¿Cuál es el proceso para elegir a un arzobispo?

La Iglesia católica está en busca del arzobispo Metropolitano de la Arquidiócesis de Santiago. Esa responsabilidad recae en el papa Francisco, pero para eso hay un procedimiento establecido en el Derecho Canónico.

El proceso para elegir a arzobispo está en marcha y aún no hay reemplazo de Óscar Vian. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El proceso para elegir a arzobispo está en marcha y aún no hay reemplazo de Óscar Vian. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Según Eddy Calvillo, canciller de la Curia, la sede se declaró vacante ante la muerte de monseñor Óscar Vian Morales el 24 de febrero último. Por ahora Raúl Martínez es el administrador Diocesano.

El proceso

La sustitución de un arzobispo se da por enfermedad, muerte o renuncia.

La vacante de una sede arzobispal se llena de la misma manera como la de un obispado ordinario que conlleva el nombramiento directo del Papa.

Se indica que es necesario que tenga más de 35 años y que aún no llegue a los 75 ya que esa es la edad en la que deben presentar su renuncia.

Recordamos: El mensaje de Francisco a guatemaltecos luego de la erupción del Volcán de Fuego

Se deben hacer consultas por escrito a obispos, algunos sacerdotes, laicos y religiosas, con una lista de candidatos y se les pregunta a quiénes consideran que podrían ser y por qué. Se presenta una terna de candidatos y el nuncio es el encargado de enviarlo al Papa, quien toma la decisión.

Después de que el Papa toma la decisión, el Nuncio llama al candidato elegido, y se le consulta si acepta.

Se trata de una de decisión personal, pero si el candidato acepta no puede anunciarlo ya que primero debe publicarse por El Vaticano. Si no acepta, se retoman las consultas.

Si la persona nombrada es un sacerdote se comienza el proceso para ordenarlo obispo, el cual también debe ser nombrado por el Papa y luego ya se efectúa una ceremonia de toma de posesión como Arzobispo.

Lea además: El manual del buen católico frente a los retos del siglo XXI

Habla Gonzalo de Villa

Gonzalo de Villa, presidente de la Conferencia Episcopal de Guatemala y obispo de la Diócesis de Sololá y Chimaltenango, es uno de los nombres que más se han escuchado recientemente para ser arzobispado.

En conversación con Prensa Libre, De Villa calificó de rumor su nombramiento al frente de la Diócesis de Santiago de Guatemala y afirmó que esa es una decisión exclusiva de El Vaticano que da a conocer en el Observatorio de Roma, el medio de comunicación oficial de la Santa Sede.

Recordamos: Gonzalo de Villa critica a los tres poderes del Estado

“Es una bola de guatebolas y no sé quién lo inventó, pero es una mentira no han nombrado a nadie, no creo que sea inminente y eso lo anuncia El Vaticano no las redes”, afirmó de Villa.

Añadió que, de acuerdo con el proceso, el nuncio apostólico, Nicolas Thevenin, recopiló información, hizo las consultas respectivas para luego escoger una terna de la cual el papa Francisco deberá nombrar al sustituto de Óscar Julio Vian.

De Villa afirmó que no tiene idea de cuándo se hará el nombramiento ya que la nunciatura es muy reservada con la información. Agregó que en julio y agosto baja el ritmo de trabajo en El Vaticano por ser verano, por lo cual no cree que en estos meses se anuncie la decisión.

Sigamos orando por nuestros Pastores y por el futuro Arzobispo Metropolitano quien aún NO ha sido nombrado por la Santa…

Publicado por Arzobispado de Guatemala en Jueves, 2 de agosto de 2018

Contenido relacionado

> Francisco sorprende al declarar que el infierno “no existe”
> Nuncio criticó la cultura de enfrentamiento y de exclusión de Guatemala
> ¿Hay que pagar por las misas?