Salario mínimo 2022 en Guatemala: Giammattei anuncia incremento de 4.75%

El presidente Alejandro Giammattei anunció un incremento para el salario mínimo en el 2022.

Publicado el
El Gobierno anunció un aumento en el salario mínimo del 2022. (Foto: Hemeroteca PL).
El Gobierno anunció un aumento en el salario mínimo del 2022. (Foto: Hemeroteca PL).

El presidente Alejandro Giammattei anunció este jueves 16 de diciembre un aumento de 4.75% al salario mínimo para actividades agrícolas, las no agrícolas y para la actividad exportadora y de maquila.

El mandatario señaló que los efectos del covid-19 aún están presentes, pero que la economía se ha recuperado y sigue creciendo, al hacer referencia que el Banco de Guatemala proyecta 7.5 % de crecimiento del PIB para terminar el 2021.

También dijo que era necesario una revisión al salario mínimo, ya que el estancamiento de 3 años con el mismo salario podría limitar los servicios de seguridad social y el poder adquisitivo.

El mandatario refirió que “luego de un análisis he decidió incrementar el salario mínimo en un 4.75% para las tres actividades económicas”.

Salario mínimo 2022

  • Q94.44 diarios para actividades agrícolas
  • Q97.29 diarios para las actividades no agrícolas
  • Q88.91 diarios para la actividad exportadora y de maquila

Rafael Rodríguez, ministro de Trabajo, señaló que han impulsado el fortalecimiento de la institucionalidad del sistema de fijación del salario mínimo por medio de varias comisiones.

Agregó que acumulan 11 sesiones en 2021 para requerir información de varias instituciones y tanques de pensamiento para considerar la fijación del salario mínimo.

Además, dijo que para poner a disposición de la ciudadanía y académicos los datos habilitaron una sección en la página web del Ministerio de Trabajo para que cualquier persona consulte la información presentada a la Comisión Nacional del Salario.

Sectores opinan

Consideramos importante implementar metodologías que permitan la diferenciación de salarios mínimos por circunscripción geográfica, sector productivo y, sobre todo, que mantengan una relación con la productividad. Solo así lograremos generar más empleos formales en Guatemala”,  dijo Germann Girón, presidente del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif).

Alejandro Ceballos, representante del sector exportador, calificó el aumento de adecuado y correcto por lo que dijo estar de acuerdo, como ya lo había manifestado con anterioridad, cuando se le preguntó si como representante de los exportadores y empresarios de la maquila, estaría conforme con un aumento cercano al 5%.

Franky Pozuelos, representante del sector laboral en la CNS, comentó que la decisión del presidente se encuentra dentro de los rangos que fueron discutidos y analizados en las reuniones previas.

“El presidente tendrá sus razones por las que se inclinó por un aumento de menor rango, dado que se había calculado entre un mínimo de 4.7% y un máximo de 7%”, expuso, haciendo referencia a que, en noviembre pasado, la CNS solicitó apoyo al Banguat.

Esto, en el sentido de que estimara, con datos al 2022, los resultados de aplicar una fórmula que la comisión estableció desde el 2012 para calcular el salario mínimo. Como resultado, se reflejaba la posibilidad de un aumento que oscilaría entre 4.26% y 7.26%.

El representante analizó que es necesario tomar en cuenta que no todas las actividades económicas han tenido crecimiento y hay algunas aún afectadas por la pandemia por lo que el manejo del salario mínimo debe ser prudente. “Además, es importante proteger el empleo y lo que se pueda hacer a futuro para generar oportunidades laborales para los guatemaltecos”, indicó.

El sector laboral había pedido en las comisiones un incremento, de manera que el salario mínimo diario llegara a Q150 diarios, para alcanzar los Q4 mil 562.5 más la bonificación de Q250.

Por su parte, Guido Ricci, de la comisión laboral del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif), afirmó que se ha partido siempre de mejorar los ingresos y la capacidad de compra de los trabajadores y que la impresión es que haciendo lo que ahora se hizo, no se contribuye a ese fin, y el salario promedio está muy lejano al salario mínimo que es superior, lo que genera cierta distorsión.

Según el directivo, se espera que en realidad exista una política general de empleo y una de salario, para que lo que se haga en las comisiones vaya empatado con esa política “y que la fijación anual del salario este en sintonía con la normativa general”.

Ahora se debe “seguir adelante con estos nuevos salarios, esperando el cumplimiento de todos los obligados y que mejore la situación de los trabajadores, pero siempre preocupados de que no vaya a generar distorsión y que tampoco merme el número de empleos en el sector formal, que ha sido siempre nuestra preocupación”, aseveró Ricci.

El sector empleador, tanto en las comisiones paritarias como en la CNS, pidió que no hubiera aumento y quedara vigente el actual salario.

Con información de Rosa María Bolaños, Natiana Gándara y Urías Gamarro