Presupuesto 2020: Por qué la ambiciosa proyección fiscal puede comprometer los gastos del nuevo gobierno

¿Podrá Guatemala alcanzar Q67 mil millones en ingresos, como lo proyecta el Presupuesto 2020? Esa es la principal inquietud que expertos plantean al plan de gastos, tan solo 24 horas después de que fue presentado al Congreso.

Analistas económicos aseguraron en el foro de Asíes que el principal desafío del proyecto del presupuesto de ingreso y egresos será los ingresos fiscales y anticipan que existe un desfinanciamiento. (Foto Prensa Libre: Urías Gamarro)
Analistas económicos aseguraron en el foro de Asíes que el principal desafío del proyecto del presupuesto de ingreso y egresos será los ingresos fiscales y anticipan que existe un desfinanciamiento. (Foto Prensa Libre: Urías Gamarro)

El análisis del Presupuesto 2020 no escapó de la sombra de una posible recesión económica global que podría impactar la economía local, por lo que especialistas recomendaron este martes hacer una revisión a las cifras de los ingresos, durante el “Análisis de Presupuesto de ingresos y egresos para el 2020”, que organizó la Asociación de Investigación de Estudios Sociales (Asíes).

El principal indicador será la carga tributaria –relación de ingresos tributarios con el PIB– que se mantiene decreciente, tanto para este como para el siguiente ejercicio fiscal y se considera que se alcanzará a los niveles de 1990.

Lea además: Encuentro de Negocios con el Migrante 2019 se abre a la moda y la tecnología

El proyecto del presupuesto de Q91 mil 900 millones se financiará por Q67 mil millones de ingresos tributarios, “pero se plantea una meta optimista de ingresos y habrá que observar cual será la capacidad real de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) para lograrlo”, fue uno de los mensajes que los panelistas reiteraron durante el foro, quienes consideraron que el proyecto es “conservador”.

En los últimos cinco años el administrador tributario no ha alcanzado las metas de cobranza y se mantiene un déficit y los analistas perciben que las cifras de recaudación por Q67 mil millones son optimistas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Preocupan escenarios de gasto

En los últimos cinco años el administrador tributario no ha alcanzado las metas de cobranza y se mantiene un déficit que podría tener dos fuentes: o es cubierto con la emisión de más deuda pública o sacrifican bienes y servicios a la población por la falta de los recursos.

“De no lograrse los ingresos en la práctica los obliga a realizar ajustes al plan de gasto y el presupuesto se vuelve irreal de entrada que la nueva administración deberá de asumir en principio que estrategias deberá de implementar”, señala el documento.

“Es un presupuesto desfinanciado y se tiene que recurrir al endeudamiento para ir a llenar esa brecha”, expuso Hugo Maúl, del Centro de Investigaciones Nacionales Económicas (Cien).

Agrega que la principal preocupación respecto al desempeño de las finanzas públicas en 2019 ha sido la recaudación tributaria, al no llegar a las metas mensuales programadas.

Los impuestos en los cuales se ha percibido la brecha al mes de julio, es sobre la renta (ISR) y al valor agregado (IVA), que son señales de un debilitamiento de la actividad económica, por lo que es necesario mejorar la efectividad de la SAT para elevar los niveles de recaudación, sobre todo en aduanas (comercio exterior) que es el rubro que en que más se ha reducido.

La brecha fiscal –los impuestos programados, pero no recaudados– a julio es de Q1 mil 627.2 millones y el monto recaudado es de Q36 mil 778.6 millones.

Maúl adelantó que se avecina una recesión económica global que puede ser más severa que la de 2008-2009 y que eso impactaría severamente los ingresos tributarios.

Tema fiscal: El desafío

María Antonieta del Cid de Bonilla, ex ministra de Finanzas y Maul, del Cien, expusieron en el foro, que hay que fortalecer al administrador tributario para recuperar los ingresos en los próximos cinco años, para llegar al 10.9%.

“Veo como un reto alcanzar la recaudación tributaria para 2020 y será necesario consolidar programas como la Factura Electrónica, los programas de riesgos, el registro unificado para los contribuyentes, el secreto bancario y acceso a la información financiera y el combate a la defraudación aduanera y contrabando. Es necesario fortalecer esos esfuerzos ahora con la entrada de un nuevo gobierno”, subrayó Del Cid de Bonilla.

Reiteró que la clave para atender esta situación es el fortalecimiento institucional de la SAT, abonaría.

Maul mencionó que preocupa qué pueda pasar en el futuro con las autoridades tributarias y si el siguiente gobierno no puede llegar a la SAT a empezar todo de nuevo, debe haber márgenes por mejorar, pero existen iniciativas que deben continuar y llevarlas a buen término.

“Hemos visto en el pasado que se corta la cabeza cuando hay cambio de gobierno por militancia política o por no llegar a la meta –por ejemplo, al superintendente del recaudador– y se descabezan las intendencias, gerencias y demás dependencias de la institución y es algo que las nuevas autoridades deberán considerar”, resaltó Maul.

Recordó que todos estos procesos necesitan continuidad, pero mejor sería con el personal que está ahora, que ya cuenta con la experiencia, dijo.

Las prioridades son avanzar en el combate a la defraudación aduanera, la evasión fiscal y el contrabando.

Tanto Del Cid de Bonilla como Maul afirmaron que no existe un capital político para que se presente una reforma tributaria en los siguientes meses. Por de pronto se desconoce cómo quedará la siguiente legislatura en los términos de coaliciones y sería muy difícil pensar para una reforma tributaria.

María Antonieta Del Cid de Bonilla, ex ministra de Finanzas resaltó que hay que fortalecer al administrador tributario para recuperar los ingresos en los próximos cinco años, para llegar al 10.9%. (Foto Prensa Libre: Urías Gamarro)

Mejorar la cobranza

Pedro Pablo Prado, del Departamento de Problemas Nacionales de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de San Carlos, expuso que se deben mejorar los ingresos tributarios y planteó la necesidad para entrar a una discusión sobre una reforma.

En todo caso, se deben mejorar los controles en el servicio aduanero, donde se ha comprobado los ingresos que se dejan de percibir por contrabando y recientemente un importante medio de comunicación escrito publicó los estudios del contrabando con una narrativa específica se brindan los detalles y vínculos con otros delitos.

“Atender las aduanas es un tema importante para las nuevas autoridades”, puntualizó.

Acciones a corto plazo

Por su parte, el ministro de Finanzas y presidente del Directorio de la SAT, Víctor Manuel Martínez, reconoció que la institución debe mejorar su ejecución de gasto y que cuenta con Q700 millones.

Indicó que, con la vigencia de la FEL, los análisis de riesgos y el acceso a la información bancaria a los contribuyentes, son acciones que a corto plazo pueden aportar en mejorar la recaudación fiscal.

El proyecto del metro riel es uno de los que está incluido en el proyecto del presupuesto 2020, en el capítulo de Alianza Publico-Privado. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Presupuesto de gasto

En el foro se reveló que Guatemala tiene el gasto más bajo en Centroamérica en Educación, a pesar de que es la economía más grande de la región.

Se considera que casi el 50% de jóvenes quedan fuera del sistema educativo y es un reto a futuro de aumentar el gasto, pero que no se dirija hacia el pacto colectivo, si no de aumentar la cobertura educativa.

“El país debe preparase para los desafíos que el futuro demanda”, se expuso en el foro, ya que el Ministerio de Educación es la institución que más recursos cuenta en el proyecto del presupuesto por Q17 mil 771 millones.

Del Cid de Bonilla explicó que, en cuanto al gasto público, Guatemala tiene 13%, cuando el promedio en Centroamérica es del 20%, y se debe de mejorar su calidad de ejecución.

El ministro Martínez dijo que han identificado que las instituciones cuentan en la caja fiscal más de Q33 mil millones y son recursos que no tienen movimiento.

Otros ejes del Presupuesto 2020

El foro también abordó sobre el capítulo de los seis proyectos de Alianza Público-Privado, que se incluye en el presupuesto y según los expositores, es la primera vez que se plantea algo así, para que sean aprobados y es algo novedoso.

El ministro Martínez explicó que estos proyectos representan una cartera de US$1 mil 500 millones, aproximadamente.

Los proyectos planteados son:

  •          El metrorriel
  •           Modernización del Aeropuerto Internacional La Aurora
  •           El Sistema de Transporte Público Masivo
  •           El Centro Administrativo del Estado
  •           La Vía Exprés Nororiente
  •           El Puerto Intermodal Tecún Umán II en San Marcos

Los expositores recomendaron revisar las normas presupuestarias, sobre todo en lo referente a los pactos colectivos, que es un tema que siempre está en la “agenda” y en el que deberá ponerse orden por los márgenes de los ajustes salariales y la situación de las finanzas.

Lea también: Sistema de garantía para cuentahabientes acumula Q5 mil 800 millones

Esto también implica la situación de las clases pasivas (pensionados) que van en crecimiento y existe un déficit.

De los aspectos favorables, es la gestión de riesgos para desastres naturales y el financiamiento para atender cualquier siniestralidad.

Contenido relacionado

> Presupuesto 2020: Estos son los ajustes que solicitó el gobierno de Alejandro Giammattei al plan de gastos

> Futuro ministro de Finanzas pedirá destitución del jefe de la SAT

> Gobierno se endeuda por US$1 mil 200 millones con eurobono y así busca gastar el dinero

0