Guatemala en alerta ante la amenaza de sarampión

Varios son los países en donde en los últimos meses se han reportado brotes de sarampión, Estados Unidos es el más reciente. De esa cuenta las autoridades de Salud del país se mantienen en alerta epidemiológica por la amenaza de que algún caso importado, pues el virus fue erradicado hace dos décadas en el territorio nacional.

Entre septiembre y octubre se realizará en el país una campaña masiva de vacunación para inmunizar a 2.4 millones de niños contra el sarampión. (Foto Prensa Libre)
Entre septiembre y octubre se realizará en el país una campaña masiva de vacunación para inmunizar a 2.4 millones de niños contra el sarampión. (Foto Prensa Libre)

“Tenemos que proteger a nuestra población vacunando”, indicó el ministro de Salud, Carlos Soto, para frenar el ingreso de la enfermedad al país. La cartera busca elevar los niveles de vacunación al 95%, que es la cobertura ideal según la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS).

Parte de las acciones involucra realizar campañas nacionales para inmunizar a la población infantil. Un millón es la meta trazada para estos meses, pero entre septiembre y octubre próximos se llevará a cabo una cruzada de seguimiento masiva, donde se espera vacunar a 2.4 millones de menores entre 1 y 6 años.

De esa manera se vacunará a los niños que quedaron pendientes de inmunizar en años anteriores, según el funcionario.

“El caldo de cultivo de los brotes mundiales de sarampión de los que somos testigos hoy en día se estableció hace años. El virus del sarampión siempre encontrará a niños sin vacunar. Si realmente queremos evitar la propagación de esta peligrosa pero evitable enfermedad, debemos vacunar a todos los niños”, ha dicho la directora ejecutiva de Unicef, Henrietta Fore.

Dado que el padecimiento está erradicada en el país, el mayor riesgo de que el virus ingrese es por medio de casos importados, como ocurrió en enero del 2018. Fue el 19 de ese mes que el Laboratorio Nacional de Salud reveló un diagnóstico positivo en una estudiante que adquirió la enfermedad cuando visitó Alemania.

Lea también: Existe riesgo de contagio de polio en Guatemala

El año pasado fueron 500 los cuadros parecidos al sarampión los que fueron evaluados en el laboratorio y dieron negativo.

“Como el virus en el país está erradicado desde hace tantos años, muchos médicos no conocen cómo es el sarampión, sobre todos los jóvenes. El tema es que si hay un rash -salpullido-, una fiebre, los ponen como sospechosos de sarampión. No hemos tenido ningún caso, sospechosos podrán haber, pero positivos solo el del año pasado”, refirió el ministro. “Si no estamos en alerta se nos cuela un caso”, agregó.

La vacuna está disponible en el país en todos los puestos de salud, y es gratuita, según el funcionario. Son dos dosis, la primera se aplica en niños a los 12 meses -protege en un 95%- y la segunda a los 18 meses -el 99.9%-.

Los adultos que no tengan la seguridad de haber sido vacunadas, es recomendable que se inmunicen, es imperativo si se contempla viajar fuera del país a regiones donde existen brotes.

Alerta en el Norte

Estados Unidos es el ejemplo más reciente de países que han detectado casos positivos. Desde enero pasado se han registrado 695 enfermos, lo que convierte al 2019 como el peor año en el tema de salud desde el 2000, cuando la contagiosa enfermedad se declaró eliminada de ese país.

El jueves último, cerca de 300 estudiantes de la Universidad de California Los Ángeles (UCLA) y de la Universidad Estatal de California Los Ángeles (CSLA) fueron puestos en cuarentena por el riesgo de contagio.

Estados Unidos es el país de altos ingresos donde más niños no recibieron la primera dosis de vacuna entre 2010 y 2017, 2,5 millones, lejos de Francia (608 mil) y Reino Unido (527 mil).

Ante esta situación, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que los estadounidenses “tienen que recibir las vacunas. Las vacunas son muy importantes”.

Unicef calcula que 21,1 millones de niños no se inmuniza cada año contra el sarampión, lo que supone que entre 2010 y 2017 alrededor de 169 millones de menores no recibieran la primera dosis de la inoculación contra esta enfermedad.

Contenido relacionado

>Salud mantiene vigilancia por sarampión a un año del brote

> Vacuna para difteria, tétanos y tosferina comienza a implementarse

>Niñas recibirán segunda dosis de vacuna contra el papilomavirus

 

0