Reclutadoras de migrantes para visas agrícolas deben ser reguladas por el gobierno, dice OIT

Una contratación equitativa y reclutamiento justo son las principales observaciones que planteó la Organización Internacional de Trabajo (OIT) cuando se ejecute el acuerdo para trabajos agrícolas temporales que firmó a finales de julio pasado Guatemala y Estados Unidos.

Los migrantes serán reclutados por el Ministerio de Trabajo o por contratistas certificados para que puedan trabajar temporalmente en Estados Unidos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Los migrantes serán reclutados por el Ministerio de Trabajo o por contratistas certificados para que puedan trabajar temporalmente en Estados Unidos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Con el objetivo de evitar estafas y abusos la Organización Internacional del Trabajo (OIT) recomendó a las autoridades del Ministerio de Trabajo y Previsión Social (Mintrab) certificar y supervisar a las reclutadoras autorizadas que podrían llevar a cabo el proceso de visas H-2A -programa de trabajos agrícolas temporales hacia Estados Unidos-.

El Mintrab aún no ha revelado cuál será la estrategia que implementará para ordenar el proceso. Prensa Libre solicitó información, pero al cierre de la edición no atendieron la solicitud.

Francesco Carella, especialista en migración laboral de la OIT dijo que el proceso de reclutamiento puede estar a cargo del Servicio Nacional de Empleo o de agencias privadas de reclutamiento, pero deben estar aprobadas y autorizadas por el Mintrab, y afirmó que Guatemala posee las disposiciones y mecanismos para hacerlo.

En ese sentido, Juan Luis Carvajal, director de Pastoral de Movilidad Humana, afirmó que es necesario regular todo el proceso desde el momento del reclutamiento, cuando se definan los contratos laborales, porque no existe suficiente intercambio de información entre el Ministerio de Relaciones Exteriores, el de Trabajo y Migración, que les permita armonizar los datos.

Casos alarmantes

 

Según información de la Pastoral de Movilidad Humana desde hace años tienen conocimiento que se otorgan visas para trabajos agrícolas temporales hacia Estados Unidos, pero el candidato debe pagar Q3 mil por aparecer en un listado, Q5 mil de boleto aéreo y Q1 mil 500 para una cita con el consulado, incluso pagar renta al empleador en EE. UU.

Esta situación encendió las alarmas de la pastoral porque en mayo del 2018 un grupo de jóvenes campesinos guatemaltecos originarios de Huehuetenango y que se dirigían a Georgia, Estados Unidos, desembolsaron aproximadamente Q9 mil 500 durante un año para que les entregaran las visas de trabajo temporal agrícola.

Por lo anterior emitieron un comunicado donde hicieron un llamado al Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala y al Ministerio de Trabajo para la vigilancia y supervisión de las situaciones que enfrentan los y las trabajadoras agrícolas bajo esos programas.

“Las personas van bien entrenadas y terminan siendo una mano de obra barata y se violan los derechos humanos del trabajador, no hay atención médica o beneficios laborales, esperamos que con el acuerdo sea distinto”, dijo Carvajal.

El director recomendó, al igual que la OIT, supervisar a las reclutadoras para evitar que cobren cuotas para incluir a candidatos en listados, cobren por el proceso o el pago de boletos, todo debe quedar claro desde que empiece a funcionar el sistema, también de los salarios que recibirán y los beneficios.

“Son varios los temas que preocupan, porque se debe evitar que se dé un traslado ilegal, algunas veces les retienen los documentos, los encierran y limitan el libre tránsito, a pesar de que son acuerdos de intercambios laborales se cae en trata cuando se vulneran los derechos humanos”, remarcó Carvajal.

Cobran por trámite

 

Prensa Libre contactó a una reclutadora ubicada en la Zona 1 para consultar sobre el costo para las visas H-2A e indicó que primero el candidato debía tener un contacto o empresa que pueda darle trabajo en Estados Unidos, esa empresa debe llenar un formulario I-797 para aplicar a recibir migrantes para trabajo temporal, luego de ser aprobada la solicitud ya le envían el documento al interesado en Guatemala y se comienza con el trámite, y tiene un costo de Q2 mil 500 aproximadamente.

Otra reclutadora ubicada en Zona 10 indicó el mismo procedimiento, pero aclararon que solo es para aplicar a la visa canadiense, que no manejan la estadounidense y no brindaron información de precios ni requisitos hasta que ellos entrevisten al candidato.

Carella enfatizó en las condiciones de un reclutamiento justo porque se dan muchos abusos, incluso, que derivan en casos de trata de personas o trabajos forzosos, y esta situación se da previo o en el momento de la contratación de reclutamiento, incluso, antes que el trabajador llegue a su lugar de destino.

Cuando el trabajador ya está en su destino tiene el derecho a una paga justa, que esté por encima del salario mínimo, o bien, que sea comparable al salario que recibiría un trabajador local en el mismo puesto, remarcó el especialista de la OIT.

Gabriel Aguilera, ministro de Trabajo dijo a principios de agosto que el trabajador agrícola no debe cubrir ningún costo por el trámite, porque es el empleador quien lo asume o bien las empresas empleadoras o las reclutadoras que gestionarán la visa.

Detalles del acuerdo

 

Francesco Carella, especialista en migración laboral de la (OIT) compartió algunos puntos del acuerdo -al que tuvo acceso- y que en su opinión son positivos porque están alineados a las normas de la OIT.

En primer lugar, garantizar y velar por una contratación equitativa y un reclutamiento justo.

Segundo, articular el papel de las embajadas y consulados, pero enfatizó que dicha red debe funcionar en ambos países y puede tener un rol de protección facilitando el acceso a la justicia cuando lo ameriten los trabajadores.

Importa la calidad

 

En opinión de Francesco Carella, especialista en migración laboral de la (OIT) no existe una estadística o estimación que pueda revelar cuántas visas de trabajo se logren otorgar cuando entre en vigencia el acuerdo, y enfatizó que no importa tanto la cantidad como la “calidad”, es decir, que garanticen que son empleos decentes y dignos para los trabajadores guatemaltecos.

La OIT tiene conocimiento que en EE. UU. existe una alta demanda de trabajadores agrícolas porque en muchos casos la mano de obra nacional no los satisface.

Guatemala se comprometió a capacitar y certificar la mano de obra que recibirá visa temporal de trabajo a cambio de dar asilo a migrantes salvadoreños y hondureños. Pero aún, no se conoce el procedimiento para otorgar las visas.

Contenido relacionado:

 

> Las razones por las que EE. UU. priorizará visas temporales de trabajo agrícola para guatemaltecos

> Acuerdo de visas temporales para trabajo agrícola en EE. UU. ya funcionaban en Guatemala

> Así fue la firma del acuerdo entre Guatemala y EE. UU. para trabajos agrícolas temporales

2

Juan Camaney Hace 3 meses

Si estos van a ser los requisitos, no creo que funcione mucha. Al chapin le gusta la papa caliente.

Javier Castejon Hace 3 meses

MEDIA VES EL GOBIERNO DE GUATEMALA ESTE INTROMETIDO EN ESTE ASUNTO, LA POBLACION SOLAMENTE PUEDE ESPERAR MAS CORRUPCION EN LA ENTREGA DE ESTAS VISAS, SU PRECIO SERA EN ESE ENTONCES MUCHO MAYOR Y CON UN TRAMITE MUCHO MAS DIFICIL. ES QUE LA OIT NO SABE DE LA CORRUPCION GUBERNAMENTAL EN EL PAIS O ES QUE SE HACEN LOS P E N D E J O S.