Así se coordina el puente aéreo para llevar ayuda y rescatar a damnificados por Eta

Al menos 12 cadáveres han sido rescatados de las inundaciones y derrumbes que dejó Eta, mientras cientos de personas continúan desaparecidas y comunidades siguen bajo el agua.

Publicado el
La vía aérea ha sido la única forma de llevar ayuda a miles de guatemaltecos afectados por las inundaciones que dejó Eta. (Foto Prensa Libre: Carlos H. Ovalle)
La vía aérea ha sido la única forma de llevar ayuda a miles de guatemaltecos afectados por las inundaciones que dejó Eta. (Foto Prensa Libre: Carlos H. Ovalle)

Miles de guatemaltecos continúan a la espera de ser rescatados en comunidades que quedaron inundadas por los efectos de la depresión tropical Eta.

Los estragos del fenómeno climático son más evidentes en poblados de Izabal, Huehuetenango, Quiché, Alta Verapaz y Zacapa, pero también se registran serios incidentes y daños en Petén, Chiquimula, Jutiapa, El Progreso y Santa Rosa, donde fue declarado estado de Calamidad.

Debido a la magnitud de las inundaciones y derrumbes, ha sido muy difícil para los socorristas y autoridades llegar a las comunidades más afectadas, pues muchas quedaron totalmente incomunicadas.

El envío de alimentos, ropa y medicamentos para los damnificados ha sido complicado y se ha tenido que instalar un puente aéreo para llegar a los afectados mientras el nivel del agua baja y se puede llegar por otras vías.

La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres, el Ministerio de Desarrollo y el Ejército de Guatemala han coordinado el envío de la ayuda, alguna donada y otra previamente almacenada, de la siguiente manera:

Los alimentos e insumos fueron reunidos en las instalaciones de la Fuerza Aérea Guatemalteca para luego ser enviada en helicópteros hacia Puerto Barrios, Izabal.

En ese punto, la ayuda se redistribuye en picops y otras aeronaves que vuelan principalmente a Los Amates y Morales, dos de los municipios más afectados en ese departamento.

Los helicópteros, algunos de instituciones nacionales y otros puestos a disposición por personas particulares, también son utilizados para el rescate de personas que han quedado atrapadas por las inundaciones y han tenido que subir a los techos de viviendas.

Muchas personas no han podido ser rescatadas, pues no ha sido posible hallar un lugar plano y estable para que los helicópteros puedan descender, por lo que solo ha sido posible lanzarles bolsas con alimentos.

A pesar de que la depresión tropical Eta se alejó del territorio nacional, las inundaciones que dejó fueron tan graves que muchas comunidades continúan bajo el agua y no ha sido posible cuantificar las víctimas mortales ni los daños.

Así se encuentra Izabal:

Recuento de afectados y daños que ha dejado Eta según la Conred 

  • 285 incidentes
  • 2 mil 632 personas en riesgo
  • 144 mil 502 personas afectadas
  • 8 mil 938 evacuados
  • 5 mil 780 personas albergadas
  • 116 personas desaparecidas
  • 5 personas heridas
  • 12 personas fallecidas
  • 362 viviendas en riesgo
  • 1 mil 882 viviendas con daños