Acoso escolar: 87 denuncias han llegado al Mineduc y a la PDH

En lo que va del año, el Ministerio de Educación (Mineduc) ha recibido un total de 51 denuncias de acoso escolar o bullying, mientras que la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) reporta 36. Los reportes corresponden a centros educativos públicos y privados de todo el país.

El acoso escolar se da en todos los niveles. Las víctimas pueden sufrir de agresión verbal, física y emocional, y esto afectar su comportamiento y rendimiento escolar. (Foto Prensa Libre: Servicios)
El acoso escolar se da en todos los niveles. Las víctimas pueden sufrir de agresión verbal, física y emocional, y esto afectar su comportamiento y rendimiento escolar. (Foto Prensa Libre: Servicios)

El centro escolar debería ser un espacio seguro para los niños, sin embargo, para muchos se torna un lugar hostil en donde sufren agresiones verbales, psicológicas y físicas por parte de sus compañeros de clase, que incluso puede trascender al mundo virtual. De acuerdo con la definición de Unicef el acoso escolar se manifiesta en “comportamientos repetidos y abusivos con la intención de infringir daño por parte de una o varias personas hacia otra”.

 

Las denuncias que ha recibido la Unidad de atención a quejas del Mineduc están relacionadas con robo de refacción a los alumnos, golpes por parte de compañeros, destrucción de sus cuadernos y discriminación por su aspecto físico, entre otros, según Marco Tulio Pezzarossi, subdirector de la Dirección de Servicios Administrativos del Mineduc.

Cada queja es ingresada al sistema de la unidad y luego de analizarla se trasladada a la Dirección Departamental de Educación que correspondiente, la cual debe darle seguimiento hasta que sea resuelta.

El acoso escolar es una conducta afecta en todos los niveles. Según Evelyn Grisell Pivaral, psicóloga de la Unidad de Prevención de Maltratos de la PDH -la institución ha recibido 36 denuncias-. Según dijo, hay casos de niños de preprimaria que agreden a sus compañeros, les quitan la refacción, los golpean y se burlan de ellos. Pero es en la etapa adolescente donde quizá lidiar con el problema se torna más difícil, especialmente en personas con baja autoestima.

“Recuerdo el caso de una jovencita que cumplió 15 años, invitó a un par de sus compañeros de estudios a su fiesta. Uno de ellos le tomó fotografías y las compartió en redes sociales. Comenzaron a burlarse de su fiesta y de su apariencia”, indicó Privaral.

En este caso la denuncia fue puesta en la PDH por los padres de la adolescente, luego de acudir al establecimiento educativo en donde identificaron que el acoso se originó en redes sociales a través de una cuenta falsa, aquí se habla de ciberacoso. El Centro de Investigación de Ciberacoso de Estados Unidos define el término como: “un daño intencionado y repetido perpetrado a través de ordenadores, teléfonos móviles y otros aparatos electrónicos”.

La Procuraduría da seguimiento a cada reporte que recibe, y media en la situación. Por protocolo se hace una visita a los padres del niño agresor -suele ser víctima de maltrato- y el agredido para identificar el origen del problema. También se hace una entrevista con los encargados del centro educativo para conocer las acciones que se llevan a cabo para atender la situación. Los niños reciben acompañamiento psicológico para que puedan sobrellevar cualquier trauma.

“Un niño acosador, por lo general son víctimas de violencia dentro de su núcleo familiar”, Evelyn Grisell Pivaral, psicóloga de la Unidad de Prevención de Maltratos de la PDH .

Pivaral indica que hay varias señales para identificar que un niño es víctima de acoso escolar: No quieren ir a estudiar e inventan cualquier excusa para no hacerlo, tienen cambios de humor, pierden el apetito, su rendimiento escolar baja. Un signo de alarma en niños menores de ocho años es orinarse en la cama mientras duermen.

La psicóloga recomienda mejorar y aumentar la  comunicación en el hogar. “Lo primero que deben hacer los padres es sentarse con sus hijos y tratar de ganarse su confianza, luego acercarse al centro estudiantil, hablar con dirección para ver qué acciones van a realizar ellos y poner su denuncia en la PDH”.

En las aulas

El Ministerio de Educación reporta que el 14 por ciento de los estudiantes de los niveles de primaria y secundaria han sufrido de acoso escolar, la cifra corresponde a la Encuesta Nacional sobre violencia y clima escolar que se trabajó en el 2015, el dato más reciente que maneja la cartera respecto a ese tema.

Además, se señala que 81% de los estudiantes del nivel medio tenían temor de ser víctimas de violencia (física, psicológica o emocional) en sus establecimientos educativos. Una situación que afecta más a los niños que a las niñas, y se da mayormente en escuela con menos estudiantes en el aula.

La Dirección General de Evaluación e Investigación Educativa (Digeduca) en su informe Líneas de investigaciones educativas menciona que es el maestro el principal actor de cambio contra el acoso escolar y la violencia, pues la prevención de este comportamiento dentro de las aulas debe inculcarse desde los primeros años de primaria. “Se necesita incluir la prevención y abordaje de estos temas desde la formación inicial docente”, recalca.

José Moreno, viceministro de Calidad Educativa del Ministerio de Educación, refiere que la cartera cuenta con un protocolo de identificación de acoso escolar, así como una guía para abordarlo por parte de los docentes para prevenirlo, además de dar apoyo psicológico a los estudiantes.

“Lo que el Ministerio procura, a no ser un caso que amerite una denuncia de otro tipo, es mitigar el tema dentro del aula”, indica el funcionario. Para tratar el problema también “nos reunimos con el director, los maestros, padres de familia y los alumnos, se levantan las actas respectivas, de haber necesidad de una denuncia al Ministerio Público también se hace”, agrega.

Pero el caso escolar es un problema global, el informe Una lección diaria, acabar con la violencia en la escuela de Unicef, indica que en el 2018 alrededor de 150 millones de adolescentes entre 13 y 15 años sufrieron de violencia entre compañeros en las escuelas y sus alrededores.

  • Denuncias

El Mineduc tiene cuatro canales que los padres de familia y afectados de acoso escolar pueden utilizar para hacer su denuncia. Pueden hacerlo de manera personal en la sede del ministerio (6a. calle 1-87 zona 10), a través de la línea telefónica 1503, por medio del correo electrónico info@mineduc.gob.gt o bien colocando su queja en los buzones ubicados en las recepciones del ministerio y en las Dirección Departamentales de Educación.

La Procuraduría de los Derechos Humanos recibe denuncias de acoso escolar a través de su línea telefónica 1555, que atiende las 24 horas todos los días del año. Las personas también pueden acercarse a la sede de la institución en la 12 avenida 12-54 zona 1 para hacer el reporte personalmente.

Contenido relacionado

>Bullying: “tómenselo en serio”

>Cómo evitar el acoso escolar o “bullying”

>PNC conversa con menores sobre acoso escolar en Quetzaltenango

 

0