“Medio ambiente y desarrollo pueden ir de la mano de una manera responsable”

Guatemala es un país rico en recursos naturales y biodiversidad, sin embargo, el deterioro ambiental carcome esta riqueza, en el marco del Día de la Tierra que se conmemora este 22 de abril, para hacer conciencia sobre el efecto que tiene la conducta del ser humano sobre el medio ambiente y la necesidad de proteger el planeta.  

Guatemala es un país con riqueza de recursos ambientas y biodiversidad, y el desarrollo del país va de la mano de conservar dicha riqueza natural. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Guatemala es un país con riqueza de recursos ambientas y biodiversidad, y el desarrollo del país va de la mano de conservar dicha riqueza natural. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Montserrat Vidal, de la Oficina de la Unesco Guatemala, que desde el Sector de Ciencias Naturales trabaja desde 1996 proyectos que apoyan el tema ambiental en el país, señala la importancia de involucrar a las comunidades en el cuidado ambiental, y el uso responsable de los recursos.

¿Qué condiciones hacen a Guatemala un país vulnerable al deterioro ambiental?

Guatemala es uno de los 10 países más vulnerables a sufrir de desastres naturales, debido al deterioro ambiental que ha sufrido y a los efectos del cambio climático. Hay varias condiciones que le afectan, como su posición geográfica, sobre tres placas tectónicas importantes (Coco, Americana y la del Caribe), además de la cadena volcánica que nos atraviesa y otros factores geográficos que la hacen vulnerable a terremotos, huracanes, tormentas y erupciones volcánicas. Hay otras condiciones como el daño que provocan las acciones depredadoras de algunas comunidades y sobre todo de algunas empresas extractivas, así como el crecimiento desordenado de las poblaciones y la falta de educación ambiental.

 ¿Cuál es el estatus del país en materia ambiental y cuáles son los problemas más urgentes de resolver?

Guatemala es un país privilegiado en muchos aspectos, posee una riqueza natural incomparable, pero es importante que se vele por un ordenamiento territorial, en donde se tome en cuenta el crecimiento poblacional y se concientice a las comunidades sobre la importancia del uso adecuado de los recursos naturales.

En Guatemala existe la existe la Ley de protección y mejoramiento del medio ambiente de 1986 y algunas políticas de protección ambiental, pero la población desconoce su existencia y por lo mismo, no se cumplen. Es importante que se involucre a las comunidades, así como a las municipalidades y todos los sectores, ya que el cambio climático también es un problema socioeconómico que debe verse con preocupación por todos los ciudadanos.  Deben crearse medidas de prevención, reducción de vulnerabilidad y de adaptación al cambio climático.

La aprobación de la Ley de aguas es algo que no debe dejarse al tiempo, ya que se debe velar por un uso responsable de los recursos hídricos antes que se agoten.

Somos un país rico en recursos naturales, pero la perdida de los bosques, de la biodiversidad y la destrucción de las fuentes hídricas se ha acrecentado, ¿proteger estos recursos pasa por tener un presupuesto robusto destinado al tema o dónde deberían enfocarse los esfuerzos?

El tema del cambio climático afecta al mundo entero, se han hecho esfuerzos internacionales para buscar medidas que mitiguen esta situación, sin embargo, esto debe volverse prioridad nacional. El lograr un compromiso de todos los sectores para ver avances sustanciales es de importancia.  Claro que tener un presupuesto robusto sería de gran ayuda, pero haciendo cumplir las leyes existentes y buscando el compromiso de todos y todas en el cuidado de nuestros recursos naturales.

¿Medio ambiente y desarrollo pueden ir de la mano en un país como Guatemala?

Sí, pueden ir de la mano de una manera responsable y existiendo la voluntad política para que suceda.

Es necesario empezar a concientizar desde la niñez sobre el tema ambiental, abordándolo en todas partes hasta que se vuelva algo del día a día y a los adultos demostrándoles que un medio ambiente sano ayuda para el desarrollo económico de nuestras comunidades y del país. Tenemos ejemplos cercanos de países en donde la economía y el medio ambiente han logrado ser una parte importante del crecimiento económico por medio del turismo, Guatemala no debería ser menos.

¿Qué lecciones nos deja la pandemia del covid-19 en cuanto a la necesidad de que los países, en agenda nacional, se ocupen de la protección ambiental y del cambio climático?

Nos ha dejado grandes lecciones en cuanto al cambio climático. El confinamiento en varios países dejó ver cómo se redujeron los gases dañinos al ambiente. Por ejemplo, se ha visto una reducción diaria de las emisiones de CO2 del 17% a nivel mundial, las más bajas en más de 50 años y según imágenes satelitales de la NASA se ha demostrado un llamativo descenso de las emisiones de dióxido de nitrógeno (NO2), provocado principalmente por los vehículos. Estos descensos han ayudado a una recuperación exponencial del medio ambiente.  Asimismo, se ha visto reducido el tráfico ilegal de especies animales.

El problema que puede haber a futuro es que al volver a la “normalidad”, y al buscar la recuperación económica estos niveles vean un aumento exagerado. Recordemos que veníamos con una tendencia de evitar el uso de objetos desechables y la pandemia nos ha obligado a utilizar material desechable como mascarillas, guantes, trajes de protección y material descartable de salud.  Esto puede volverse una situación preocupante a corto plazo.

Los efectos del cambio climático los estamos viendo cada vez más en el país, las sequías prolongadas y las últimas tormentas, Eta e Iota, que azotaron a varios departamentos son producto de ello, ¿qué acciones urgentes debemos tomar, como país, para frenar el deterioro ambiental?

El tema ambiental debe ser un tema de prioridad nacional en un país tan vulnerable como Guatemala o cada año podríamos tener más tragedias.  Trabajar en educación ambiental, en temas de prevención, campañas de comunicación para la sensibilización de las poblaciones es importante. Además, hay que buscar un adecuado manejo de los desechos sólidos que también son un problema serio y que hemo visto como ha afectado recursos como el Lago de Amatitlán. No debe permitirse que suceda otra vez.

En esta problemática, ¿cuál es el papel del ciudadano de a pie y qué puede hacer para remediar la situación?

Debemos comenzar en casa, en nuestra familia y en nuestros entornos. A veces creemos que nosotros como individuos no vamos a hacer la diferencia, y comenzar por nosotros mismos puede ser el cambio. Podemos iniciar reusando, reduciendo y reciclando nuestros propios deshechos y esto ya es un ejemplo para nuestros niños. Además, podemos buscar maneras de reducir nuestro consumo de agua y limitar lo más que podamos el uso de material desechable.  Reforestar también es una manera de apoyar al medio ambiente.

A través de concesiones forestales se ha logrado la conservación de buena parte de la selva petenera ¿qué tan importante es involucrar a las comunidades en temas ambientales?

Es importante, recordemos que en Guatemala existe una conexión muy fuerte de las comunidades indígenas con los temas ambientales, por lo que deben ser involucradas para que estos temas no violen sus creencias religiosas o culturales.  Es por eso que el papel de los alcaldes y líderes comunitarios es trascendental.

Guatemala resulta un país peligroso para las personas que defienden la tierra y el medio ambiente, según organizaciones como Global Witness, ¿en dónde enfocarse para cambiar esta realidad?

En pensar que todos y todas debemos unirnos por lograr el mejoramiento de nuestro medio ambiente y no es algo de sólo algunos.  Esto tiene que ser un tema de agenda nacional, así como muchos otros.  En este tema debe unirse el gobierno central, las municipalidades, los jóvenes, la academia, el sector privado, las comunidades indígenas y todos para lograr resultados inmediatos.

Desde Naciones Unidas y desde la Uneso, existe una gran preocupación por el cuidado del medio ambiente y es por eso que los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, para el cumplimiento de la Agenda 2030, de la cual Guatemala es país firmante, hay cinco que se refieren directamente al cuidado del medio ambiente:  ODS 6, Agua Limpia y saneamiento; ODS7, Energía Asequible y no contaminante; ODS 13, Acción por el clima; ODS14, Vida Submarina, y ODS15 Vida de ecosistemas terrestres.