Quién saldría más castigado si no se aprueba el Presupuesto 2020, según el Minfin

Complicaciones en el manejo de las finanzas para el próximo gobierno, advirtió el ministro de Finanzas, Víctor Manuel Martínez, si el Congreso no llega a aprobar el plan de gasto por Q89 mil 773 millones que fue el monto que dictaminó la Comisión de Finanzas el pasado 28 de octubre.

El ministro de Finanzas, Víctor Manuel Martínez, dijo que si el Congreso no llega a aprobar el plan de gasto por Q89 mil 773 millones podría haber implicaciones para el próximo gobierno en la nómina salarial, fuentes de financiamiento y en el listado geográfico de obras. (Foto Prensa Libre: Urías Gamarro)
El ministro de Finanzas, Víctor Manuel Martínez, dijo que si el Congreso no llega a aprobar el plan de gasto por Q89 mil 773 millones podría haber implicaciones para el próximo gobierno en la nómina salarial, fuentes de financiamiento y en el listado geográfico de obras. (Foto Prensa Libre: Urías Gamarro)

Aunque el Legislativo tiene 25 días para conocerlo, el ministro dijo que el único “plan b” con que cuenta es que se aprobaría el presupuesto vigente, que sería de Q88 mil 314 millones.

Las complicaciones presupuestarias serían en por lo menos tres grandes áreas, detalló el ministro, luego de presentar el nuevo portal de transparencia y observatorio del gasto público, donde participó el vicepresidente Jafeth Cabrera Franco.

Lea además: Presidente electo Alejandro Giammattei plantea diez acciones en plan económico

“Hay implicaciones serias en temas que están incluidos en el ordenamiento presupuestario como la dignificación del magisterio, a los agentes de la Policía Nacional Civil y a los trabajadores de salud, que generarían retos importantes para poder pagar la nómina”, aseveró el funcionario.

Otros efectos serían en las fuentes de financiación no ejecutables, ya que en la actualidad hay unos Q3 mil millones destinados al gasto pero que no tienen fuente o sea que se heredará fuente no ejecutable.

Finalmente, dijo que otra implicación es el ordenamiento del listado geográfico de obras.

Próximo gobierno saldría impactado

Recordó que en el ejercicio 2018, cuando no aprobó el presupuesto, el reordenamiento de obras, tardó un período de cinco meses hacer los ajustes, que a su vez impacto en la inversión pública.

“Un nuevo gobierno tiene cien días para entregar resultados y que ese tiempo no se invierta en desenredar procedimientos y por eso se está trabajando en dejarle las condiciones financieras”, dijo el funcionario.

En todo caso, dijo que, si no se aprueba el presupuesto por el Legislativo, se tendría que hacer un esfuerzo en ordenar el listado geográfico de obras, las fuentes financieras y el desfinanciamiento para dignificar al magisterio, salud y agentes de la policía, montos que equivalen a unos Q1 mil 500 millones.

El presidente electo, Alejandro Giammattei Falla, declaró el pasado lunes en una actividad con empresarios de la Cámara de Comercio e Industria Guatemalteco-Mexicana, que estaba a favor de la reducción que realizaron los integrantes de la Comisión de Finanzas del Congreso y afirmó que “con eso podrían trabajar en el primer año de Gobierno”.

El monto original del proyecto del presupuesto que se presentó al Congreso el pasado 2 de septiembre fue de Q91 mil 900 millones, pero los miembros de la Comisión decidieron disminuirlo.

El ministro de Finanzas advirtió que si el Congreso no aprueba el proyecto del presupuesto habrán presiones para sectores en la nómina salarial. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Advierten posible desgaste

Para el consultor fiscal, Juan Carlos Paredes, la no aprobación del plan de gasto, tendría implicaciones severas para la nueva administración de gobierno, que le podría generar desgasto a un corto plazo.

Manifestó que las implicaciones son en el ámbito administrativo, económico y político.

Por ejemplo, en lo administrativo, las implicaciones serían en las readecuaciones presupuestarias para cubrir la nómina salarial, así como las partidas que se deberán readecuar o no, las cuales tendrían que desarrollarse durante todo el ejercicio.

Lo más delicado, según Paredes, es en las fuentes de financiamiento, que al no contar con los montos de los gastos que no son cubiertos, automáticamente las nuevas autoridades deberán recurrir a más deuda pública o su renegociación para cumplir con los aportes.

“Tener asignaciones sin fuente de financiamiento es algo serio, porque no se va a cumplir con los compromisos”, subrayó.

En el ámbito político, las implicaciones son que, al recurrir a una solicitud de ampliación de deuda o más presupuesto al Congreso, podría surgir el primer desgaste.

Lo que tendría al final, es hacer un severo recorte de gasto y un desgate prematuro, advirtió el consultor.

Cierre

Martínez subrayó que esperan cerrar la ejecución del gasto en 91% de ejecución y lo que no se podrá ejecutar son los prestamos no aprobados.

Le puede interesar: Esta es la ley que recibió dictamen favorable para regular trabajo a tiempo parcial

Indicó que el monto del gasto sumará unos Q82 mil millones.

Además, preparan las asignaciones de saldo de caja (recursos) que dejarán a la nueva administración.

Contenido relacionado

> Congreso dictamina proyecto de presupuesto y lo deja en Q89 mil 773 millones

> Presupuesto 2020 pasa el segundo debate en medio de críticas

> Presupuesto 2020: CIV dejará 44 proyectos de arrastre

1

Ricardo Collier Hace 1 semana

Estan jugando con fuego este Ministro Martinez, lo que esta presupuestado ya lo Gastaron en viajar al Extranjero, a la nueva Administracion van a encontrar vacias las gavetas a meterse a mas prestamos
para salarios porque las manifestaciones le van sacar canas verdes en los primeros 100 dias que son los
peligrosos para la economia Nacional….