Mil sesenta  maquilas y empresas en zonas francas ya no tienen exención de ISR

De las 867 empresas inscritas bajo el régimen del decreto 29-89 (maquilas)  835 se les venció el 31 de diciembre del 2015 el plazo para la exoneración del impuesto sobre la renta (ISR) según datos de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT).

Diversas empresas que fabrican ropa y de sectores como minería, bebidas están bajó el régimen 29-89 (maquilas). (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).
Diversas empresas que fabrican ropa y de sectores como minería, bebidas están bajó el régimen 29-89 (maquilas). (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).

Además de los 250 entes inscritos como administradores y usuarios de zonas francas (decreto 65-89)  a 225 se les venció el plazo agregó ese ente.

El dato significa que un  mil sesenta empresas ya no tienen derecho a la exención del ISR a partir del 1 de enero del 2016.

La SAT informó esta semana que empezará a cobrar el ISR a los entes y que informará a cada empresa de sus nuevas obligaciones, según el régimen en el cual estén inscritos, a los contribuyentes a los cuales el Ministerio de Economía (Mineco) les otorgó la calificación para gozar de la exoneración del ISR hasta la fecha en mención.

Ese ente aclara que el vencimiento de ese plazo “no limita los demás beneficios otorgados, por lo que podrán continuar realizando las operaciones aduaneras propias de su régimen, hasta el vencimiento del plazo otorgado”.

Según esos datos, a 32 maquilas y a 25 administradores o usuarios de zonas francas aún tiene vigente el plazo otorgado por el Mineco para la exoneración del ISR.

Funcionarios de la SAT informaron recientemente que espera recibir unos Q2 mil millones más de ISR en el 2016, al quedar suspendidos los beneficios fiscales.

En el 2011, la Organización Mundial del Comercio (OMC) estableció para los países miembros la eliminación de los beneficios fiscales, lo que originó la búsqueda de nuevos mecanismos para la atracción de inversores extranjeros.

En Guatemala no se logró consenso para aprobar otro mecanismo, y el último intento fue la iniciativa de ley emergente para la conservación del empleo.

Aunque esa legislación se denomina como una iniciativa para el fomento a las maquilas y zonas francas también otorga beneficios a diversas industrias como la minería, panificadoras y zapaterías, lo que ha provocado críticas ya que en el 2014 causó un sacrificio fiscal de Q1 mil 454.8 millones.

El sector empresarial ha referido que se ha impactado al sector de vestuario y textiles ya que varias empresas decidieron instalarse a otros países de Centroamérica y El Caribe.