Las razones que explican la larga historia de tragedias viales en el país

¿Imprudencia, cuestión cultural o desatención del Estado? Una serie de factores relacionados a la vida del guatemalteco se conjugan y derivan en percances automovilísticos como el ocurrido la noche del miércoles último en Nahualá, Sololá, que dejó 17 muertos, según sectores consultados por Prensa Libre.

Varias tragedias en carreteras han enlutado a familias guatemaltecas. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)
Varias tragedias en carreteras han enlutado a familias guatemaltecas. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)

Estos factores, aseguran, muchas veces están ligados a la cultura los usuarios de las rutas, por ejemplo, exceder casi siempre los límites de velocidad permitidos; sin embargo, otros se pueden contrarrestar, aunque eso requiere mayor interés por parte de las autoridades, no solo de gobierno, sino también municipales.

Héctor Morales, fundador de la Asociación de Prevención y Atención de la Seguridad Integral en el Tránsito (Apasit), cuestionó la coordinación de las autoridades relacionadas al tránsito vehicular, no solo para establecer los protocolos después de un percance, sino para trabajar en planes y proyectos que reduzcan la posibilidad de estas tragedias.

Según Morales, hay una falta de interés por tratar este problema porque la seguridad vial no es considerada un tema prioritario.

“Nunca ha habido interés por resolverlo, porque hay un desprecio por la vida, tal vez están esperando que un funcionario importante esté involucrado en uno de estos accidentes para actuar”, se lamentó Morales, quien advirtió que estas tragedias seguirán a menos que la seguridad vial se tome en serio.

Lea también: La madre que se resistía a dejar a su hijo herido en el hospital porque debía ir a enterrar a su padre

La noche del percance, un camión arrolló a un grupo de pobladores que estaba en el kilómetro 159 de la ruta Interamericana, puesto que recién había ocurrido otro accidente en el que perdió perdido la vida un líder comunitario de Nahualá.

Los pobladores se lamentaban por la muerte del hombre cuando un camión los arrolló. Producto del hecho 17 personas murieron, según cifras oficiales, y otros 19 quedaron heridos.

Morales ejemplificó la falta de coordinación entre autoridades con que estas no pudieron despejar el área después de ocurrido el primer accidente y afirmó que, como Apasit entregaron a las autoridades un manual que detalla cómo proceder en estos casos, pero nunca ha sido implementado.

El percance en Nahualá dejó 17 muertos y 19 heridos. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)

“Las secuelas para la gente que sobrevive a los accidentes son terribles”, señala Morales, sin que tengan la esperanza de que a lo largo de la vida reciban alguna ayuda por parte del Estado. Algunos sufren mutilaciones o se quedan con alguna incapacidad que no les permite valerse por si mismos, añadió.

Falta apoyo

Sin embargo, el director general de Tránsito de la Policía Nacional Civil, Ramiro García Chamán, afirmó que el departamento que dirige finalizó la elaboración del Plan Estratégico 2019-2025, el cual, de implementarse, reduciría significativamente el índice de accidentes de tránsito.

Pero el problema, considera García, es que hay por lo menos seis factores que no terminan de conjugarse, para atender el tema, entre ellos, el político, la cooperación nacional e internacional, la presión social, el débil presupuesto de Tránsito y la urgencia de transformar ese departamento en una Dirección, decisión que esta en manos del Ministerio de Gobernación.

Lea también: Juan Chávez Ajquí, la primera víctima de la tragedia en Nahualá y que fue arrollado cuando iba en su motocicleta

García añadió que si no existe voluntad para trabajar en conjunto difícilmente se podrán ver resultados en la seguridad vial, puesto que, hoy en día, el Departamento solo tiene capacidad para atender el 10 por ciento de la red de carreteras y se necesitan más recursos, no solo para contar con más vehículos y personal, sino para capacitarlos.

Dentro de los puntos que incluye el Plan Estratégico, según el director de Tránsito, está la operativización de radares que controlen las carreteras para multar a quienes excedan los límites de velocidad, ya que, según datos de otros países los siniestros se han reducido hasta 50% gracias a la imposición de multas.

Los vehículos de carga frecuentemente se ven involucrados en percances, muchos de ellos con víctimas fatales. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

También se harían pruebas psicométricas y de dopaje a los pilotos.

“Como Departamento de Tránsito estamos proponiendo que este dolor y luto lo podamos transformar en acciones para fortalecer la seguridad vial en el país”, acotó García, para quien la discusión del tema es una necesidad “impostergable”.

Desinterés histórico

El analista independiente en temas de seguridad vial, Guillermo Bran, consideró que la falta de voluntad de las autoridades por resolver el tema es porque no ha sido una prioridad ya que eso “no genera votos”.

“Es un desinterés total de parte del Gobierno y del Estado, nunca se oye a los ministros de Educación, Salud o de Gobernación hablar de eso”, apuntó Bran.

Lea también: El drama de la madre que podría perder un pie al resultar herida en el percance en Nahualá

Atribuyó a factores culturales el que los pilotos rebasen la velocidad permitida para circular, y, aunque consideró que un cambio de cultura tomaría años, hay ciertas acciones que se pueden adoptar de manera urgente como asignar agentes de tránsito, sobre todo de noche, y radares en los puntos donde se producen más percances.

“Con luces y con presencia policial los carros si van de 90 a 100 bajan a la velocidad permitida”, precisó el analista.

Accidente de tránsito que involucró un tráiler, un camión liviano y cuatro sedanes en el trébol de Vista Hermosa,, zona 15. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PLI

Cuestión cultural

El portavoz de la Dirección de Seguridad y Protección Vial (Provial), Juan Carlos Aquino, coincidió en que una gran cantidad de accidentes ocurre por el exceso de velocidad, aunque también por el cansancio con el que manejan los pilotos del transporte de carga.

No obstante, Aquino indicó que, en el percance ocurrido en Nahualá, el área no estaba señalizada y el grupo de pobladores estaba sobre la carretera “invadiendo el lugar” de circulación de los vehículos, como suele pasar en casi todos los sucesos en los cuales la gente se aglomera para curiosear.

Añadió que la ruta Interamericana está clasificada como una vía rápida, en donde el límite de velocidad es de 90 kilómetros por hora, por lo cual la ley no permite la colocación de túmulos, puesto que esto puede generar accidentes.

Lea también: Inseguridad en la Usac ¿Cómo será el ingreso con los molinetes digitales?

“Son cuestiones de responsabilidad de pilotos como de peatones. Nos falta mucha cultura vial, las personas irrespetan las normas de tránsito”, concluyó el portavoz.

Rony Mendoza, presidente de la Gremial de Pilotos del Transporte Pesado, indicó que no solo es la velocidad la razón de los percances. Por ejemplo, citó que la Policía de Tránsito es la primera que debería llegar al lugar de los percances para evitar la aglomeración de personas, también a que la señalización en las carreteras es “pésima”.

“Puede ser una mezcla de responsabilidad y un abuso de la velocidad, pero si las autoridades no hacen su trabajo esto va a seguir pasado”, advirtió Mendoza.

Respecto al abuso de velocidad de algunos conductores del transporte de carga, Mendoza afirmó que los pocos radares que hay se utilizan mal, ya que los agentes muchas veces los utilizan para pedir sobornos.

Contenido relacionado

> Supuesto responsable de atropellamiento masivo es enviado a prisión preventiva

> Autoridades gestionarán reductores de velocidad en ruta Interamericana para prevenir accidentes

> El drama de una madre que podría perder una pierna tras el accidente en Nahualá

 

11

Aquiles Brinco Hace 5 meses

Tanto conductor IMPRUDENTE, que se cree amo y señor de la carretera., tanto empresario o comerciante que no le interesa el el desvelo que puedan tener sus trabajadores al volante, tanta gente que le falta cultura de prevención en la carretera, una combinacion desastroza típica de Guate. Urge educación vial!!!

    Daniel Cifuentes Hace 5 meses

    Estoy de acuerdo con Ud. pero le falto decir que la gente no debe aglomerarse a media carretera para ir a ver un muerto. Cierto es que los conductores tenemos la obligacion de tener cuidado……….pero los peatones deben ser responsables de no ubicarse a media carretera. Al final todos tenemos responsabilidad.

Santos Zona8 Hace 5 meses

Falta de sañalizacion. Las carreteras deberian de estar por lo menos pintadas. Eso ayudaria mucho.

    Daniel Cifuentes Hace 5 meses

    No pararse en medio de una carretera, sobre una curva de poca visibilidad, en medio de la noche a ver a un atropellado ayudaria bastante.

Axel Cocon Hace 5 meses

EL SUBDESARROLLO NOS ESTA MATANDO
La tragedia de Nahuala solo tiene un nombre y es subdesarrollo que nos ha estado matando a los guatemaltecos generacion tras generacion y, como se ve ahora el panorama nacional, todo parece que corremos en una maraton hacia el barranco profundo. Y lo peor es que de los que estan obligados a frenar esta mortandad que generan las tragedias viales solo se escuchan excusas pues ellos estan interesados en llenar sus bolsillos y que salve quien pueda. Me das lastima Guatemala!

Carlos Guerra Hace 5 meses

En principio falta de cultura/educación vial, curiosidad que mata…..(alaquería), y Estado Acéfalo, pésimo estado de carreteras y por supuesto, neblina, impericia de pilotos etc.

Francisco Perez Hace 5 meses

Tanta excusa. Aqui en Guate lo que pasa es que a nadie le dicen en su casa que sea DISCRETO. Ni saben que significa esa palabra. No pueden ver un lio en el trafico o un baleado en una colonia o al MP en una escena del crimen porque a wuebos quieren saber que paso. La gente es imprudente punto.

Byron Abadia Hace 5 meses

El mal de la ignorancia y el subdesarrollo. Nos jode que nos digan la verdad, a todos. En Guatemala falta educación, el pueblo no está educado, no tenemos un sistema que responda con eficacia a las necesidades que surgen en el país. Es es el problema: la educación. Educación escolar, vial, ciudadana, etc. Nada tiene que hacer un montón de gente en el carril de una carretera insuficientemente iluminada, ya puedes ser solidario y ayudar, pero no por eso no vas a pensar y usar el sentido común. Guatemala necesita reformas urgentes en muchos aspectos: educación, industria, infraestructura, social, salud…
Ese accidente se pudo evitar si las personas, el conductor y las autoridades hubieran tenido formación de que hacer en determinados casos. ¿La zona estaba bien señalizada? ¿Qué hace tanta gente en medio de la calzada? ¿El conductor iba bajo efectos del alcohol? ¿ Las autoridades dónde estaba? Una cadena de errores, que es sintoma que falta de educación, reformas y desarrollo. ¿Y ahora qué? Ahora toca reflexionar y tomar conciencia para que no vuelva a ocurrir. Ójala, el estado (lo dudo muchísimo) haga campañas educacionales en lugares donde la gente necesita información sobre determinados riesgos (se acuerdan de la tragedia del volcán? Yo dudo que un estado fallido y corrupto como el que hay haga algo.

    Daniel Cifuentes Hace 5 meses

    Le felicito por su respuesta. Resume cual es la realidad. Eso debemos hacer primero. Aceptar el problema y todos, absolutamente todos trabajar en la solucion. Eso lo sabemos pero la gente no quiere asumir su responsabilidad.

Salvador Rodas Hace 5 meses

NO HAY LARGAS RAZONES COMO LO EXPONE ESTE DIARIO PARA EXPLICAR LAS TRAJEDIAS VIALES EN EL PAIS. ESTA ES SOLO UNA Y ES LA FALTA DE APLICACION DE LAS LEYES DE TRANSITO POR PARTE DE LA PNC Y AUN MAS AHORA CUANDO EL NARCOMINISTRO DAGENHART SE A DEDICADO A CONVERTIR LAQ PNC EN UN ORGANO MAS DE EL NARCOTRAFICO EN EL PAIS CON LA AYUDA DE LOS JEEP’S J8 DONADOS POPR LOS U.S.A. ASI ES COMO UTILIZA ESTA AYUDA EN GUATEMALA POR EL NARCOPRESIDENTE MORALES.

    Daniel Cifuentes Hace 5 meses

    Y la falta de educación de la gente. Yo no digo que la autoridad no tenga responsabiliad pero tambien hay que carecer de sesos para pararse en medio de una carretera de 4 carriles, en medio de la noche, sin luz y con poca visibilidad. Los peatones tambien tienen responsabilidad de salvaguardar su vida y no ser imprudentes. El cambio comienza por uno mismo , luego por la casa y asi sucesivametne hasta llegar al gobierno.