Qué hay detrás del lavado de dinero que en ocho meses duplicó el monto denunciado en 2020

Nuevas modalidades de lavado se relacionan con la trata de personas y movimientos sospechosos con criptomonedas.

Publicado el
Uno de los desafíos para el país es combatir los delitos financieros.
Uno de los desafíos para el país es combatir los delitos financieros.

Guatemala casi duplicó el monto denunciado como posible lavado de dinero, asociado, en parte, a las redes criminales del tráfico internacional de migrantes, mientras se investigan los primeros indicios de operaciones sospechosas relacionadas con criptomonedas.

La Intendencia de Verificación Especial (IVE) —la unidad de análisis financiero— denunció en el MP Q4 mil 124 millones como blanqueo de dinero, datos hasta el 27 de agosto pasado. Esa cantidad supera todo lo denunciado en el 2020, que fue de Q2 mil 538 millones; es decir, Q1 mil 586 millones más.

Incluso, la cifra es más alta que los reportes del 2018, cuando fue de Q2 mil 356 millones, y los Q3 mil 119 millones del 2019, según las estadísticas oficiales.

Cifra histórica

El jefe de la IVE, Saulo de León, explicó que la proyección para el cierre del 2021 sería de unos Q6 mil 500 millones, un monto histórico. El registro lo califica como positivo, pues, como unidad de inteligencia financiera, demuestra que se está detectando mejor y denunciando de manera oportuna al MP.

El intendente aclaró que han observado incremento en la utilización de los sistemas electrónicos de transferencias de fondos y que era natural que, durante la pandemia, en Guatemala se usaran los mecanismos electrónicos para el traslado de fondos.

Cifras hasta el 27 de agosto revelan que, en promedio, Q500 millones pudieron haberse lavado cada mes. “Hay que tomar en cuenta que es una muestra de un período determinado, y ya corresponde al MP establecer en cada caso la cantidad total utilizada para lavado de dinero”, insistió.

Los efectos de la pandemia, la reapertura económica, el acomodamiento y la activación del crimen organizado, así como la mezcla de las actividades —lícitas e ilícitas—, explicarían el incremento de la cantidad denunciada por la IVE, aseguró Walter Menchú, analista del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (Cien).

¿Qué lo explica?

A pesar de la pandemia y las restricciones, las tipologías de lavado de dinero no se han detenido y el incremento de la cifra denunciada tiene una explicación.

De León indicó que sobre las tipologías hay varios aspectos, como el narcotráfico, la corrupción, el contrabando y otras actividades ilícitas que no descansan, pero que han identificado estructuras criminales que se dedican al tráfico ilegal de personas, que son actos calificados como delitos subyacentes que producen dinero ilícito.

“Hay un repunte en el tráfico ilegal de migrantes. Hemos identificado que hay estructuras que se han sofisticado, se han corporativizado en generar mecanismos de tráfico ilegal de migrantes”, puntualizó.

Para proveer ese servicio participan varios actores, pues las personas deben tener dónde pernoctar, transportarse y alimentarse, además de contar con insumos durante su trayecto, y toda esa logística de servicios que se prestan orbitan alrededor de una estructura criminal.

Guatemala es el último eslabón en el tránsito para dar el gran salto hacia México, y por eso se ha convertido en un punto de recepción y partida de migrantes de diferentes nacionalidades.

Cargando

Líneas de investigación

Stuardo Campo, jefe de la Fiscalía contra el Tráfico Ilícito de Migrantes, informó que existen líneas de investigación con más de 250 expedientes en la actualidad, y sobre las tipologías de lavado de dinero han tenido acercamientos con la IVE para coordinar y compartir la información de estas redes criminales, así como los reportes de transacción sospechosa (RTS) de quienes se encuentran en posible proceso.

En el trabajo de inteligencia financiera y en el seguimiento de la ruta del dinero se informó que se han detectado operaciones sospechosas. El patrón identificado es que hay personas en Guatemala que reciben remesas de África, Asia y Europa del Este, y que se sigue una ruta “muy identificada”.

El puerto —entrada del dinero— se ubica en departamentos del oriente del país —fronterizos— y luego se sigue una ruta hacia el occidente, lo que supone que operan estructuras nacionales que están en coordinación financiera y operativa con otras internacionales que se dedican al transporte de migrantes, se informó.

Campo confirmó que recibieron recientemente un pliego de denuncias que se relacionan con estructuras criminales que ahora investiga la Fiscalía.

Criptomonedas: Moneda digital

El intendente De León dijo que han identificado operaciones sospechosas relacionadas con criptomonedas.

“Se ha detectado la compra de estos activos virtuales en ubicaciones geográficas que no hacen sentido. Estamos determinando, estableciendo, qué es lo que puede suceder, ya que las criptomonedas son un tema totalmente novedoso”, dijo.

En este momento no existe un caso como tal, resaltó, solo han rastreado la transaccionalidad de criptomonedas, en la cual no se ha logrado determinar si son producto de una actividad criminal, pero llama la atención que se están utilizando en ubicaciones geográficas en Guatemala, como municipios del suroccidente.

Campo señaló que no se ha podido confirmar en los expedientes que llevan en curso, pero que es un extremo que no se descarta, sabiendo que las estructuras del crimen organizado han venido innovando en diferentes modalidades, pero que tratarán de profundizar.