Se reajusta el PIB, Junta Monetaria proyecta un cierre de año al alza

Tendencia de remesas e indicadores saludables de exportaciones e importaciones permiten pronóstico, según Banguat.

Publicado el
La economía de Guatemala crecerá 5% para 2021 según la proyección que conoció la Junta Monetaria este miércoles. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
La economía de Guatemala crecerá 5% para 2021 según la proyección que conoció la Junta Monetaria este miércoles. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Guatemala revisó al alza el crecimiento económico proyectado para el 2021 en 5%. También hizo un ajuste para la proyección del 2022. Las autoridades monetarias consideran que se trata de un efecto rebote por la pandemia.

El nuevo rango de estimación del crecimiento del producto interno bruto (PIB) será en el rango de 4% a 6%, con un valor central de 5%, informó anoche a Prensa Libre Sergio Recinos, presidente de la Junta Monetaria (JM) y del Banco de Guatemala (Banguat).

La nueva proyección se fundamenta en los indicadores hasta julio, y todo apunta a que será la cifra más alta alcanzada en la última década, ya que el último cercano ocurrió en 2011 y 2014, con 4.4%.

El escenario que conocieron los integrantes de la JM en su sesión de ayer es superior a la revisión del pasado 21 de abril, y ahora se pasa de 4 a 6%, con 5% de indicador núcleo, que es la cifra más probable y significa un alza de un punto porcentual del PIB.

La nueva estimación incluye el avance de la vacunación en la economía, que generaría una mayor confianza en los tomadores de decisiones, así como el contexto mundial.

Significado

El presidente de la banca central explicó que el crecimiento del PIB para este ejercicio será un “efecto rebote”; es decir que en el 2020 hubo una caída y   la capacidad ociosa de las empresas no aumentó, pero para este año se están reponiendo los inventarios, lo cual se traduce en una mayor demanda en bienes y servicios.

Lea además: El salario mínimo regional se basaría en los siguientes indicadores y factores

Por otro lado, también se observó que hay un incremento en el consumo interno e inversión, lo que hace un conjunto con la demanda externa por exportaciones, y a junio crecieron 20%.

“Es una combinación del efecto rebote más las variables como las exportaciones, remesas que impulsan el consumo y la inversión”, aseguró.

En cuanto al gasto del Gobierno, marcha lento, y se plantea un déficit fiscal de 3.3%, pero   la ejecución está impulsando la economía al alza, señaló.

Recinos manifestó que en el último mes se observó un repunte de contagio por coronavirus y la relación directa, con la estimación de crecimiento, es que con más personas vacunadas habrá mayor confianza, y esto se vuelve un círculo virtuoso en la producción, consumo, distribución e inversión.

Desglose

Las actividades sectoriales también fueron ajustadas al alza.  Para 2021 se proyecta que la inflación —alza generalizada de precios en la economía— cerrará en 4.5%; las exportaciones fueron revisadas al alza de 10.5% a 13.5%, con valor central de 12%; las importaciones tendrán un comportamiento extraordinario, por efecto precio, volumen y otras orientadas a la producción, con un rango de 18.5 a 21.5%, con valor núcleo de 20%.

El crédito bancario, que está repuntando, estaría cerrando en 9%.

El gran ganador

Las divisas por remesas tendrán un aumento exponencial para este ejercicio.

Según la nueva estimación, las transferencias pasarán de 21 a 24%, con un valor central de 22.5%, que representaría unos US$13 mil 892 millones para el 2021 —aproximadamente Q106 mil 968 millones—, superior al presupuesto de gasto público, que es de Q94 mil millones.

Hermann Girón, presidente del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif), indicó que la nueva revisión de crecimiento económico del Banguat coincide con lo que el sector privado organizado ha observado en los primeros siete meses del año.

Citó como ejemplo que varios productos de exportación que Guatemala despacha se han beneficiado por las variaciones favorables en los precios y en la economía, igual que en el ingreso de las remesas familiares, que se han mantenido con dinamismo, así como la recaudación tributaria, que también ha crecido, excediendo las metas de cobranza sin incremento de tasas.

Luis Alfonso Bosch, presidente de la Cámara de Industria de Guatemala (CIG), enfatizó que es positivo, y lo ven con buenos ojos, en materia macroeconómica.

La estimación del Banguat es conservadora, añadió Bosch, si tomamos en cuenta que en el 2020 hubo una contracción del PIB de 1.5%.

Lea además: Ven seis operaciones para sacarle provecho a la Ley de Leasing

Existe una reactivación de la actividad económica en la mayoría de los sectores, a excepción del turismo, que sigue golpeado fuertemente por la pandemia, explicó.

Según la CIG, el Imae refleja que se va por buen camino y que las exportaciones e importaciones están arriba de las estimaciones oficiales, igual que las remesas.

El crédito al sector privado está en el rango de crecimiento previsto. “Vemos con optimismo que esa meta se puede alcanzar en la medida que no continúen los bloqueos, que perjudican a todos, así como un pronto acceso a la vacuna”, dijo Bosch.