“Rompemos estigmas de que lo nacional no sirve”, visión que impulsa emprendimiento

“El primer vidrio lo fabricó mi abuelo. Fue a comprar el material y probó hacerlo en la estufa de su casa”, narra Jorge Luis Solórzano.

Jorge Luis Solórzano continuó con la tradición de negocio de su abuelo y su padre, y hoy desde la empresa que dirige se pueden sustituir los vidrios originales de los vehículos por blindados a bajos costo.
Jorge Luis Solórzano continuó con la tradición de negocio de su abuelo y su padre, y hoy desde la empresa que dirige se pueden sustituir los vidrios originales de los vehículos por blindados a bajos costo.

Proveniente de una familia de emprendedores, Jorge Luis habla de cómo la empresa de su familia, Solika, desarrolló nuevos productos y fueron pioneros en la fabricación de vidrios blindados en Centroamérica y México con la empresa American Glass.


Su abuelo Guillermo Solórzano Cuyún tiene 99 años, y fue quien emprendió con la empresa y luego su padre, Jorge Mario Solórzano Silva, 78.

Negocio familiar

El negocio familiar llama a defender lo que se produce dentro del país.

En la tercera generación de la empresa, Solórzano abrió las puertas de su negocio para conocer su historia. Es ingeniero industrial graduado de la Universidad de San Carlos de Guatemala y en la actualidad gerente general de Solika, una firma de negocios familiares con 60 años de trayectoria, dedicada a la fabricación de vidrios blindados.


La primera tienda se ubicó en la zona 1, frente a lo que fuera el Cine Fox y desde pequeño Jorge Luis llegaba al lugar.

Desde el 2004 se hace cargo de la empresa y bajo su dirección la firma ha lanzado emprendimientos que surgen desde sus primeros años.

Su más reciente lanzamiento es Krieger Glass, presentado como “el vidrio guerrero”, un nuevo sistema de seguridad para conductores de vehículos que se trata de un cristal flotado, laminado y polímeros de última generación que permiten seguir bajando los vidrios y no representa mayor peso que afecte el funcionamiento del vehículo, explica.

De calidad blindada

Aunque trabajan vidrios blindados para inmuebles, se especializan en el automotriz y las constantes pruebas les han permitido la posibilidad de agregarle serigrafía, agujeros o sistemas de froster.

“Rompemos estigmas de que lo nacional no sirve y en estos años hemos logrado demostrar que lo hecho en Guatemala es bueno”, expone y agrega que es un fiel creyente de que para producir y operar se puede apoyar a los guatemaltecos comprando materiales localmente con un precio justo y un buen producto.

Las innovaciones y empeño de esta familia de emprendedores les ha permitido vender su producto en México y Venezuela con resistencia balística superior a la que se consigue en otros lugares.

La más reciente innovación es Krieger Glass, con el cual se puede sustituir los vidrios originales de los vehículos por este blindado a bajos costos, indica el ejecutivo.

Los dos desafíos

La coyuntura es dura por las crisis sociales, económicas y políticas, además de la delincuencia, refiere. Menciona dos aspectos que han sido un gran reto al momento de lanzar los emprendimientos y las innovaciones.

Uno es lograr la confianza de productos fabricados en Guatemala, en este caso los vidrios blindados, que son de buena calidad y que poco a poco se han posicionado en el mercado.

“Nos costó y seguimos luchando”, comenta y asegura que los emprendedores no se deben rendir ni dejar de creer en su producto.

Su primera línea prevén lanzarla en el 2019. Otros productos serán puertas, además de puentes de vidrio funcionales y no solo decorativos que se pueden usar para piscinas o fuentes.

Ya tienen su primera solicitud de una piscina, en la cual el cliente busca que la pared que da hacia el exterior sea de vidrio, comentó. Aunque todavía están en pruebas de presión.” transformer=”gsi.gn3quote.SCD_ColumnaRelacionadaNota_2017″ /]
“Cuando uno tiene sueños, hay que añadirle perseverancia y pasión para no parar”, recomienda.

Otro de los aspectos que ha significado un reto es el financiamiento para el negocio. “Tuvimos épocas duras, tocamos puertas pero cuando el proyecto es nuevo no confían mucho en uno”.

Conozca a más emprendedores: Luis Sosa, el emprendedor que piensa, diseña y confecciona para que otros descansen

Poco a poco se fueron abriendo puertas para el financiamiento, y la empresa ha logrado la capacidad de reinvertir en sus proyectos con fondos propios.

El consejo que da a otros emprendedores desde su propia experiencia es que nunca dejen de trabajar, creer ni insistir en el proyecto que visualizan.

Contenido relacionado

> ¿Qué se puede hacer con chicle usado?: Anna Bullus, la diseñadora británica que fabrica suelas de zapatos con goma de mascar

> Con Q1 mil podrá establecer una Sociedad de Emprendimiento

> El 76.6% de los emprendimientos guatemaltecos están enfocados al consumo