Minería en Guatemala

La investigación titulada La Situación Económica, Fiscal y Financiera de la Industria Extractiva o de Minas y Canteras en Guatemala, de Pablo de León, Central America Business Intelligence, CABI, Guatemala, agosto 2016, 49 páginas, es la primera que se publica abarcando los temas del título de la misma.  Un extracto del Resumen Ejecutivo se presenta a continuación.  

Actividad desconocida

Las actividades del sector Minas y Canteras son relativamente desconocidas para la población de Guatemala.  La extracción de minerales metálicos es una actividad no tradicional en el país, no así la de los materiales de construcción y rocas decorativas.  Cuando se revisa el tamaño del sector y su contribución a la economía, utilizando los datos de las Cuentas Nacionales del Banco de Guatemala, se encuentra que no llega a pesar más allá del 0,8% del PIB nacional,… utilizando tan sólo el 0.8% del territorio nacional. 

La actividad del sector genera impactos de primero y segundo orden que suman más del 3% del PIB.  En esta medida se considera no solo la contratación de empresas de servicios, necesarias para la construcción y operación sino también el efecto que genera el consumo de los empleados del sector.  Sin la industria minera este valor agregado no existiría.  Adicionalmente, aunque el número de trabajadores en el sector es reducido, gozan, en promedio, de los mejores salarios con un 100% de formalidad en cuanto a beneficios y prestaciones.

Con tan solo un 0.9% del PIB, el sector genera el 17% de las exportaciones, teniendo la mayor productividad por hectárea o por trabajador a nivel nacional.  Las exportaciones del sector minas y canteras generan, en promedio alrededor de US$900 millones anualmente… Adicionalmente, con cerca de US$2 mil millones, es el sector que más inversión Extranjera Directa ha generado desde el año 2007 a la fecha.

Impuestos y Regalías

El impacto del sector es integral y completo, ya que los impuestos recaudados por la SAT y otros ingresos no tributarios (pagados al Estado y las Municipalidades) alcanzan los Q900 millones al año.  Este valor representa cerca del 1.8% del total de los ingresos del Estado, pero debe tenerse presente que la contribución sectorial es tan sólo 0.9% del PIB nacional.  No existe, en el país, ningún otro sector que tribute el doble de su tamaño.

Los cálculos elaborados en este estudio muestran que la Tasa Efectiva, es decir todo lo tributado en relación al margen de ganancia antes de impuestos en las empresas del sector, es mayor que el 45%% del total de ingresos brutos.  Al comparar este valor con otros países de Latinoamérica, se observa que el promedio en la región es de 40%, por lo que la tasa efectiva en Guatemala es más alta.  Este resultado contradice uno de los principales mitos sobre las empresas mineras que operan en Guatemala, que contribuyen muy poco al Estado; la confusión se debe a varias razones, una de ellas que las regalías en Guatemala se definen en base a las ventas brutas y no sobre algún margen (operativo o neto) como es en otros países (véase el caso de Chile).  Incluso, las tasas de regalías son iguales o inferiores pero en estos países las mineras tienen otros beneficios que no existen en Guatemala, como por ejemplo el arrastre de pérdidas y leyes de estabilidad fiscal. 

Precios

No todo son buenas noticias.  El sector vive  en los últimos tres años una caída de los precios de sus principales productos. Las mineras locales siendo tomadoras de precio, dado su tamaño tan bajo dentro de la producción mundial, se han visto afectadas por el super ciclo bajista que viven todas las materias primas que se cotizan en los mercados y bolsas internacionales.  Los precios han caído incluso por debajo de los costos de extracción, provocando pérdidas en las empresas del sector.  Esto es algo temporal, pero sirve para ejemplificar y rebatir uno de los grandes mitos sobre la minería:  que es un sector libre de riesgos y con costos bajos o no existentes.