Ejecución del presupuesto para hambre estacional impacta con aumento de niños desnutridos

Mientras las instituciones encargadas de atender el periodo de hambre estacional en el país tienen una ejecución presupuestaria de entre 47% y 66%, la cantidad de niños que padecen desnutrición aguda se incrementa.

Niños de Huehuetenango son afectados por la desnutrición crónica y aguda. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)
Niños de Huehuetenango son afectados por la desnutrición crónica y aguda. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)

Cinco son los ministerios que debe atender a la población durante el periodo de hambre estacional, que ocurre todos los años debido a la falta de trabajo en agricultura y a que se terminaron las reservas de alimentos, pero hasta el 31 de agosto el gasto para estas acciones tiene un promedio de 56.98%.

Las carteras encargadas de la seguridad alimentaria son Agricultura (Maga), Salud, Desarrollo Social (Mides), Comunicaciones y Economía, todas coordinadas por la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional, la cual no ejecuta, pero cuyo gasto de funcionamiento va en 66.87%.

El informe de las acciones ejecutadas por las carteras se presentó en la más reciente reunión del Consejo Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional (Conasán), el 24 de septiembre, y revela que hasta el último día de agosto se habían gastado Q430 millones 114 mil 717.92 de los Q768 millones 736 mil 403 vigentes para estas acciones.

El ministerio con mejor ejecución es el de Salud, con más del 60%. Esta cartera ha impartido servicios de consejería a tres millones 501 mil 809 personas; además de dotar de micronutrientes a un millón 393 mil 665 niños y desparasitar a 749 mil 290 menores de 5 años.

Salud también ha atendido a 449 mil 591 niños de entre 0 a 5 años por diarrea aguda y ha diagnosticado y tratado a 13 mil 974 niños con desnutrición aguda.

En el extremo opuesto, la cartera con menor ejecución es el Mides, con 47.92% de gasto.

Lea también: Agricultores solo comen una vez al día por falta de alimentos

Según el informe, esta unidad debe entregar transferencias monetarias para alimentos, lo que ha hecho para 279 mil 720 familias y transferencias monetarias con énfasis en salud, lo que ha hecho en 53 mil 756 casos. Solo de este programa la ejecución es de 26.75%.

Agricultura, por su parte, ha entregado 165 mil 770 raciones de alimentos bajo el programa de Alimentos por trabajo y 261 mil 800 cupones canjeables por comida, pero en total había detectado 354 mil familias afectadas por el periodo de hambre estacional y por la canícula prolongada del 2018.

Además, apoyó a mil 62 familias con aporte en especie para la producción comunitaria de alimentos, entregó 208 mil 180 cupones en apoyo al mejoramiento del hogar y otros 440 mil 456 para el fortalecimiento de la economía campesina, y en este programa también entregó 27 mil 945 aportes en especie.

Comunicaciones, con una ejecución de 53.41% ha gastado en el mejoramiento de siete kilómetros de caminos rurales, la construcción de nueve kilómetros de caminos rurales y la construcción de nueve puentes en caminos rurales.

Lea también: Nueva crisis alimentaria golpea a pequeños agricultores guatemaltecos

La cartera de Economía apoyó a dos mil 752 mujeres microempresarias con servicios de apoyo técnico y a otras dos mil 308 personas con servicios de apoyo para la producción y comercialización artesanal.

Acciones regulares

El reporte oficial revela que las acciones de estas carteras son las que se hacen de forma regular y no son concretas para atender el hambre estacional, considera Armando Barreno, exrepresentante de la sociedad civil ante el Conasán.

Barreno asegura que el reporte señala competencias diarias y no diferenciadas, que deberían buscar atender y solucionar el problema y por ello no hay buenos resultados.

Según el experto, la baja ejecución presupuestaria se refleja en que la ayuda no ha llegado a las familias que la requieren y que son vulnerables por la situación climática y geográfica.

“El argumento de algunos siempre es el tema legal, pero parece poca voluntad política”, señala Barreno.

Problema se incrementa

Mientras el dinero tarda en ejecutarse, se incrementa la cantidad de niños afectados por la desnutrición aguda, una consecuencia de la falta de alimentos.

El registro del Ministerio de Salud señala que hasta el 7 de septiembre había 11 mil 708 niños menores de 5 años desnutridos agudos, dos mil 119 casos más que a la misma fecha del año pasado. Además, ya han ocurrido 32 muertes debido a este padecimiento.

Lea también: Iván Aguilar: “No se invierte lo suficiente para combatir la desnutrición crónica”

El informe, publicado en la página del Sistema de Información Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional, revela que los departamentos que presentan un incremento de casos de desnutrición aguda, respecto al mismo periodo del 2018 son 20, a excepción de Sololá y Santa Rosa.

Los números también indican que en junio se detectó la mayor cantidad de niños afectados por la desnutrición aguda: dos mil 158. El Maga comenzó ese mes con la entrega de cupones canjeables por alimentos que ayudaría a paliar el hambre estacional, aunque el periodo comenzó en la segunda quincena de febrero.

Para agosto, fecha en la que la ejecución del presupuesto para el hambre estacional tiene un promedio de ejecución de 56.98% la cantidad de niños desnutridos agudos fue de mil 449.

Además, la desnutrición crónica también parece estarse incrementando, así lo refleja un informe de Oxfam, que indica que este problema subió en siete municipios de Baja Verapaz y Chiquimula, departamentos que conforman el corredor seco.

El aumento, registrado luego de una evaluación a 20 mil 119 niños menores de 5 años, durante el 2016 al 2019, indica que este problema subió en 6.9%, lo que podría estar ocurriendo en otros lugares con las mismas características.

Lea también: Próximo gobierno apuesta al cierre de Sesan para reducir la desnutrición

Revisan coordinación

En el Conasán del 24 de septiembre también se presentó y se aprobó el Protocolo de Acción Conjunta del Sistema Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional, una especie de guía con la que se debe revisar si las instituciones que intervienen en el tema hacen el trabajo necesario.

“Es un documento orientador que describe el accionar actual relacionado con la SAN -Seguridad Alimentaria y Nutricional- desde los órganos y niveles de acción (…) con el fin de mejorar la coordinación, planificación y monitoreo de acciones”, señala el protocolo.

Según el docuemento, las carteras deben atender corresponsabilidades enmarcadas en la Ley del Sistema Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional, en las que algunas carteras y entidades públicas deben trabajar coordinadas.

  • Disponibilidad de alimentos: Maga, Ambiente, Instituto de Fomento Municipal, Fondo de Tierras, Instituto de Ciencia y Tecnología Agrícola, Instituto Nacional de Comercialización Agrícola.
  • Acceso a los alimentos: Maga, Economía, Trabajo, Comunicaciones, Desarrollo Social, Educación y la Secretaría de Obras Sociales de la Esposa del Presidente
  • Consumo de alimentos: Salud, Educación y Agricultura
  • Utilización biológica de los alimentos: Salud, Educación, Agricultura
  • Tratamiento de la desnutrición: Salud y otras instituciones representadas o no en el Conasán
  • Información, monitoreo y evaluación de la SAN: Sesán y otras instituciones representadas o no en el Conasán
  • Descentralización: Consejos de Desarrollo Urbano y Rural

Entre las recomendaciones del documento se pide que los ministerios responsables de la entrega de programas y políticas públicas vinculadas a las SAN verifiquen si cumplen con los modelos actualizados para prevenir la desnutrición crónica y otros sistemas alimentarios, “de no ser así, trabajar en el diseño e implementación de nuevos programas”, solicita.

Además, recomienda el incremento de la asignación presupuestaria de las acciones que buscan erradicar las causas de la desnutrición, como agua, saneamiento, vivienda y pobreza

Contenido relacionado

Crecer Sano será responsabilidad del próximo gobierno

Programa de Naciones Unidas le apostará a la agricultura familiar en los próximos 10 años

Presupuesto de seguridad alimentaria para el 2020 fue aprobado en medio de inconformidades

1

Ronny Cifuentes Hace 3 meses

El ver a esos niños es fácil darse cuenta de lo falsamente cristiano que es el payaso corrupto y ladrón, el B U R R O no pasa de su hipócrita: “Bendiciones”