Entidades trabajarán estrategia para impulsar la inclusión financiera en Guatemala

El plan pretende incrementar el alcance de servicios de ahorro, seguros y pagos, aunque persisten desafíos como el costo de acceso a redes tecnológicas.

Autoridades del país y directivos de Felabán participan en el III Congreso Latinoamericano de Educación e Inclusión Financiera.
Autoridades del país y directivos de Felabán participan en el III Congreso Latinoamericano de Educación e Inclusión Financiera.

El programa será desarrollado por una comisión interinstitucional, con el apoyo de la Oficina de Asistencia Técnica del Tesoro de Estados Unidos, con el fin de establecer un consejo nacional “al más alto nivel”, según anunció el presidente en funciones del Banco de Guatemala (Banguat), Sergio Recinos.

Recinos refirió que la comisión también está integrada por la Superintendencia de Bancos (SIB) y el Ministerio de Economía, y los apoya la mencionada oficina de Estados Unidos. Está pendiente la creación del consejo nacional.

La estrategia se basa en cuatro ejes: el financiamiento, el ahorro, los seguros y los pagos.

El propósito es “incrementar el acceso a productos y servicios que respondan a las necesidades de los agentes económicos” que no han podido optar a esos servicios financieros, dijo el presidente del Banguat.


El superintendente de Bancos, José Alejandro Arévalo, añadió que en Guatemala hay 16 mil 120 cuentas por cada 10 mil habitantes adultos, de acuerdo con datos a junio del 2017.

Indicó que en la actualidad no toda la población tiene acceso a servicios bancarios, al tiempo que, a escala mundial, lo tiene el 58.5% de adultos.

Arévalo comentó que en Guatemala se contabilizan 14 mil 803 puestos de servicio bancario para una población de 16 millones de personas, incluidos tres mil 599 agencias bancarias, siete mil 325 agentes como tiendas o establecimientos comerciales que brindan ciertos servicios de ese tipo y tres mil 879 cajeros.

Los funcionarios participaron ayer en la inauguración del Tercer Congreso Latinoamericano de Educación e Inclusión Financiera, impulsado por la Federación Latinoamericana de Bancos (Felabán).

El Superintendente agregó que ya se trabajaron los reglamentos para hacer operativa la Ley de Entidades de Microfinanzas y de Entes de Microfinanzas sin Fines de Lucro.


La estrategia nacional se fundamenta en que los bancos centrales, las superintendencias y otras entidades del Gobierno representan un papel esencial, ya que establecen normativas.

Aún así, Recinos mencionó: “Si bien la inclusión financiera puede tener beneficios reales para el crecimiento económico, debe velarse también porque no se ponga en riesgo la estabilidad financiera mediante la expansión acelerada”.

También se ha experimentado canalizar la ayuda a grupos vulnerables por medio del sistema financiero, como las transferencias monetarias condicionadas que han trabajado Guatemala y Brasil.

Jorge Saza, director económico de Felabán, hizo ver que a la par de los servicios en mención también está la tecnología y que han surgido proyectos de Fintech.

Mientras bajó el uso de tarjetas de crédito subió el de las de débito, aseguró Saza, aunque admitió que aún son altos los costos para acceder a servicios como redes de tecnología.