Crisis en Costa Rica: 200 contendores paralizados por protestas sociales

Las protestas en Costa Rica, que empezaron el pasado 30 de septiembre tienen detenidos aproximadamente 200 camiones guatemaltecos que van hacia ese país y Panamá.

Los bloqueos en Costa Rica se han realizado en puntos estratégicos de carreteras que conducen a sitios turísticos, a fronteras, entre otros puntos. (Foto Prensa Libre: AFP)
Los bloqueos en Costa Rica se han realizado en puntos estratégicos de carreteras que conducen a sitios turísticos, a fronteras, entre otros puntos. (Foto Prensa Libre: AFP)

Más de 400 contenedores que vienen de Panamá hacia Centroamérica están varados en la frontera entre Panamá y Costa Rica a causa de bloqueos en carreteras en territorio costarricense en rechazo a un eventual acuerdo del Gobierno de Carlos Alvarado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que incluye una subida de impuestos.

También están varados otros “400 camiones más que quieren ingresar a Centroamérica”, es decir, salir de territorio panameño, así como un grupo de nicaragüenses que iniciaron el viaje de retorno a su país, dijo Jaime Quintero, administrador de Aduanas de la provincia panameña de Chiriquí.

Héctor Fajardo, director de la Cámara de Transportistas Centroamericanos, afirmó que las manifestaciones afectan a todos los usuarios de la vía pública y se conoce que son al menos siete puntos en el país los que están bloqueados.

Uno de los bloqueos más fuertes y que complican la movilidad es en Río Claro y es el más próximo a la frontera con Panamá -unos 35 kilómetros- al sur.

Fajardo comentó que los transportistas están buscando rutas alternas para no pasar por Río Claro, y evitar paralizarse.

En opinión de Adán Aquino, presidente de Transportes Los Andes, aseguró que las protestas están afectando el comercio internacional, y señaló que siempre en Peñas Blancas se hace un embudo por los trámites lentos.

“En toda Costa Rica hay protestas, y desafortunadamente el comercio centroamericano no posee más rutas y se paraliza todo”, afirmó Aquino.

Raúl Alfaro, presidente de Transportistas Internacionales de Carga (ASTIC), refirió que las protestas son sociales por un tema relacionado con aumentar el Impuesto en un 13% al Valor Agregado (IVA) en los servicios.

Actualmente el transporte de carga no tiene más accesos y los tres días consecutivos impacta a todo el comercio intrarregional.

Alfaro afirmó que los transportistas que tienen planificado viajar, esperarán a mañana sábado para conocer la situación y esperar un poco a salir con la carga para poder llegar el próximo lunes 5 de octubre y evitar estar paralizado por mucho tiempo.

El dirigente transportista panameño René Paredes manifestó que “del lado panameño están tramitando (papeleo para el paso) pero los transportes no pueden circular porque el cierre lo tenemos a escasos 500 metros de la entrada de la aduana” en territorio costarricense.

Parades, quien es el presidente de la Comisión de Transporte de la Cámara Nacional de Transporte de Carga (Canatraca), precisó que ante la situación “hay muchos camiones” en Panamá que no están emprendiendo el viaje hacia Paso Canoas “evitando la aglomeración” en el lugar.

“Los bloqueos comenzaron el miércoles y el viernes 2 de octubre por la madrugada levantaron por la fuerza los antimotines algunos puntos, pero levantan un punto y cierran otros”, agregó el dirigente gremial.

Rechazan propuesta del gobierno de Alvarado

Los bloqueos en Costa Rica se han realizado en puntos estratégicos de carreteras que conducen a sitios turísticos, a fronteras, a zonas de producción agrícola, a puertos y aeropuertos, ante lo que los sectores empresariales instaron el jueves al Gobierno a dialogar con los manifestantes para despejar las vías y evitar daños a la economía.

El pasado 17 de septiembre el Gobierno del presidente Alvarado presentó a la opinión pública una propuesta para negociar con el Fondo Monetario Internacional (FMI) un acuerdo por US$1 mil 750 millones que tiene como fin enfrentar los efectos económicos causados por la pandemia de la covid-19 y evitar una crisis.

La propuesta incluye nuevos impuestos como uno a las transacciones bancarias y la renta global, así como el aumento de otros tributos como el de la renta y el de bienes inmuebles, entre otras iniciativas.

*Con información de EFE