Ricardo Castillo: “El Irtra ha invertido Q2 mil 500 millones en más de medio siglo”

Al cumplir 50 años de dirigir el Irtra, el presidente de esa institución, Ricardo Castillo comenta acerca del inicio de los parques y la situación que vive el país con la epidemia del covid-19.

Ricardo Castillo Sinibaldi, preside el Irtra expone acerca del desarrollo del Irtra. (Foto, Prensa Libre: Érick Ávila).
Ricardo Castillo Sinibaldi, preside el Irtra expone acerca del desarrollo del Irtra. (Foto, Prensa Libre: Érick Ávila).

Con parques temáticos, hostales y atracciones el Irtra se ha convertido en una referencia para la recreación en el país.

Según su presidente, Ricardo Castillo, la inversión ha sido millonaria y ha necesitado mucha planificación.

Castillo cumple 50 años de estar al frente del Instituto de Recreación de los Trabajadores de la Empresa Privada (Irtra) y en el extracto de esta entrevista habla del trayecto recorrido y de la situación que enfrenta el país ante la epidemia del coronavirus,

¿Cuánto se ha invertido para los parques, atracciones y hostales del Irtra?

Tenemos 58 años de vida. Entre infraestructura, mobiliario, atracciones y hostales hemos invertido alrededor de Q2 mil 500 millones, hemos calculado que si fuera a valor presente podría estar en alrededor de los Q12 mil millones.

Tenemos una política administrativa muy bien definida, aquí no se gasta el dinero por gastarse, todo va bajo un plan, un presupuesto y una acción determinada autorizada.

Lo que hacemos son reservas de dinero para construir nuevos parques, ampliar los existentes y adquisición de nuevos terrenos, para que luego no tengamos que ir a prestarle a los bancos. Nunca le hemos prestado dinero a los bancos, todo lo hemos hecho con nuestro propio dinero, manejado correctamente y sin ningún acto de corrupción.   Con esas reservas le hemos podido pagar a los trabajadores su salario durante todos los meses que no hemos trabajado y se pagó el bono 14. Esa es una demostración que una administración sana, eficiente, honrada, y controlada por la empresa privada da frutos y sale adelante.

¿Qué le representa llegar a 50 años al frente el Irtra?

Para cualquier ejecutivo de cualquier empresa de los niveles que sean, el tener una continuidad de trabajo   significa un gran honor porque quiere decir que los accionistas o los patrocinadores manifiestan una gran confianza en esa persona.  Una de las mejores políticas para la institución es la continuidad de los altos ejecutivos en el desarrollo de la empresa porque el plan maestro que hayan realizado y los ajustes que se logran hacer son un éxito total. Significa el sentirse reconocido, el saber que su trabajo y su administración tuvieron éxito y lo principal para nosotros, el saber que nuestra administración es absolutamente honrada y honorable donde nunca ha habido un reparo de la Contraloría de Cuentas.

¿Cuál es la anécdota que más lo haya marcado dentro de su gestión en el Irtra?

Cuando el Irtra empezó no había nadie que supiera de recreación en Guatemala. El Irtra empezó de cero, aprendiendo lo que se pueda, hacer un trabajo tan grande como hacer parques de diversiones, dar felicidad a la gente, dar prestigio a un país y convertirse en parte del mundo de la recreación es dificilísimo.

Teníamos muy poco dinero, dijimos invirtámoslo lo mejor que podamos y empezamos a hacer algunas inversiones pequeñas pero seguras como el parque en Amatitlán y luego Agua Caliente. Nos quedaba o contratar un profesional en Guatemala que supiera, que no lo encontramos, o contratar una empresa internacional que nos viniera a diseñar los parques cobrándonos un dineral. Nuestra decisión fue una simple palabra: aprendamos y así lo hicimos, nos ayudó mucho afiliarnos a la Asociación Internacional de Parques y Atracciones (IAAPA).

Entre los parques del Irtra más visitados están Mundo Petapa y los que se ubican en Retalhuleu. (Foto, Prensa Libre, Hemeroteca PL.

¿Cómo ha crecido el Irtra en visitas y hospedaje?

El dato acumulado de visitas de 1963 y 1964 eran 41 mil 300 personas y el último año (2019) son 83 millones 357 mil personas, incluyendo todos los parques.

El primer parque fue el de Amatitlán. En 1963 tuvimos 8 mil visitantes, el último fin de semana que abrimos (marzo del 2020) llegamos a las visitas acumuladas de 6 millones de personas. En el parque Mundo Petapa hubo algo especial, sucedió el terremoto de 1976, en ese año el presidente Kjell Laugerud nos dijo que si podíamos abrir el parque para estimular a la gente y se abrió sin terminar. Llegaron 6 mil personas y en 2019 fueron 1 millón 331 mil.

Hemos construido los parques de Amatitlán, Agua Caliente, Mundo Petapa, en la región central, y en Retalhuleu hemos construido Xetulul, Xocomil y Xejuyup y un complejo hotelero, con edificios que no pasan de tres hijos para mantener el ambiente y mantener la arquitectura del paisaje y tenemos 770 habitaciones.

¿Cuál es el impacto derivado del covid-19 para el Irtra y qué planes de recuperación e inversión tienen?

Cuando vimos lo que venía dijimos nos van a cerrar, entonces teníamos que calcular que el cierre nos afecte lo menos posible y lo que hicimos fue anticipar la inversión en las seis nuevas atracciones que ya teníamos vistas y contratadas para Guatemala, Xejuyup y Xetulul. Calculamos que antes de fin de año están terminadas todas. Lo que queremos es que si llegamos a abrir el parque rápido, tenerlo todo en magníficas condiciones por eso también hemos hecho un programa de mantenimiento a fondo de edificios y juegos.

La más reciente inauguración fue Xejuyup. (Foto, Prensa Libre, Hemeroteca PL).

Hicimos un análisis por mes, desde marzo a septiembre, acerca de qué nos pasaba si estamos cerrados y podemos llegar a perder alrededor de Q400 millones de marzo a julio. Y de una vez hicimos los protocolos para poder abrir los parques con las condiciones de sanidad y salubridad requeridas y por medio de Asociación Mundial de Parques pudimos conocer los que están haciendo en el mundo, incluso parques como Disney y adaptarlo a nuestro país.

Si mañana dijera el presidente abran los partes, ya sabemos cómo hacerlo. La institución está lista.

Según el número de casos y el comportamiento de la epidemia en el país ¿cree que es momento de abrir  más actividades o de esperar un tiempo más?

Creo que con las pandemias no hay nadie en el mundo que pueda predecir nada. Con la fiebre española, habiendo menos habitantes en el mundo, murieron unos 12 millones de personas y ahora, siendo más población, no se ha llegado al millón de personas, debido a la tecnología la ciencia, los avances ya se han podido tratar. Yo mismo fui infectado, estuve en cuarentena, encerrado, cumpliendo las condiciones, tengo 85 años, no soy un jovencito, y salí.  Entonces uno puede pensar que el problema nuestro en Guatemala, es que nosotros los guatemaltecos no entendemos ni respetamos las normas de seguridad, porque si quisiéramos hacerlo estaríamos de otra forma.

Como va a respetar la gente en Guatemala las normas si hay casos donde se ha perdido el empleo, duermen cuatro en una misma habitación.  No quiero juzgarlo ni me corresponde hacerlo, pero los señores epidemiólogos que están allá, dicen lávese las manos, no se junten, pero qué va a hacer esa pobre gente. Hay casos donde no tienen agua ni luz, esa es la realidad de mi país, y bajo esa realidad tenemos que vivir. Entonces eso (cerrar actividades) es lo peor que pueden hacer.

Las restricciones de actividades por el coronavirus ha tenido un fuerte impacto en la economía y el empleo Ricardo Castillo, presidente el Irtra. (Foto, Prensa Libre: Érick Ávila).

Ahora le expongo la parte económica, la gente critica que se quiere abrir y la respuesta de los empresarios y nuestra es que somos los primeros en ayudar y donar. Le dije a un alto funcionario, qué es peor: morirse de la pandemia o morirse de hambre, lo cual podría pasar porque (las personas) no tienen dinero cómo mantenerse porque cerraron hoteles, restaurantes, parques de diversiones, y miles de gentes despedidas. No tienen ingresos, pero tienen que comer.

¿Cómo ha manejado el gobierno la crisis en cuestiones de salud, economía y restricciones?

Es difícil juzgar a una persona, y más difícil cuando entra de presidente y le cae el machetazo porque nadie esperábamos que al mes de estar el señor en la presidencia viniera esa pandemia. Él es médico y reaccionó indicando que hay que defender a la gente que no se muera, al principio era duro y efusivo en eso, pero otras personas le dijeron cuidado, si cerras vas a matar la economía, no te van a pagar impuestos, el seguro social y otras cosas y el presupuesto no le va a alcanzar y ya está sucediendo.

¿Qué se podría mejorar?

Él está haciendo lo que bien ha podido. Creo que ahora se puede mejorar porque conocemos más, posiblemente a él le ha faltado alguna gente que le enmarque la realidad del país y le diga: tenés que hacer ciertas cosas. Ahora se ve algo diferente donde dice que la economía se va a desarrollar a base de hacer carreteras, lo cual es verdad es parte importante de levantar la economía. Hay que tratar de que las personas que están activas en la economía del país le den los consejos al presidente porque creo que ahora la actitud de todos ha sido colaboremos.