Mayor petrolera del mundo opera al 50% por ataque con drones, EE. UU. liberó sus reservas para cubrir demanda

El ataque con drones contra dos instalaciones petroleras en Arabia Saudita provocó la suspensión “temporal” de la producción en esos dos sitios, afectando aproximadamente la mitad de la producción del gigante Aramco, anunció este 14 de septiembre el ministerio de Energía.

La imagen muestra el humo que se eleva desde una instalación petrolera de Aramco en Abqaiq, a unos 60 km (37 millas) al suroeste de Dhahran, en la provincia oriental de Arabia Saudita luego de los ataques con aviones no tripulados o drones.  (Foto, Prensa Libre: AFP).
La imagen muestra el humo que se eleva desde una instalación petrolera de Aramco en Abqaiq, a unos 60 km (37 millas) al suroeste de Dhahran, en la provincia oriental de Arabia Saudita luego de los ataques con aviones no tripulados o drones. (Foto, Prensa Libre: AFP).

El ataque “llevó a la suspensión temporal de la producción en las instalaciones de Abqaiq y Jurais”, dijo el ministro saudita de Energía, el príncipe Abdulaziz bin Salmán, en un comunicado publicado por la agencia de prensa Saudi Press Agency. La acción interrumpió la producción de 5.7 millones de barriles de crudo (alrededor de 50% de la producción total de Aramco). Arabia Saudita es el primer exportador mundial de petróleo.

 

El Gobierno del presidente de Estados Unidos., Donald Trump, anunció que sus reservas de petróleo de emergencia podrán ser usadas, si es necesario, para garantizar el suministro mundial, impactado por los recientes ataques contra refinerías saudíes.

“Debido al ataque en Arabia Saudita, que puede tener impacto en el precio del petróleo, he autorizado, si es necesario, la liberación de petróleo de la reserva estratégica de petróleo en una cantidad a determinar”, tuiteó Trump.

La portavoz del Departamento de Energía, Shaylyn Hynes, dijo el 15 de septiembre que Estados Unidos “está preparado para utilizar sus reservas estratégicas de petróleo si resulta necesario con el fin de compensar cualquier interrupción en los mercados petroleros como resultado del acto de agresión” en Arabia Saudí.

Dos refinerías saudíes de la petrolera estatal Aramco, la principal del mundo, fueron atacadas con diez drones el sábado 14, lo que ha supuesto una reducción de cerca del 50% en su producción, aunque Riad ha asegurado que cubrirá la demanda de sus clientes con inventarios.

El ataque con drones fue reivindicado por rebeldes yemeníes provocó incendios este sábado en dos instalaciones petroleras del gigante saudita Aramco en el este del reino, una acción condenada por Estados Unidos que responsabilizó a Irán.

En la tercera acción en cinco meses contra la empresa, los rebeldes yemeníes hutíes, apoyados por Irán, reivindicaron estos ataques en la vecina Arabia Saudita, que a su vez apoya militarmente a las fuerzas progubernamentales de Yemen en su lucha contra los insurgentes.

La televisión de los hutíes, Al Masira, habló de una “operación de envergadura contra refinerías en Abqaiq y Jurais” en el este del reino saudita.

Arabia Saudita “quiere y puede” responder a la “agresión terrorista”, aseguró el príncipe heredero saudita Mohamed bin Salmán al presidente estadounidense Donald Trump en conversación telefónica.

“Estados Unidos condena con firmeza el ataque de hoy (sábado) contra infraestructura petrolera clave. Las acciones violentas contra zonas civiles e infraestructura vital para la economía global solo profundizan el conflicto y la desconfianza”, señaló la Casa Blanca en un comunicado, tras la llamada telefónica. El ataque también fue condenado por Emiratos Árabes Unidos, Baréin, Kuwait y Egipto.

Empresa saldrá a la bolsa

Aramco planea salir a bolsa entre 2020 y 2021 y lanzar al mercado aproximadamente 5% del capital de la empresa, con lo que captaría unos US$100 mil millones.

Los rebeldes yemeníes reivindican a menudo disparos de drones o de misiles contra objetivos sauditas. Afirman actuar como represalia a los ataques aéreos de la coalición liderada por Arabia Saudita, que desde 2015 interviene en Yemen en apoyo a las fuerzas progubernamentales. La coalición ha confirmado algunos de estos ataques y ha desmentido otros.

  • El 17 de agosto, los rebeldes hutíes anunciaron que perpetraron un ataque con 10 drones, “el más masivo jamás lanzado en Arabia Saudita”, contra el campo de Shaybah (este), que provocó un incendio “limitado”, según Aramco, en una instalación gasífera, sin causar heridos.
  • El 14 de mayo, los hutíes, que controlan vastas zonas en Yemen, reivindicaron un ataque con drones en la región de Riad, contra dos estaciones de extracción de un oleoducto que une el este y el oeste del reino, primer exportador de petróleo mundial. Este ataque conllevó la interrupción temporal de las operaciones en el oleoducto y agravó las tensiones en la región del Golfo.

Estos ataques de los rebeldes yemeníes, cada vez mas frecuentes, demuestran que poseen armas modernas y constituyen una amenaza para Arabia Saudita y, más particularmente, para sus instalaciones petroleras.

Las acciones de los rebeldes yemeníes se producen en un contexto de tensiones en la región del Golfo, después de ataques y actos de sabotaje contra barcos petroleros en mayo y junio, que Estados Unidos y su aliado saudita imputaron a Irán. Teherán ha negado cualquier implicación en ello.

Esta nota se actualizó el 15 de septiembre del 2019.

Contenido relacionado

> Adjudican a Perenco contrato para operar oleoducto por otros 25 años

> Por qué en Venezuela un huevo cuesta lo mismo que 93 millones de litros de gasolina

> Luiz Jordans, el apicultor que fabrica con miel de abejas el combustible para su auto

 

0