Presupuesto 2019 será adaptado a prioridades del 2020, según autoridades designadas

Las nuevas autoridades electas estiman que en cuatro meses serán necesarios para reestructurar el presupuesto 2019 para aplicarlo el ejercicio fiscal 2020, luego de que el Congreso, tácitamente, renunciara a conocer la iniciativa del plan de gasto al no convocar a nuevas plenarias antes del 30 de noviembre, cuando vence el plazo para aprobar el presupuesto.

Las nuevas autoridades deberán de ajustar el presupuesto para el Ministerio de Educación en 2020 y cumplir con el incremento salarial del 5%, que podría representar unos Q800 millones. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Las nuevas autoridades deberán de ajustar el presupuesto para el Ministerio de Educación en 2020 y cumplir con el incremento salarial del 5%, que podría representar unos Q800 millones. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

El próximo lunes las autoridades designadas para dirigir el Ministerio de Finanzas (Minfin) comenzarán a trabajar en las adaptaciones presupuestarias a manera de evitar una paralización del aparato estatal o que se generen dificultades para los primeros meses del 2020 a causa de la falta de un aval legislativo.

La administración del presidente electo Alejandro Giammattei Falla comenzará su gestión con un presupuesto de Q87 mil 715 millones, que aprobó el Congreso en 2018, y una ampliación de Q750 millones, que se dejó autorizada en ese presupuesto y que podrán aplicar donde consideren más importante.

Lea además: Estos son los documentos electrónicos para los controles de contabilidad que se presentan a la SAT

Con el monto vigente, se trabajarán los escenarios presupuestarios, pero a la vez se definió una hoja de ruta, que, para la readecuación, solicitud de ampliación y otras acciones, llevará unos 120 días, dijo Álvaro González Ricci, ministro de Finanzas designado.

Miguel Ángel Moir, jefe de la Secretaria de Programación y Planificación de la Presidencia (Segeplan), confirmó que llevarán a cabo un ejercicio con las nuevas autoridades para hacer las readecuaciones presupuestarias en diciembre y un traslape de una nueva propuesta para que empiecen a trabajar el próximo año.

“Se va a trabajar en nuevos techos, readecuaciones y reacomodos”, aseguró el secretario.

Lo que, si dejó claro es que el próximo año deberán de acudir a solicitar una ampliación presupuestaria al Congreso.

El Congreso ya no programó sesiones para conocer el proyecto del presupuesto 2020, por lo quedará vigente el de 2019 que es de Q87 mil 715 millones, según la ley. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Ejes

González Ricci afirmó que han definido por lo menos cinco acciones para la administración presupuestaria, las cuales empezarán la próxima semana con apoyo del personal de la Dirección Técnica del Presupuesto (DTP) del Minfin.

La primera fase incluye analizar durante diciembre los documentos de soporte, asignaciones y enmiendas que se presentarán al Congreso (con una nueva legislatura) en el 2020 para hacer las readecuaciones necesarias. Es decir que presentarán una solicitud de ampliación presupuestaria, que por ley debe conocer el Congreso. De momento no hay un monto preciso para la solicitud, se indicó.

El segundo punto será tratar de identificar cómo resolver las asignaciones salariales para los ministerios de Salud, Educación y Gobernación (para agentes de la Policía Nacional Civil), por compromisos en los pactos colectivos y que fueron asumidos durante el gobierno saliente.

“Esta es una parte delicada porque necesitamos cumplir con los pagos salariales y es algo que se deberá de resolver en diciembre y encontrarles alternativas”, subrayó González Ricci.

Por otro lado, se deberán hacer las readecuaciones presupuestarias internas y para ello se convocará a un “mini” ejercicio de Presupuesto Abierto, para darles a conocer a los futuros funcionarios el techo con que cuentan para trabajar y cumplir con el programa de Gobierno de Innovación y Desarrollo.

En ese mismo sentido, se solicitará que cada funcionario designado señale cuáles serán sus prioridades de gasto y que defina sus urgencias, tomando en cuenta los montos del presupuesto vigentes.

La idea, dijo, es hacer una revisión integral de los espacios presupuestarios disponibles y determinar cuáles son los “verdaderamente necesarios”.

Además, se retomará en el Congreso la iniciativa de la aprobación de préstamos externos con organismos multilaterales y que están dirigidos para cubrir diferentes áreas.

Los créditos son de US$60 millones, para el Ministerio Público; US$150 millones, para el Programada de Desarrollo Vial, y US$100 millones, para el Programa de Fortalecimiento de la Red Institucional de Servicios de Salud.

Además, US$300 millones para el Programa de Inversión y Modernización del sector justicia; otros US$193 millones, para el Programa de Inversión en Infraestructura y Equipamiento Hospitalario; US$200 millones, para apoyo presupuestario ante un desastre natural, y US$250 millones, para apoyo presupuestario.

“Nos preocupa que se pierdan estos préstamos que se han venido trabando desde hace años”, apuntó González Ricci.

Finalmente, se exigirá a la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) que refuerce la recaudación de impuestos, por medio de diferentes acciones, para financiar el gasto público y alcanzar las metas establecidas.

Al preguntarle cuáles serían las prioridades para la apertura del presupuesto el próximo 1 de enero, González Ricci dijo que la primera es acudir al Congreso para la solicitud de una ampliación presupuestaria y el pliego de los préstamos.

“No podemos darnos el lujo de perder una cartera de préstamos que van a apoyar el programa financiero”, recalcó.

En diciembre las autoridades electas y de Gobierno realizarán un ejercicio de Presupuesto Abierto para fijar los nuevos techos, luego de la no aprobación del plan de gasto 2020. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Desgaste inmediato

Para el consultor fiscal Juan Carlos Paredes el nuevo Gobierno entrará con un desgaste inmediato, al acudir al Congreso para solicitar las ampliaciones donde se evidenciará las cuotas de poder.

Explicó que el camino a seguir es lograr una ampliación del presupuesto, alcanzar los consensos, así como manejar la deuda, al acudir con el pliego de préstamos.

En general, indicó, pone en aprietos las finanzas del nuevo gobierno.

“El nuevo Gobierno deberá llegar al Congreso para negociar las ampliaciones, los préstamos y sería un pulso con las cuotas de poder sobre todo con la oposición”, afirmó el consultor.

Dijo que por lo menos necesita una ampliación de hasta Q5 mil millones para poder trabajar y tratar de atender el tema de la recaudación tributaria.

También está el desafío de las presiones del magisterio o de los salubristas, quienes han manifestado iniciar medidas de hecho por el posible incumplimiento en pagos salariales.

“Deben de atender las posibles huelgas o protestas que puedan surgir por estos sectores”, afirmó Paredes.

Para 2020 hay un compromiso salarial para los agentes de la PNC que las nuevas autoridades deberán de cumplir. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Compromisos

Érick Coyoy, analista de la Asociación de Investigación de Estudios Sociales (Asíes), afirmó que una de las medidas más urgentes que deberán atender las nuevas autoridades será el compromiso del 5% del aumento salarial a los maestros.

Solo ese componente representará un ajuste del presupuesto al Ministerio de Educación de unos Q800 millones.

“Es muy seguro que la dirigencia magisterial empiece con protestas en enero y la manifestación de esta semana fue la presión para que se aprobará el gasto público”, aseguró.

Complicaciones

Además del tema salarial, Víctor Manuel Martínez, ministro de Finanzas, dijo que al no aprobarse el presupuesto habrá complicaciones en las fuentes de financiación no ejecutables, por unos Q3 mil millones que no tendrán. Es decir, son gastos pero que no cuentan con fuente de financiación.

Lea también: ¿En qué invertirán más de Q2 mil millones los puertos de Guatemala en los próximos años?

Además, que se tendría que hacer un esfuerzo en ordenar el listado geográfico de obras.

Moir dijo que el presupuesto 2020 contaba con Q15 mil millones para inversión social, reducir la desigualdad, combate a la desnutrición crónica y resolver los problemas más críticos del país.

Contenido relacionado

> Quién saldría más castigado si no se aprueba el Presupuesto 2020, según el Minfin

> Presupuesto 2020: CIV dejará 44 proyectos de arrastre

> Congreso dictamina proyecto de presupuesto y lo deja en Q89 mil 773 millones

1

José Perez Hace 1 semana

El sindicalista de educación y el payaso está presionando para continuar con la aprobación del presupuesto