“Los contenedores se están apilando en China”: Las preocupaciones de los empresarios por el coronavirus

Contenedores varados, prolongación de pedidos, despachos atrasados y hasta posibles movimientos de precios fueron las principales quejas que expusieron empresarios guatemaltecos.

Los contenedores están siendo apilados en los puertos chinos por los estrictos controles sanitarios por el coronavirus y se proyecta una baja en el comercio con Guatemala en el segundo trimestre del año. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Los contenedores están siendo apilados en los puertos chinos por los estrictos controles sanitarios por el coronavirus y se proyecta una baja en el comercio con Guatemala en el segundo trimestre del año. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Las declaraciones trascendieron este miércoles en un foro organizado por la Cámara de Cooperación y Comercio China-Guatemala y a la vez se brindaron las perspectivas a futuro en cuanto a las relaciones comerciales.

Empresarios de diferentes sectores reportaron impactos en el comercio por los efectos del coronavirus Covid 19, los cuales se empiezan a reflejar en atrasos de pedidos desde los puertos de China, lo que puede provocar, eventualmente, un desabastecimiento de materias primas.

Pedro Barnoya Sanchinelli, directivo de la referida cámara confirmó que varios de los socios han expresado preocupación de una eventual escasez de productos o materias primas para Guatemala en los siguientes 30 a 50 días y eso puede tener implicaciones en la economía nacional.

“Por disposición de las autoridades de China, las fábricas no están trabajando, ni produciendo y no hay actividad productiva. China es la fábrica del mundo”, apuntó el ejecutivo.

Inquietud por sectores

Varias empresas que importan y exportan a países asiáticos temen efectos por el coronavirus y uno de estos puede ser en el desabastecimiento de materias primas y productos.

Un representante de una empresa agroquímica en Guatemala comentó en el foro que desde hace 30 días no zarpa un barco.

“Llevamos 30 días de que no sale el embarque de China desde la fecha original que tenía que salir y hoy -ayer- no zarpa y lógicamente el abastecimiento en la industria de agroquímicos se verá afectado mientras esta situación no se resuelve”, explicó el ejecutivo.

Manifestó que cuentan con inventario en Guatemala, pero corren el riesgo de que en los próximos dos meses si no hay mejora, se quedarán sin materia prima para transformar los productos, lo que impactará en las ventas y el abastecimiento a los proveedores.

“El riesgo es que los clientes no contarán con el insumo que necesitan cuando inicie el ciclo agrícola”, destacó.

Glenda Lee, gerente de sostenibilidad del Grupo Fortaleza –que despacha 10 contenedores de hule a China para la producción de llantas y otros derivados–, explicó que hay escasez de contenedores especializados para el transporte del producto que se despacha granulado y de látex y las empresas están dando prioridad a productos perecederos como café, banano y azúcar.

“Tenemos producto que no se puede despachar a los clientes en China porque no hay contenedores y el producto no es prioridad”, destacó.

La ejecutiva declaró que, al no haber comprador, el impacto sería para seis empresas que recogen el producto en 40 fincas y que generan 10 mil empleos, lo que equivale al 11% de la producción de hule en el país.

El atraso de los despachos de esos 10 contenedores lleva 30 días, contó la ejecutiva.

En ambos casos los efectos son para la importación y exportación y la principal causa son los protocolos cuarentenarios impuestos en los puertos chinos.

Barnoya Sanchinelli comentó que, en este momento, están ingresando las mercancías que fueron adquiridas en noviembre y diciembre, pero el problema es en los nuevos contratos o pedidos en las fábricas que sigue siendo incierto.

“Está la probabilidad de que exista desabastecimiento para aquellas empresas que no cuentan con inventarios y que tenían previsto realizarlo después de la celebración del Año Nuevo Chino, pero por la epidemia, se prolongó”, explicó el directivo.

De momento, se desconoce cuántos son los contenedores con mercancías destinadas para Guatemala que están varados en puertos de China.

Complicaciones

Paola Álvarez, directora de la unidad de inteligencia de mercados de la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport), expresó que lo que está ocurriendo es que existe una saturación en los puertos en China y esa concentración no está permitiendo que salgan los barcos mercantes a sus destinos.

“Hay déficit de contenedores y se están llevando a cabo los controles como fumigaciones, lo que provoca lentitud y atrasos por las medidas cuarentenarias que se están tomando”, reiteró.

Álvarez declaró que el impacto será en la desaceleración de los sistemas logísticos, que a su vez influirá en el proceso de intercambio comercial con China, sobre todo de las importaciones.

Las relaciones comerciales se estarían normalizando en los próximos seis meses y para un importador en Guatemala sería perjudicial, reiteró.

Alternativas

Álvarez recomendó a los empresarios importadores buscar nuevos mercados para abastecerse, ya que no hay fechas de cuándo podría resolverse.

“Hay mucho temor por los impactos al comercio y la falta de información”, aseguró.

El abastecimiento debe involucrar materias primas y todos los productos relacionados a los electrónicos y otras industrias, ya que son varias las partidas arancelarias que se importan de China.

Lee comentó que están buscando mercados alternativos para colocar el hule. Entre ellos están México, Suramérica y Estados Unidos.

Pero también puede representar una oportunidad, ya que algunos países asiáticos son proveedores de hule a Europa y ese nicho de mercado podría ser cubierto por Guatemala.

Guatemala es uno de los países exportadores de azúcar y café  a China en 2019. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).

Balanza comercial

En 2019 las importaciones de China a Guatemala sumaron US$2 mil 228 millones y es el tercer suplidor.

Eso significa que en promedio las importaciones alcanzan US$185 millones mensuales o sea US$6.1 millones diarios.

La balanza comercial es negativa ya que Guatemala compra más de lo que se vende.

El año pasado las exportaciones alcanzaron US$189 millones y registraron un crecimiento del 337% con respecto al 2018.

“Hay apilamiento”

Gabriel Corrales, director general de APM Terminals Quetzal, en Escuintla informó sobre las operaciones con las líneas navieras a China.

¿Cómo está operando las frecuencias?

Por ahora el tráfico de las cargas procedentes de China hacia Puerto Quetzal en contenedores transcurre con normalidad. No hay ninguna omisión, ni disminución de cargas y se están cumpliendo los pedidos como se habían previsto antes del coronavirus.

¿Qué balance hay en este momento?

Entendemos por informaciones que tenemos, que hay una gran cantidad de contenedores que se están apilando en los puertos de China tanto vacíos como refrigerados que no han podido ser evacuados o no han sido utilizados y lo que significa que el aparato productivo se ha detenido y suspendido sus operaciones mientras pasan la emergencia.

Eso es probable que nos impacte más adelante en la forma en que se reactive la producción en China.

¿Qué efectos visualiza?

Es muy probable que se tenga una disminución de carga en el segundo trimestre del año, pero una compensación de carga en el segundo semestre y esa es un poco la previsión.

Por lo menos con China es muy probable que maneje el movimiento de carga, sin embargo, los comerciantes y las fábricas están buscando alternativas en sus productos o sus materias primas y esperamos que eso ocurra.

¿Qué bienes se importan de China?

Hay muchos elementos para comercio en general, comercio al detalle, materias primas, pero en general artículos de comercio.