Remesas, comercio y producción inician el 2021 con signos de recuperación

El ingreso de remesas familiares en el primer bimestre del 2021 muestra un crecimiento sólido de dos dígitos a casi un año de los efectos de la pandemia y que mostrará una contracción.

La producción nacional mejoró en enero, al igual que el ingreso de divisas por remesas y exportaciones, informó el Banguat. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
La producción nacional mejoró en enero, al igual que el ingreso de divisas por remesas y exportaciones, informó el Banguat. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Tanto el comportamiento interanual -febrero 2020 con febrero último- y el acumulado -de enero a febrero- muestran crecimiento del 16.7% y 12.6%, según las cifras de la balanza cambiaria que actualizó el Banco de Guatemala (Banguat).

Eso supone que, en los primeros 60 días del año Guatemala percibió US$1 mil 849 millones de divisas que equivale a US$207 millones más con respecto al bimestre del año pasado cuando fueron US$1 mil 642 millones.

Es decir que, en los primeros dos meses, en promedio se están recibiendo US$30.8 millones diarios, ya en una fase de recuperación post covid-19, versus los US$27.3 millones diarios del 2020 o sea antes de los efectos de la pandemia. Solo en enero fueron US$72.2 millones y en febrero US$134 millones.

Por otro lado, al hacer el comparativo mensual, el aumento fue de 8.7% en enero y 16.7% en febrero con respecto a los mismos meses del año pasado.

Solo en enero de este año, fueron US$906.8 millones y en febrero US$942.9 millones, y en ambos casos se superan los US$900 millones como tendencia.

En enero del 2020, se reportaron US$834.6 millones y en febrero US$808 millones, según las estadísticas de la balanza, que determinaron que las transferencias representaron el 14.6% del PIB en ese año con un total de ingresos por US$11 mil 340 millones.

Dos explicaciones

Para Jahir Dabroy, analista en temas migratorios de la Asociación de Investigación de Estudios Sociales (Asíes), hay dos lecturas por este comportamiento reportado en 2021, y que marcaría para los siguientes meses.

La primera es que hay una mayor capacidad de ingresos que están teniendo los migrantes en EE. UU., producto de la recuperación económica, y la mejora del empleo hispano o latino en varias actividades.

Mencionó que existe evidencia que hay recuperación en varios estados donde reside población hispana y en la medida que esa mejora habrá un efecto multiplicador para trasladar mayor cantidad de dinero a sus familiares en Guatemala.

Se sustenta en un informe de Asíes, publicado el pasado 16 de febrero, en el cual se expuso que una buena parte de los guatemaltecos en Estados Unidos se emplean en construcción formal y residencial, pero no en otras como comercio, servicios o alojamiento. La tasa de desempleo latino había pasado de -19% en abril a -8% en octubre del 2020.

Dabroy expuso que por el lado político y con la llegada de un gobierno demócrata en enero, es mucho más benévolo con la migración irregular que un republicano, y puede generar una percepción de confianza, pero se habla de que se está conformando para las siguientes semanas de una caravana que estarían personas de América del Sur, del Caribe, de Asia y África, que sería una “mega caravana” del migrante, pero solo se escucha.

El analista consideró poco probable que hubiera un desplazamiento de migrantes guatemaltecos hacia otros estados, en busca de mejores condiciones laborales o de familias, ya que es caro un desplazamiento, que los puede exponer a una deportación.

Las autoridades monetarias han expuesto el mayor porcentaje que las familias le brinda a los ingresos por las remesas es para el consumo de productos y servicios básicos.

Para 2021 se proyecta un ingreso de US$12 mil 474 millones, que significaría 10% más al 2020.

Exportaciones se recuperan

Por aparte, la banca central actualizó las cifras de comercio exterior de enero último, el cual tuvo un incremento de 7.9% y es una señal de recuperación.

El monto de las exportaciones fue de US$1 mil 89 millones, mayor en US$79.9 millones con respecto a enero del 2020, cuando fue de US$1 mil 009 millones.

Por primera vez en más de 20 años, las exportaciones de artículos de vestuario fueron desplazadas del primer lugar de ventas al exterior, y el sector señala que será temporal. En enero la primera casilla la ocupó el cardamomo por exportaciones de US$180 millones y vestuario en US$117 millones.

Alejandro Ceballos, presidente de la Comisión de Vestuario y Textil (Vestex), indicó que se trata de un efecto de precio del cardamomo que está favoreciendo a los productores y exportadores y están aprovechando esta “ola”.

Manifestó que en la industria textil los precios de los productos son más estables, con respecto al cardamomo que tiene que aprovechar estos momentos de altos precios en el mercado y que depende de ello en sus negocios.

“La maquila es un bien elaborado mientras el cardamomo depende del mercado, pero están en una buena racha de precios desde el año pasado lo cual es una excelente tendencia, y ojalá todos los sectores se disputen el primer lugar de exportaciones”, subrayó al declarar que este comportamiento será temporal.

Pronostico que vendrán los meses de recuperación, luego que en 2020 se experimentó una caída por los efectos del coronavirus en EE. UU., que fue de marzo a junio cuando se cayó el negocio.

Por exportaciones de azúcar en enero ascendieron a US$84.1 millones, banano US$64.9 millones y grasas y aceites comestibles por US$54.6 millones y café en US$40.4 millones.

Activad mejora

Por aparte, el Índice Mensual de la Actividad Económica (Imae) en enero se sitúo en 3.2%, que fue menor al 4.7% de enero 2020.

Se informó que las actividades que registraron crecimiento fueron comercio y reparación de vehículos; agricultura; industria manufacturera; actividades inmobiliarias; información y comunicaciones, así como actividades de atención de la salud humano y asistencia social.