El comercio electrónico vino para quedarse (o eso confirman estos datos)

Las ventas por comercio electrónico crecieron por primera vez a tres dígitos en el 2020 y la misma tendencia lleva el 2021, expuso Juan José Castillo, presidente de la Gremial de Comercio Electrónico de la Cámara de Comercio de Guatemala (CCG).

Publicado el
Los hábitos de compra ya venían cambiando pero la pandemia del covid-19 aceleró el uso del comercio electrónico. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).
Los hábitos de compra ya venían cambiando pero la pandemia del covid-19 aceleró el uso del comercio electrónico. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).

El año pasado el crecimiento fue de 118%, llegando a US$250 millones en ventas de productos tangibles —sin incluir restaurantes y servicios—, un comportamiento influenciado por las restricciones de la pandemia y cambio de hábitos de compra, explicó.

Para este año se prevé que crezca entre 105% y 110%, por lo que pasaría de US$550 millones a US$600 millones, comentó.

El sector estima que en dos años se llegue a los US$1 mil millones anuales.

El año pasado fue de retos y cambios. Las empresas, en especial las pequeñas, comenzaron a transformarse o adoptar canales digitales para su comercialización. Se observó un incremento considerable de empresas que vendían a través de redes sociales.

Se calcula que el 2020 condujo  a casi 9 mil empresas a la modalidad digital, lo que representa un aumento de alrededor del 220%, precisó Castillo.

Según el estudio, muchas empresas creadas este año se enfocan solo en el comercio digital.

Castillo opinó que las empresas grandes son las que han sufrido más en adaptar este proceso de venta en línea porque su infraestructura es más compleja, si se compara con las pymes.

Sin embargo, el directivo hace énfasis en que hay retos por delante. El principal es la profesionalización de las empresas, ya que muchas no están acostumbradas a capacitarse, a investigar o a entender cómo funciona el mundo electrónico.

 

“Algunas empresas se esfuerzan mucho en abrir su canal -digital de ventas- pero se llevan la sorpresa de que no hay ventas y es por lo mismo, no entienden el proceso de cómo inicia la captación de clientes”, comentó el ejecutivo, para luego enumerar cuatro pilares en el comercio electrónico: la parte operativa y logística, servicio al cliente y posventa, marketing 360 y tecnología.

Lea también: El salario mínimo regional se basaría en los siguientes indicadores y factores

Byron Cabrera, country manager de Cisneros Interactive, Facebook Latam, dio a conocer en el Foro Pymes 2021 —impulsado por BAC Guatemala con apoyo del BID y la CCG— las tendencias de comercio electrónico, indicando que en Estados Unidos el 39% de personas aseguró que dedica más tiempo para descubrir, informarse y conocer los productos que reciben en sus hogares, y que el 62% de la generación denominada baby boomers empezó a usar esos canales para pedir sus productos.

Agregó que en Guatemala, durante la pandemia, el 75% de personas prefieren comprar por la vía electrónica.

Ana Lucía Bailey, subgerente de Desarrollo de portafolio de comercios afiliados de BAC Credomatic, puntualizó que según un estudio de la SAT acerca de transformación digital, el 3% de las pymes logra implementar proyectos con ese fin, el 19% tiene implementación limitada quizá por recursos, el 55% se queda en programas piloto, el 22% está en planes de transformación y 1% no planifica.

Le puede interesar: ¿Los guatemaltecos están ahorrando más en el 2021? este es el comportamiento de los depósitos bancarios y qué significa

Cinco tendencias

Recomendaciones para aprovechar la aceleración y generar negocios basados en el estudio del impacto de la pandemia, detalló Cabrera:

  1. Dejar de pensar que los canales electrónicos son para jóvenes. El 49% de generación X y baby boomers dijeron que prefieren esa modalidad para minimizar el riesgo de contagio, ahorro en combustible y tiempo.
  2. Con la pandemia, el 82% está aprovechando la búsqueda de regalos para sí mismo y sus seres queridos. Se deben digitalizar los catálogos de productos, incluso los que antes se ofrecían en las cajas de cobro.
  3. Una de cada tres personas dice que está dispuesta a probar un nuevo producto. Ese cambio es liderado por los canales electrónicos con capacidad de responder, vender y colocar productos en poco tiempo.
  4. Planificar ofertas de fin de año, ya que la crisis económica obliga a esperar mejores precios. En Latinoamérica, el 39% dijo que esperará para comprar artículos electrónicos, electrodomésticos y otros.
  5. Con la nueva ecuación del valor, lo que se espera de las marcas es asequibilidad, autenticidad y acción. El 65% está más dispuesto a comprar a quienes demuestren empatía con la situación actual.