Aplazan dictamen para reacomodo presupuestario

El dictamen para el reacomodo presupuestario que solicitó el presidente Jimmy Morales quedará aplazado por una nueva modificación que se hará al presupuesto estatal, aprobada ayer por la Comisión de Finanzas del Congreso.

Comisión de Finanzas acordó ayer efectuar otros cambios al dictamen.(Foto Prensa Libre: Álvaro Interiano)
Comisión de Finanzas acordó ayer efectuar otros cambios al dictamen.(Foto Prensa Libre: Álvaro Interiano)

Jairo Flores, presidente de la referida sala, expuso que se incluirán cambios en los artículos 69 y 72 del presupuesto, para viabilizar la ejecución de préstamos que en la actualidad están en vigencia y para los que se necesita espacio presupuestario.

La norma permitirá crear condiciones que agilicen la ejecución de préstamos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para los ministerios de Educación, Desarrollo y Comunicaciones por US$150 millones —Q1 mil 150 millones— destinados a diferentes unidades.

Esa modificación permitirá usar fondos de los mencionados préstamos.


En el presupuesto existe un bolsón de Q700 millones para incluir los espacios presupuestarios de donaciones y extinción de dominio. Ahora, en la norma se añadirán los empréstitos.

Víctor Martínez, viceministro de Finanzas, calificó la situación de “razonable”, porque no se ampliará el techo presupuestario.

Reconoció que una de las preocupaciones será el retraso en la aprobación del dictamen que liberaría los candados para colocar el 50% de bonos, Q4 mil 700 millones, durante el primer semestre del año y el resto en el siguiente, porque generará incertidumbre en la caja fiscal. Esa norma quedó eliminada en el dictamen consensuado.

También se dispuso que se fiscalizará el destino de los bonos de manera mensual por la Comisión y se citará al ministro de Agricultura, Mario Méndez, por una asignación que se le dará por la sequía.

Flores indicó que el dictamen original se mantendrá, es decir, no se aprobará una emisión de Q1 mil 663 millones ni la reorganizacón de la deuda pública, más la propuesta de reforma de la Superintendencia de Administración Tributaria y el destino de Q2 mil 137 millones en bonos para varias instituciones.