitar otros.

“Algunos aspectos son muy básicos, pero el tema más complejo es tomar decisiones e implementar acciones. Los problemas no se cambian solos”, expuso.

  • 1. Conocer, organizar y priorizar sus gastos

La buena administración de gastos conlleva la salud financiera de una persona, un hogar o una empresa.

Por eso el primer paso es conocer en qué se gastan los ingresos.

“Si no sabe en qué se gasta y no se tienen organizados ni priorizados los gastos, no se puede esperar que las finanzas marchen bien” explicó.

Primero conozca el origen de los problemas, haga un listado identificando cuáles son sus gastos y el monto que destina en cada uno.

No olvide detalles, como tomar un café, el alimento de la mascota, compra de regalos o presentes, aparte de los gastos básicos y vitales.

A veces es necesario hacer hasta tres o cuatro veces el listado, porque se olvidan cosas, porque se obvian otras que no se quieren reconocer, pero para que este ejercicio tenga resultados positivos debe ser consciente en reconocer todos los gastos, recomendó el experto.

Luego de tener la lista, organícelos y priorícelos. Así podrá identificar qué hábitos debe cambiar o que gastos debe evitar.

“Así atender lo estrictamente indispensable y necesario. Esto es utilizar de forma inteligente nuestro dinero” comentó Flores Tintí.

3 grupos de gastos

Dentro de esta primera medida, debe aprender a separar y organizar los gastos en tres grupos:

Los Vitales: son gastos como la comida, ropa, vivienda, gastos básicos y otros.

Los Necesarios: pueden ser las herramientas para estudiar, para trabajar, para transportarse. Por ejemplo, un teléfono es un gasto necesario, lo que no es necesario es que ese teléfono sea muy caro, eso ya lo coloca en el siguiente grupo.

Los Deseos: querer tener algún bien, como un teléfono muy caro, no es necesidad ni vital.

  • 2.     Tomar decisiones y ser disciplinado

Como ya lo mencionó el experto, “una buena y sana administración del dinero implica necesariamente saber tomar decisiones, ya que muchos de los problemas financieros se originan en malas decisiones de compra y en no tomar decisiones inteligentes y objetivas que permitan superar una situación adversa”.

Por ello el siguiente paso es  empezar a organizar y priorizar los gastos.

Esta parte incluye hasta cancelar o prescindir de algunos servicios o gustos, porque no son necesarios o vitales. Y, en ocasiones hasta hay deshacerse de algún activo o bien. Pueden ser bienes caros o muy antiguos que están generando muchos gastos de mantenimiento o compostura, un teléfono o un plan telefónico de menor costo.

Se requiere de ser disciplinado porque no basta hacerlo sólo una vez o pocas veces, sino que debe volverse un hábito de vida.

Por ejemplo no necesita ir a un restaurante todos los fines de semana y se puede eliminar el café que compra todos los días, agrega Flores Tintí.

  • 3.     Pagar deudas y ahorrar

El endeudamiento y sobreendeudamiento causan muchos problemas en las finanzas personales.

“Endeudarse puede convertirse en una salida permanente y significativa de dinero en nuestras finanzas que puede afectar nuestra salud y nuestra paz” comenta el consultor, por lo que hace un llamado a corregir ese error ya que las deudas implican intereses y otros gastos.

La estrategia del cartero

Una de las formas de hacerlo es la estrategia del cartero.

Es decir, tener sobres identificados con cada gasto o tipo de gasto e ir depositando ahí el dinero que destinará para cubrirlos.

En uno se colocan los gastos mensuales que no puede obviar como el pago alimentos, transporte, gastos básicos de hogar (agua, energía, alquiler o cuota de la casa, teléfono, gastos escolares).

Sin embargo, se debe ser disciplinado y no ir sacando ese dinero para otros gastos.

Así haga otro sobre para gastos para imprevistos (gastos en salud, ahorro para planes futuros, y otros). Este dinero lo podrá ir juntando o ahorrando al reducir los otros gastos.

De esa forma haga otro sobre para juntar para el pago de mayores cuotas e ir disminuyendo las deudas.

O bien ahorrar para planes futuros como el enganche de una casa, o de su medio de transporte, o compra de algún electrodoméstico. Eso ayudará a evitar más endeudamientos.

Se menciona un sobre, pero también puede ser otra forma de guardar o apartar el dinero.

Ahora existe la tecnología ya que en las páginas de internet o aplicaciones móviles puede obtener alternativas de cómo organizar sus gatos y controlar su presupuesto.

Otros consultores también recomiendan empezar a pagar las deudas más pequeñas y poco a pocos disminuir los compromisos ante tantas entidades o personas.

De esta forma posteriormente se puede dedicar más recursos a pagar las deudas más grandes.

No endeudarse más del 30% de sus ingresos mensuales

La otra recomendación, basada en un principio de finanzas, es no endeudarse más del 30% de sus ingresos ya que se debe tener en cuenta que se tienen también mensualmente gastos fijos.

Si tiene ingresos de Q15 mil, solo adquiera deuda de la forma que solo signifique pagos de Q5 mil mensuales, y los otros Q10 mil son para vivir, dijo Flores.

Sino puede suceder que por cubrir deuda se deteriore la inversión para otros gastos básicos o muy necesarios.

Aparte el otro principio de finanzas es tratar de ahorrar el 10% de los ingresos. Puede empezar ahorrando los vueltos que le dan en las compras, y de esa forma empezar a tener disciplina de ir destinando más a este rubro.

Contenido relacionado

> ¿Impacta o beneficia la nueva propuesta de ahorro y vivienda a empleadores y trabajadores?

> Cómo ahorrar más de Q20 mil al año, pero con bajas cuotas

> Las razones por las que Guatemala aún no tiene instrumento para medir el trabajo informal

 

0