Médicos preparan medidas de hecho por incumplimiento de aumento salarial

El próximo miércoles, los profesionales de las ciencias médicas y afines que laboran para el Ministerio de Salud han anunciado una manifestación para exigir que se cumpla el incremento salarial que consiguieron en diciembre pasado.

A finales del 2018, los médicos llevaron a cabo varias manifestaciones para exigir la mejora salarial.  Ahora volverán a las calles. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
A finales del 2018, los médicos llevaron a cabo varias manifestaciones para exigir la mejora salarial. Ahora volverán a las calles. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Con batas blancas y carteles recorrerán las calles a partir de las 8.30 horas desde el Paraninfo universitario -2ª. avenida y 12 calle de la zona 1- hacia el Congreso de la República. Allí los facultativos de distintos puntos del país presionarán a las autoridades para que hagan efectiva la mejora salarial a partir de enero. Ese día se tiene previsto que el titular de la cartera, Carlos Soto, llegue a una interpelación.

Después de varias mesas de diálogo y de medidas de hecho por parte de los facultativos, en diciembre se acordó el incremento a los 6 mil 400 profesionales de la salud, a través de una enmienda al decreto 25-2018, Ley de Presupuesto General de Ingresos y Egresos de la Nación, donde se destinaron Q601 millones para tal fin. Sin embargo, por procesos administrativos hacer efectivo el pago podría llevar varios meses, lo cual ha ocasionado malestar entre el gremio que esperaban recibir el dinero este mes.

El año pasado, cuando los médicos salieron a manifestar y restringieron el servicio en las consultas externas de los hospitales durante 80 días -desde el 13 agosto hasta el 4 de diciembre-, tan solo en el Hospital Roosevelt resultaron afectados alrededor de 800 pacientes por día, y se reprogramaron unas 500 citas. La cifra de perjudicados en el Hospital San Juan de Dios fue similar, según un monitoreo de la Procuraduría de los Derechos Humanos.

De la Dirección de Comunicación Social del Ministerio de Salud se informó que la cartera está siguiendo los pasos que marcó el Congreso en dicha enmienda, y que no hubo un compromiso para hacer la entrega del dinero en enero, pues la modificación establece que para ello hay que hacer una clasificación de puestos y salarios, tema en el cual ya están trabajando con la Oficina Nacional de Servicio Civil (Onsec).

Sin embargo la acción de los médicos no tendría que interrumpir la atención en los centros hospitalarios porque según el Comité ad hoc se han organizado de manera que puedan realizar su protesta sin interrumpir los servicios.

Descontento en el gremio

“Queremos nuestro aumento”. Ese fue el sentir de varios facultativos que viajaron de los departamentos para estar ayer en la asamblea de representantes de los profesionales de la salud que se llevó a cabo en el Colegio de Médicos.

Molestos, porque ya son varias las reuniones a las que han tenido que asistir en la capital sin que se vea claridad en el cumplimiento del aumento, en el seno de la reunión salió a discusión restringir nuevamente el servicio de la consulta externa de los hospitales, tal como sucedió el año pasado. Sin embargo, la propuesta no encontró eco entre los asistentes.

Este fue el primer encuentro de los facultativos en el año, y la intención fue establecer las estrategias que seguirán para exigir el cumplimento de la dignificación del gremio.

Son Q350 millones los que dentro de Presupuesto General de la Nación 2019 se readecuaron de otros ministerios para la cartera de Salud “exclusivamente” para el incremento de los profesionales de la medicina y afines. Esa cantidad es la que los facultativos mencionan que ya está en manos del ministerio de Salud y podría ser utilizada para comenzar con la mejora salarial desde este mes.

“Se ha venido con una serie de obstáculos por parte del ministerio, que ya cuenta con esos recursos y que no están siendo utilizados y no se les está dando la viabilidad para la cual fueron inicialmente decididos”, leyó Astrid Tello, representante del comité ad hoc de médicos en un comunicado de prensa, el cual fue desmentido por la cartera de Salud.

Lea también: Ministerio de Salud propuso aumento para ministro y viceministros

Clasificación

La enmienda en el presupuesto señala que el Ministerio de Salud debe hacer un estudio técnico de clasificación de puestos y salarios de los profesionales de las ciencias médicas y afines que laboran para la cartera. Esto a interpretación de los facultativos se debe elaborar previo a utilizar Q250 millones -que la cartera debe readecuar de su presupuesto-, no así, los Q350 millones que ya pueden tomarse para dar el aumento.

La clasificación podría llevar varios meses y como una salida legal el ministro de Salud, Carlos Soto, propuso la semana pasada a los médicos entregar el incremento a partir de marzo, y se les otorgará una compensación por los tres meses que no recibirían el pago.

“Buscamos una forma legal para privilegiar (la clasificación) por especialidad, y eso se platicó con Onsec y Finanzas para que en tres meses les podamos estar entregando su dinero, ya con el incremento. Esos tres meses, lo que hay que entender, es que no se va a perder ese dinero, estamos buscando la forma legal de dárselas. En junio después de que tomen posesión, les vamos a dar el bono correspondiente en junio de esos tres meses que no se les ha dado”, dijo el funcionario.

La propuesta fue rechazada por los profesionales que presentaron un convenio colectivo. Este propone ocho pagos a 6 mil 400 trabajadores de enero a agosto -tiempo que llevaría la clasificación-, según las horas trabajadas y al renglón bajo el cual laboran. También un bono 14 para quienes están con contrato 011, 022 y 021. El desembolso total sería de Q350 millones 588 mil 500, lo que según ellos ya pueden utilizarse.

No firmarán

Otro de los puntos que salió a discusión durante la asamblea fue la firma de contratos de este año, que ya están llegando a las manos de los facultativos. Ellos mencionaron que los documentos contienen el aumento salarial que el Ministerio de Salud acordó con el Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud de Guatemala (SNTSG) en el 2018, el cual establece un incremento del 15% para los trabajadores que ganen menos de Q7 mil 250, 8% a los que devengan de Q7 mil 250 a Q15 mil, 5% al renglón 031 y un 2% al quienes tengan un sueldo mayor a Q15 mil.

“La asamblea ha decidido que no se firmarán contratos con el incremento que ellos están proponiendo, debido a que hay una cláusula muy clara en la ley, en decreto 25-2018 el cual reafirma que no debemos recibir dos incrementos”, mencionó Tello.

El decreto dice: “por ningún motivo un trabajador podrá recibir doble aumento producto de dichos ajustes”.

Firmar representa un “arma de doble filo y es ilegal, porque nosotros tenemos nuestro incremento, y el aumento que viene allí es el que le ofrecieron al sindicato”, aclaró la médica. Aunque Comunicación Social refirió que estos contratos son para los empleados no permanentes, que al pasar al renglón 011 también recibirán el aumento que se contempla en los Q601 millones.

Contenido relacionado

> Salud mantiene vigilancia por sarampión

> Frentes fríos marcarán los últimos días de enero

> Sin negociar con médicos, Salud acuerda aumento salarial

0