SAT anticipa cierre por debajo de la meta

Durante la administración del presidente Otto Pérez Molina, la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) no alcanzó las metas de recaudación tributaria y todo indica que para este ejercicio se mantendrá la brecha tributaria.

Archivado en:

FiscorecaudaciónSAT
La SAT ve que no se llegará a la meta de recaudación.
La SAT ve que no se llegará a la meta de recaudación.

Francisco Rivera Escobar, jefe interino de la SAT, confirmó ayer que se proyecta un recaudo de Q51 mil millones a diciembre del 2015, monto inferior a los Q54 mil 701 millones de ingresos tributarios establecidos en el presupuesto general de ingresos y egresos.

Eso equivale a una brecha —impuestos no cobrados de los programados— de Q3 mil 700 millones.

“Proyectamos un cierre inferior de Q3 mil millones, por debajo de la meta aprobada”, expuso el funcionario tras acudir a una citación del Congreso.

A pesar de que el ministro de Finanzas, Dorval Carías, afirmó la semana recién pasada que esperan que se revierta esa tendencia, todo indica que se mantendrá el agujero fiscal que la SAT no podrá alcanzar.

Las cifras al primer semestre señalan que hay una brecha por Q2 mil 255.80 millones, pese a que hay un incremento de la recaudación respecto del mismo período del año pasado.

La programación de recaudación para el primer semestre era de Q26 mil 748.4 millones, y la SAT solo logró captar Q24 mil 492.6 millones.

Causas

Rivera indicó que varios componentes justifican que este año no se podrá alcanzar la meta. Pero estimó que el esfuerzo de la SAT, como se denomina a la mejora en el rendimiento de la institución, alcanza los Q1 mil 200 millones.

La primera razón de la baja, explicó, es la suspensión temporal del impuesto de Q5 a cada línea activa de telefonía celular y fija, y que recaudaría Q1 mil 300 millones.

La otra causa, señaló Rivera, se refiere a las variaciones de precio de los derivados del petróleo y el tipo de cambio, que han disminuido los ingresos que se cobran en las aduanas.

“La recaudación de este mes es el punto de partida para marcar una mejora en el cobro de impuestos”, aseguró Rivera.

Carías explicó que la baja en la recaudación es la causa de la contención del gasto público y del financiamiento parcial de los programas estatales.

Analistas fiscales consultados por Prensa Libre indicaron que difícilmente la SAT pueda alcanzar las metas programadas para este año si no se fortalece la institución, dadas sus condiciones actuales de debilidad.

La SAT enfrenta una crisis institucional luego que el 16 de abril la Comisión Internacional contra la Impunidad y el Ministerio Público descubrieran una red que defraudó al fisco, dirigida por altos funcionarios de la Vicepresidencia y de esa entidad, así como personas ajenas a la SAT.