Día de la Tierra: Amsa agoniza y con ella también el lago de Amatitlán

Institución, que ha tenido cinco directores en un año y medio, aún no contrata personal técnico que es el encargado, entre otras funciones, de hacer análisis científicos del agua.

Miles de toneladas de basura llegan cada año al Lago de Amatitlán. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Miles de toneladas de basura llegan cada año al Lago de Amatitlán. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El trabajo de la Autoridad para el Manejo Sustentable de la cuenca del Lago de Amatitlán (Amsa) avanza muy lento, al extremo que durante este año apenas ha ejecutado el 12.67 por ciento de su presupuesto, lleva escasas compras y se ha hecho notar, más que todo, por el gran incendio del vertedero del kilómetro 22 de la ruta al Pacífico —que está bajo su responsabilidad—que en meses recientes captó la atención nacional.

El trabajo de esa institución ha venido en decadencia desde el año pasado, muy probablemente afectado por la constante rotación de sus autoridades. De Q29 millones que tenía de presupuesto asignado en el 2020 solo pudo ejecutar un 77 por ciento —Q22.6 millones—, la ejecución más baja de su historia.

Este año, a juzgar por los primeros meses, no es muy esperanzados. El porcentaje de gasto solo llegaba a 12.67% a mediados de abril, y de los Q3.6 millones ejecutados, la mayoría se ha ido en sueldos, Q1.5 millones; Q700 mil han sido utilizado para el pago de servicios técnicos y profesionales, mientras que con Q422 mil se han pagado arrendamiento y servicios básicos.

En el portal de compras y contrataciones del estado, Guatecompras, el ritmo de adquisiciones también es lento. A mediados de abril, solo se había adjudicados dos contratos, uno para la adquisición de servicio de internet y otro por el pago de arrendamiento de maquinaria que trabajó en el incendio del vertedero.

Asimismo, se han hecho 175 compras directas, un promedio de 50 al mes, mientras el año pasado el promedio fue de 92 mensuales.

Además, Amsa aún no entrega el informe de labores del tercer cuatrimestre del 2020 a la Secretaría General de Planificación y Programación de la Presidencia (Segeplan).

Montones de basura han sido arrastrados hacia el Lago de Amatitlán por las primeras lluvias. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Paralizado

Un trabajador de Amsa que prefirió no ser citado, dijo que hasta principios de abril una buena parte del personal técnico aún no había sido contratado y que algunas cuestiones básicas que debe hacer la institución estaban paralizadas como los monitoreos al Lago de Amatitlán, inspecciones a industrias y las campañas de educación ambiental.

Precisó que tampoco se han efectuado inspecciones de la calidad de agua de los ríos, ni se han efectuado supervisiones a las plantas de tratamiento.

Lea también: Cuánto dinero y en qué gastará el Ministerio de Cultura para celebrar el Bicentenario

Los alcaldes confirman que el trabajo de Amsa ha estado semiparalizado, eso les afecta por varias razones. En primero lugar, temen que no se le de un trato adecuado a la basura en el vertedero del kilómetro 22, ruta al Pacífico, ya que Amsa no ha podido levantar suficientes procesos de licitación para contratar la maquinaria encargada de compactar la basura.

El alcalde de Amatitlán, Mainor Orellana, y presidente de la Mancomunidad Gran Ciudad del Sur, dijo que las comunas han sido las que han tenido que costear el envío de maquinaria a dicho vertedero, pero que administrativamente es responsabilidad de Amsa.

Hasta hace no mucho tiempo este basurero había sido ejemplo del buen trato que se le daba a la basura, pero la falta de seguimiento al manejo de los residuos durante meses causó el incendio a finales del año pasado, coinciden expertos ambientales.

A raíz de este siniestro que se extendió hasta finales de febrero pasado, salió a discusión la urgencia que hay por clausurar ese vertedero, pero se requiere al menos un año y medio para hacerlo, que es el tiempo mínimo necesario para poner a funcionar el nuevo que estará ubicado en Villa Nueva.

Otro problema, expuso Orellana, es que por la falta de personal técnico en Amsa no se han podido realizar estudios de la calidad de agua de los pozos que surten a los municipios. “Todos estos análisis están detenidos. Si yo necesito hacer uno no puedo hacerlo”, subrayó el jefe edil.

Lea también: Policías Municipales: ¿Cuáles son las funciones y su límite?

“Supóngase que el agua tenga covid o tenga otros contaminantes pesados, estos pueden llegar al manto freático. Yo espero en Dios que no sea así, pero todos esos análisis deberíamos hacer periódicamente y ya no se hacen desde hace unos seis meses”, indicó.

Thomas Henry, gerente general de la Mancomunidad Gran Ciudad del Sur, expuso que Amsa ha venido arrastrando “serios problemas” desde hace muchos años, pero que en los últimos dos se han visto marcados por la inestabilidad de su dirección lo cual la ha debilitado sobre todo “por el despido o retiro de muchos cuadros técnicos”.

El lago tiene un color verde producto de la descomposición de la ninfa. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

“En el laboratorio solo hay uno o dos técnicos, muchas personas fueron despedidas por administraciones anteriores, principalmente técnicos y eso sí nos afecta”, subrayó Henry, al referirse a un convenio para el monitoreo del agua potable y residuales que Amsa tiene con la Mancomunidad.

“Eso nos preocupa que se vayan personas con mucha experiencia porque las instituciones se basan en la experiencia de sus funcionarios y trabajadores”, precisó.

Al mismo tiempo, Henry señaló que el presupuesto de Amsa se ha debilitado con los años, lo que inevitablemente ha repercutido en su funcionamiento, por lo cual espera que se le dé los recursos suficientes para encarar los enormes retos que tiene, el más cercano el cierre del vertedero a su cargo.

Mientras tanto el alcalde de San Miguel Petapa, Mynor Morales, indicó que la inestabilidad en la dirección de Amsa —en un año y medio han tenido cinco directores— ha tenido repercusiones, entre otras, por el manejo que se ha hecho del vertedero, el único que usa el municipio.

En cuanto a los análisis de la calidad del agua que consumen los vecinos de San Miguel Petapa, Morales dijo que han tenido que coordinarlos con el Ministerio de Salud y otras instituciones.

 

No está paralizada la institución

Consultada al respecto, la Unidad de Comunicación Social de Amsa reconoció que “con todos los cambios” que ha habido en la dirección, el trabajo estuvo “un poco estancado”, pero que las actividades continúan.

Amsa también admite que ha habido un retraso en la contratación del personal técnico aunque asegura que “los contratos ya están en secretaría y solo es cuestión para que los empleados firmen” y de esa forme continúen labores. En total son 57 personas las que todavía no han sido contratadas para este año, aproximadamente el 30 por ciento de todo el personal.

Lea también: Volcán de Pacaya: “Lo que sea que vayan a decidir lo tienen que hacer ya”

La Unidad garantizó, sin dar números, que las inspecciones y análisis de agua se han efectuado al mismo ritmo que años anteriores y que la institución no se encuentra paralizada y que prueba de ello son las actividades que han divulgado a través de sus redes sociales, “aunque por la pandemia han sido pocas”.

Atraso en reuniones

El gobernador del departamento de Guatemala, Carlos Waldemar Barillas, quien preside la Junta de Representantes de Amsa —una instancia que aglutina a una decena de instituciones relacionadas con el uso de los recursos de la cuenca y el lago—, expuso que el tiempo que la Autoridad permaneció sin director “dio lugar a que se atrasaran ciertos temas”.

La falta de plantas de tratamiento es otro de los grandes problemas que enfrenta el Lago de Amatitlán (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Apenas a finales del año pasado que se activó dicha Junta que ahora se reúne cada 15 días.

No obstante, indicó que se mantienen monitoreos constantes del Lago de Amatitlán y que hace un mes se creó una mesa de trabajo que se encargará del tema y que la idea es presentar resultados mensuales.

Lea también: Verificamos por usted: ¿Es legal el cierre de calles cerca de edificios públicos cuando funcionarios tienen actividades públicas?

Actividades

Estas son algunas de las actividades que hace Amsa con fin es rescatar al Lago de Amatitlán, altamente contaminado con el pasar de los años. Algunas de estas se han visto afectadas por la semi paralización de la institución:

  • Control y monitoreo de la calidad del agua en relación a la carga de contaminantes y desechos
  • Tratamiento de las aguas residuales a través de las plantas de tratamiento a cargo de la Institución
  • Volumen de desechos sólidos flotantes y plantas acuáticas extraídos del Lago de Amatitlán
  • Informes de control y monitoreo de la calidad del agua de los principales cuerpos de agua superficiales, residuales y del lago de Amatitlán
  • Control y manejo de los desechos sólidos en la cuenca del lago de Amatitlán
  • Personas capacitadas y sensibilizadas en temas ambientales dirigido al sector formal / no formal
  • Entidades asesoradas en temas de control y manejo de aguas residuales generadas, sistemas de producción agroindustrial y el uso del agua de pozos en la Cuenca del Lago de Amatitlán
  • Retención de sólidos, sedimentos y estabilización de los ríos tributarios del lago de Amatitlán
  • Retención de sedimentos a través de la conformación de diques y otros mecanismos de control
  • Manejo y conservación de la cobertura forestal en la cuenca del lago de Amatitlán para recarga de mantos acuíferos
  • Conservación de suelos y agua en la cuenca del lago de Amatitlán
  • Reforestación y mantenimiento de áreas en la cuenca del lago de Amatitlán
    Entidades asesoradas en temas de control y manejo de aguas residuales generadas, sistemas de producción agroindustrial y el uso del agua de pozos en la Cuenca del Lago de Amatitlán
  • Reforestación y mantenimiento de áreas en la cuenca del lago de Amatitlán