Pandemia impulsó interés de empresas de sumarse a una economía de triple impacto

Sistema B es un movimiento internacional que promueve formas de organización económica que generan valor integral para el mundo y donde los indicadores privilegian la prosperidad y no solo el crecimiento económico.

En Guatemala existen seis empresas certificadas como Sistema B. (Foto Prensa Libre: Shutterstock)
En Guatemala existen seis empresas certificadas como Sistema B. (Foto Prensa Libre: Shutterstock)

Desde su creación en Latinoamérica en el 2012, ya existe una comunidad de 1 mil 200 Académicos B, más de 2 mil 600 Multiplicadores B y 572 Empresas B en la región.

En América Central y el Caribe existen 18 Empresas B que han fortalecido sus relaciones y con ello el impacto en sus entornos.

Por ejemplo, en Guatemala hay seis empresas certificadas como Sistema B:

  • By Botanik
  • Wakami
  • Hiptipico
  • Grupo Remm
  • Ecofiltro
  • Grupo Cemaco

Las Empresas B cuentan con un propósito más allá del lucro, y para muchas esto ha sido el valor agregado que les ha permitido navegar los tiempos convulsos de este 2020.

Financiamiento de impacto, mercados especializados y consumidores fieles a sus valores son algunas de las oportunidades que las Empresas B de la región han sabido aprovechar para prosperar.

Este propósito incluso trasciende a las organizaciones ayudando a reactivar la economía a través del cuidado de sus cadenas de valor y de su talento humano.

Crecimiento por la pandemia

Elisa Patiño, directora ejecutiva de Sistema B de América Central y el Caribe comentó que la pandemia impulsó una mayor conciencia, sensibilidad y compromiso de las empresas de querer cambiar la manera de ver los negocios.

Además, otras que ya venían pensando en hacer el cambio aceleraron su proceso de transformación por las mismas exigencias de los consumidores.

“El consumidor demostró que tiene los ojos puestos sobre las empresas, y quiere comprar con quien se sienta identificado”, afirmó Patiño.

Las empresas que mostraron solidaridad y empatía durante la pandemia versus aquellas que no lo hicieron fueron las que lograron conservar sus clientes o bien atraer nuevos.

Actualmente, hay 3 mil 600 empresas certificadas y más de 650 están en Latinoamérica, además, este año se certificaron tres empresas B en Guatemala.

“Hay mayor interés, hemos crecido de manera exponencial desde el 2006, pero este año se notó más el interés de encontrar mecanismos que no solo ayuden a superar la crisis y sobreponerse, sino también a enfocarse en otros aspectos y mitigar su impacto”, expresó Patiño.

Trabajan en marcos regulatorios

Patiño resaltó que actualmente están impulsando el tema legal con abogados especializados en el tema, porque han observado un fenómeno importante enfocado en la promoción de los marcos normativos de la ley que apoya a las empresas de triple impacto.

Por ejemplo, países como Colombia, Italia, Chile, Argentina, Panamá, entre otros, están trabajando el tema e impulsan marcos normativos para reconocer estas empresas con propósito, es decir, promover una ley de las empresas de beneficio de interés colectivo.

Además, se está promoviendo la conformación de comunidades locales B como la de Guatemala, que quieren promover mejores empresas para el mundo.

Celebraron día B regional

La Comunidad B de Guatemala organizó el primer Día B América Central y Caribe, que se llevó a cabo de manera virtual el 11 de noviembre.

Este evento reunió a líderes empresariales quienes compartieron sus mejores prácticas sostenibles en temas como gobernanza, clientes y ambiente, entre otros.

Además, hubo un espacio para networking con el objetivo de conocer los beneficios que tiene ser parte del Sistema B, como acceso a capacitaciones y financiamiento, entre otros.

La charla principal estuvo a cargo de Alex Perry, gerente general de Patagonia América Latina, una Empresa B que produce textiles en armonía con el ambiente y que está encaminada a lograr que pronto todos sus productos sean 100% reciclados.