“Se incrementaría el costo de generación” por suspensión de hidroeléctricas

El sector de generación eléctrica se enfrenta a varios reveses judiciales que han obligado a la suspensión de proyectos hidroeléctricos que amenazan con poner en riesgo las tarifas actuales.

Carlos Colom, presidente de la Asociación de Generadores con Energías Renovables (Ager).
Carlos Colom, presidente de la Asociación de Generadores con Energías Renovables (Ager).

Carlos Colom, presidente de la Asociación de Generadores con Energías Renovables (Ager), expuso, durante una conversación con Prensa Libre, su preocupación respecto a esta problemática.

¿Cuál es el impacto de la suspensión de hidroeléctricas?

Según datos del Administrador del Mercado Mayorista (AMM), se incrementa el costo diario de generación de energía en Q2.6 millones por tener que convocar energías con tecnologías más caras.

Ese impacto es en época de verano cuando normalmente no hay tanta generación hidroeléctrica; sin embargo, el impacto mayor podría darse en época de invierno.

Esta semana se notificó por la Corte de Constitucionalidad que se debe suspender la licencia de los proyectos Oxec 1 y 2, con capacidad de 86 megavatios, pero no se sabe cuántos más pueden ser.

Esa incertidumbre genera mucho daño porque detiene inversiones a futuro.

Hay que recordar que la falta de inversión en el pasado nos llevó, en la década de 1990, a tener que racionar electricidad y no se quiere volver a eso.

¿Qué efecto tendría para el usuario?

El sobrecosto de Q2.6 millones va de manera directa a la tarifa que todos pagamos.

El AMM añadió que el costo de operación de todo el sistema eléctrico, si ya no hay proyectos, podría subir 35% porque también se incrementa el costo de las reservas a otros costos asociados.

¿En qué momento se llegaría a un punto crítico?

En la actualidad hay excedentes por lo que en el corto plazo no se tendría que racionar.

Visualizamos impactos de corto, mediano y largo plazo.

Son a corto plazo cuando las sentencias suspenden proyectos que ya están operando y hay que sustituirlo con otra tecnología. En el mediano y largo plazo le puedo mencionar que la Comisión Nacional de Energía Eléctrica hizo un estimado de que si no se continúa con la construcción de las hidroeléctricas, los costos de energía podrían aumentar hasta en 400% a futuro.

En la actualidad, la capacidad instalada de generación es mayor a la demanda casi en mil megavatios

Temas sensibles: Convenio 169 y alumbrado público

Según la Asociación de Generadores con Energías Renovables, hay 14 proyectos hidroeléctricos suspendidos, que suman 452 megavatios y que representan una inversión estimada de Q10 mil 871 millones.

De acuerdo con Carlos Colom, presidente de la asociación, el mayor problema que enfrentan es la falta de reglamento al convenio 169 de la OIT, que se refiere a las consultas a los pueblos indígenas del área cercana a los proyectos.

El sector mantiene la solicitud de que se emita el respectivo reglamento, y aunque hace alrededor de dos meses el Ministerio de Trabajo informó que tenía ese tema a su cargo, a la fecha no se ha concretado.

“Entendemos que no es un tema fácil y que se deben llevar las discusiones para que salga bien, pero se debe agilizar”, afirmó Colom y destacó la sensibiliad que provoca el tema.

El otro problema, dijo, es la conflictividad generada por los altos cobros por las tasas de alumbrado público. En ese caso Energuate ha informado que 6 de cada 10 de sus usuarios pagan más por alumbrado público que por su consumo propio.

Las hidroeléctricas deben de cumplir con los estudios de impacto ambiental y lo que se establece es cómo dejar un caudal ecológico, entre otros. Y quien no lo cumpla deberá ser sancionado. “Si hay algo que mejorar hay que sentarse a discutir, pero no va por la vía de suspender autorizaciones operando”, aseguró Colom.