¿Por qué en Guatemala no se cumplen las metas de recaudación de impuestos?

Una nueva destitución se registra en la SAT por no alcanzarse la meta de ingresos programada para 2019. Sin embargo, remover al jefe no ha facilitado que los ingresos crezcan ni ha reducido la evasión. ¿Cuál es el camino?

En 2019, la meta de recaudación no se alcanzó con Abel Cruz por Q1 mil 393 millones, que es la brecha fiscal, pero la recaudación creció un 6%. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
En 2019, la meta de recaudación no se alcanzó con Abel Cruz por Q1 mil 393 millones, que es la brecha fiscal, pero la recaudación creció un 6%. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

La sobreestimación de indicadores, el desempeño de la economía y la falta de medidas administrativas para incrementar la recaudación, son algunos de los tropiezos que hacen que las metas de la cobranza sean inalcanzables en los ejercicios fiscales, que impactan en la ejecución presupuestaria que se refleja en una menor prestación de bienes y servicios a la población.

Pero, además, también existen aspectos estructurales como la evasión de impuestos y el contrabando aduanero, que no se atacan de fondo, según la apreciación de expertos en el tema.

La destitución de un superintendente por no alcanzar las metas de recaudo es algo que va más allá. Hay consenso en que debe existir un involucramiento de otras autoridades para garantizar el cumplimiento de esos compromisos desde sus facultades para cerrar las filas.

A la pregunta: ¿se podrán alcanzar las metas de recaudación?, los expertos brindaron sus puntos de vista y aseveran que existen múltiples factores tanto locales como internacionales.
Inflar metas para elevar presupuesto. También se emplean las cifras más altas para hacer los cálculos, que obedece a un juego político de “inflar” el presupuesto.

En Guatemala, la Comisión Técnica de Finanzas Públicas (CTFP) es el órgano que por ley prepara los escenarios para hacer esos cálculos de recaudación y los pronósticos de crecimiento económico y con base a estos indicadores se formula el presupuesto para el siguiente año.

La CTFP la integran delegados de los ministerios de Finanzas, Banco de Guatemala, Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) y la Secretaria de Planificación y Programación de la Presidencia y en mayo de cada año presentan los escenarios para el ejercicio siguiente.

En mayo empieza la formulación del proyecto del gasto público, según el ciclo presupuestario y esa es una de las críticas que hacen diputados por el desfase de las cifras.

En 2019, la meta de recaudación no se alcanzó por Q1 mil 393 millones, que es la brecha fiscal, pero la recaudación creció un 6%.

Le puede interesar: SAT: Devolución del crédito fiscal cerrará por más de Q2 mil millones

Apegarse a escenarios reales

Guido Rodas, exministro de Economía y exmiembro de la Junta Monetaria (JM), consideró que la formulación de la recaudación se hace con “las cifras más optimistas”, pero luego suceden eventos que influyen en el comportamiento de la economía, el comercio exterior, la inflación y el consumo, que impactan en las previsiones y por eso no se llega a la programación.

“Hay una fórmula de cuántos ingresos indirectos y directos se captan, se hacen un símil y se incluye hasta la evasión fiscal que es de unos Q10 mil millones, la subfacturación que está en aduanas y todo eso se incluye”, manifestó Rodas, quien también laboró en la banca central preparando los cálculos del crecimiento económico anual.

Al entender de Rodas, muchas veces, las correcciones del crecimiento económico las hacen organismos internacionales, se corrige la plana hacia la baja y esa es la primera observación, pero la meta se sigue proyectando con las cifras altas.

Recordó que en los últimos cinco años se cambiaron las tasas del crecimiento del PIB hacia la baja, el crecimiento real de la producción fue menor e implicó no alcanzar a la programación fiscal.

‘Tacuche’ a la medida: Un juego político

En esos mismos términos coincide el diputado Carlos Barreda, quien ha participado en la Comisión de Finanzas y confirma que en la formulación del presupuesto para el siguiente ejercicio se ubican los escenarios del primer trimestre del año, no se actualizan y cuando llega la iniciativa en septiembre al Congreso no se actualizan, y esa es otra de las fallas que han detectado.

En este caso, reconoció que existe un juego político asociado a que, si no se aprueba el presupuesto, se quedará el monto similar para el año siguiente y por lo tanto el mismo monto de la recaudación, que puede convenir a las autoridades de turno con las asignaciones.

“La idea es que el ‘tacuche’ le quede grande, es decir, inflar las cifras porque si no se aprueba el presupuesto se quedan con las mismas cifras”, reconoció el diputado.

Barreda advirtió que el primer paso que deberá de hacer el nuevo superintendente que salga electo es revisar la meta de recaudación para este año que es el mismo del 2019, por Q64 mil 27 millones y considerar si las va a alcanzar.

En todo caso, dijo Rodas, nunca se utilizan las proyecciones pesimistas, pero deben ser realistas y no tan optimistas, tanto en la recaudación como en el crecimiento de la economía.

“A todos los van a destituir”

Otros elementos que influyen son los aspectos que vienen desde afuera y que pueden provocar que la inflación sea más baja y otros los shocks externos que impactan en la economía.

Por ejemplo, citó Rodas, que una inflación alcista repentina, una escasez de combustible o falta de liquidez pueden impactar severamente en el aparato productivo nacional y eso tendría consecuencias en el sistema tributario.

“Por inercia a todos los superintendentes los van a destituir, porqué nunca llegarán a las metas y se deberían considerar esos factores”, añadió.

Además: Los logros y desaciertos fiscales durante el Gobierno de Jimmy Morales

Desde el contrabando hasta el petróleo

Además de que no se ataca el contrabando aduanero, ni la evasión y no hay incentivos para los contribuyentes para el cumplimiento de sus obligaciones, de entregar cuentas claras o que esos impuestos se reflejen en infraestructura o la prestación de servicios de calidad.

Eduardo Girón, presidente de la Cámara de Industria de Guatemala (CIG), remarcó que por el contrabando no se dejan de percibir ingresos y debe ser una lucha frontal a este flagelo, que tiene un efecto en el sistema y a las empresas que producen localmente.

El diputado Barreda enfatizó que también se debe combatir la corrupción sobre todo en las aduanas, hacer una limpia de las estructuras de poder y romper ese círculo vicioso para lograr alcanzar las metas.

Para Hugo Beteta Méndez-Ruiz, director de la sede subregional de la Comisión Económica para América Latina (Cepal), para alcanzar las metas del recaudo se debe considerar el factor externo, la caída del comercio exterior o precios de los derivados del petróleo.

“Hay que tomar en cuenta cuáles son los aspectos atribuibles a la gestión tributaria y qué cosas responden a la economía doméstica o internacional”, mencionó, al recordar que Guatemala es uno de los países con menor carga tributaria en la región y el otorgamiento de incentivos a determinados sectores productivos que no son estratégicos.

Aconsejó que en las revisiones futuras de la programación se deben dejar claras las razones del porqué no se alcanzaron la cifras, si fue por la falta de gestión del administrador tributario o si fue por una desaceleración económica.

Muy analíticos

Beteta consideró que no se deben subestimar las metas porque pueden tener repercusiones irreversibles.

Expresó que, si son metas bajas, no habrá un mayor esfuerzo tributario, pero si hay tendencia por encima de la meta habrá mayor gasto y eso es delicado para la economía.

“Si la meta se pone baja no habrá presión, si se recauda más de la meta se empieza a gastar y algunos sectores cuestionan y todo esto tiene que ver con el ciclo económico”, añadió.

En todo caso, mencionó que debe existir el vínculo entre el ente recaudador y el Ministerio de Finanzas y por institucionalidad crear los pronósticos adecuados, de cuánto va a hacer el incremento de la recaudación por mejoras tributarias.

Recordó que en el caso de Guatemala existe una alta evasión del impuesto sobre la renta que aumentado.

Rodas agregó que en el 2016 y 2017 cuando se implementaron medidas judiciales de cobranza a los contribuyentes la recaudación se elevó sustancialmente.

Tarea de otros actores

Édgar Pape Yalibat, exintegrante del Directorio, dijo que un solo ente –como en este caso, la SAT– no podrá lograr alcanzar las metas y necesita que se involucren otras instituciones y organismos.

En esto casos mencionó al Congreso como palanca para ejercer mayor coerción y un trabajo alineado.

“La variable fiscal y tributaria dependen del comportamiento de otras instituciones de la conducta del empresariado”, resaltó.

Contenido relacionado

> Guatemala buscará en seis meses mejorar tiempos de mercancías en aduanas

> SAT trasladará de forma obligatoria a 6 mil contribuyentes a régimen de Factura Electrónica en Línea

> Los próximos pasos para sustituir al superintendente de la SAT