Molnupiravir, la píldora para tratar el covid-19 que se usará en Guatemala

Mientras la vacunación contra el covid-19 se estanca, Molnupiravir es la píldora que el Ministerio de Salud comenzará a usar en el tratamiento de pacientes leves y moderados con factores de riesgo.

Publicado el
vacunación coronavirus
Mientras la vacunación contra el covid-19 se ha estancado en el país, el Ministerio de Salud busca alternativas de tratamiento como la píldora Molnupiravir. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El ingreso de la píldora Molnupiravir es la alternativa que las autoridades de salud recién anunciaron para tratar los casos positivos de covid-19. No aplica a todos los pacientes, es para adultos que han dado positivo al virus y con sintomatología leve a moderada y con algún factor de riesgo que los llevaría a desarrollar una enfermedad grave, a ser hospitalizados e incluso morir.

Es el caso de las personas no vacunadas, de la tercera edad, pacientes con deficiencias inmunológicas o con enfermedades crónicas, tales como obesidad, hipertensión, diabetes, problemas cardiacos, entre otros males.

La pastilla tiene la aprobación de uso de emergencia por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, en inglés), la cual menciona que puede utilizarse cuando otras opciones de tratamiento autorizadas “no son accesibles o clínicamente apropiadas” para el paciente.

De acuerdo con la infectóloga Nancy Sandoval, presidenta Asociación Centroamericana y del Caribe de Infectología -ACENCAI-, es importante que Guatemala tenga este tipo de medicamentos antivirales que pueden usarse de manera práctica en pacientes seleccionados y es una opción de terapias adicional contra el covid-19. Se puede administrar por vía oral, lo que facilitaría el tratamiento en la población vulnerable o con comorbilidades que aún no ha sido alcanzada con la vacuna anticovid.

El infectólogo pediatra Mario Melgar, del Consejo Nacional de Prácticas en Inmunizaciones (Conapi), es de la misma opinión. “Si bien la vacunación es nuestra mejor estrategia para prevención, siempre habrá pacientes con factores de riesgo que pueden enfermar (aun vacunados)”, agrega.

Por ahora en el país solo se dispone de un medicamento antiviral -Remdesivir-, el cual se coloca vía intravenosa, y Molnupiravir sería el primero de tipo oral.

Sin embargo, dado que es un fármaco nuevo y que hay pocos datos sobre su seguridad. “La Organización Mundial de la Salud recomienda el seguimiento activo en lo concerniente a la seguridad del medicamento, junto con otras estrategias destinadas a mitigar posibles efectos nocivos”, cita la última actualización que el organismo internacional hizo en marzo sobre esta píldora.

 

 

Así funciona

Molnupiravir es un tratamiento antiviral y tal como lo explica Sandoval: “este fármaco tiene una estructura química que se asemeja a las bases de nucleótidos que se unen para formar las largas cadenas de ARN -que son el material genético de un virus-. Es un medicamento que funciona introduciendo errores en el código genético del virus SARS-CoV-2, lo que evita que el virus se replique”.

Debe administrarse cuanto antes luego del diagnóstico de covid-19 y durante los siguientes cinco días al inicio de los síntomas. El tratamiento es oral y deben tomarse cuatro cápsulas de 200 miligramos cada 12 horas únicamente por cinco días, en total son 40 pastillas.

La advertencia de la FDA es que las personas menores de 18 años no ingieran Molnupiravir, ya que el medicamento puede “afectar el crecimiento de los huesos y cartílagos”.

Le puede interesar: En tres semanas niños deberán recibir segunda dosis de Moderna, pero Salud aún no tiene vacunas

El fármaco no previene el contagio. La agencia reguladora aclara que no debe usarse en el inicio del tratamiento en pacientes internados por covid-19, pues no se han observado beneficios del fármaco cuando el tratamiento se inició después de la hospitalización a causa del coronavirus.

El medicamento no debe administrarse a niños ni a mujeres embarazadas, ya que puede causar daño fetal, tampoco administrarse a lactantes.

Sandoval menciona que puede utilizarse en el primero y el segundo nivel de los servicios de Salud bajo la indicación y selección detallada de los pacientes.

El ministro de Salud, Francisco Coma, ha informado en varias entrevistas radiales que el medicamento estará disponible en los centros de salud, y que para determinar a qué persona se le administrará los médicos se basarán en la ficha epidemiológica del paciente y si este presenta algún riesgo de hospitalización.

Lea más: Vacunas vencidas: Estas son las posibles consecuencias penales y económicas por caducidad de millones de vacunas

¡No sustituye la vacunación!

Está claro que Molnupiravir no es un sustituto del esquema de vacunación contra el covid-19 ni de los refuerzos de la misma.

“Este fármaco es una opción de tratamiento que puede utilizarse en pacientes seleccionados con factores de riesgo para complicaciones o gravedad y esto podría tener una mejor aceptación que otros antivirales que son de uso intravenoso, pero enfatizo que en ningún momento es alternativa o sustituto de la vacuna contra covid-19 que ha mostrado enormes beneficios en prevención de complicaciones y mortalidad, además de la infección”, señala la presidenta de la ACENCAI.

 

Vacuna contra el covid-19
La vacuna contra el covid-19 ha demostrado ser la solución más costo-efectiva contra el covid-19. La población debe procurar completar el esquema de dos dosis y los refuerzos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

 

De esta cuenta, quienes aún no se han vacunado lo recomendación sigue siendo recibir el biológico lo antes posible, pues este protege de enfermedad grave, hospitalización y de la muerte.

Hasta el 17 de abril el 40.89 por ciento de los 14.8 millones de guatemaltecos que el Ministerio de salud tienen previsto inocular, a partir de los 6 años, ha completado el esquema de vacunación de dos dosis.

Lea además: Vacunas contra el covid-19 vencen y Guatemala pierde más de Q350 millones

Compras directas

Coma indicó que para tener acceso en el corto tiempo a Molnupiravir las compras se harán de forma directa, y que cada unidad ejecutora se encargará de adquirir el fármaco.

Según el departamento de Comunicación del Ministerio de Salud, al ser una compra descentralizada, cada unidad ejecutora irá adquiriendo el suministro para los pacientes que sean referidos. Luego se dejará un registro de las personas a las que se les dio el medicamento y por qué causa se le administró.

En los planes del Ministerio de Salud está hacer compras mayores y centralizadas para luego distribuirlas a las áreas de Salud, pero esto depende de la disponibilidad presupuestaria.

El Departamento de Regulación y Control de Productos Farmacéuticos y Afines del ministerio emitió un dictamen favorable para uso de emergencia de Molnupiravir 200 mg, para que se administre con cautela y únicamente a pacientes que posterior a una evaluación médica personalizada en Centro de Salud, Centros de Atención Permanente (CAP) o Centro de Atención Integral Materno Infantil (CAIMI) se determine que el producto no está contraindicado, y se demuestre que la relación riesgo-beneficio es favorable.

El uso de Molnupiravir será exclusivo para el Ministerio de Salud y el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social.

Costo-beneficio

El Ministerio de Salud tomó la decisión de adquirir Molnupiravir porque es un producto que al administrarse de forma temprana reduce en un 63% o más la posibilidad de que el  paciente sea hospitalizado.

De acuerdo con publicaciones internacionales en junio pasado el precio del tratamiento oscilaba en US$700, mientras que el sitio hot-pharm.com consultado esta semana lo coloca en US$296.

Una primer borrador del estudio de precios de medicamentos Institute for Clinical y Revisión Económica (ICER) refiere que el uso de Molnupiravir en Estados Unidos disminuyó el riesgo de hasta un 30% de hospitalización para quienes lo tomaron. De esa cuenta, el precio del tratamiento resulta razonable si se toma en consideración que evita la hospitalización e incluso la muerte. Es un tema de costo-beneficio, en donde la balanza se inclina hacia una mejor salud para el paciente.

Hasta ahora los países que han adoptado su uso de emergencia son Estados Unidos, Reino Unidos, Japón, Australia, Canadá, Corea del Sur, y de las Américas se sabe que Brasil y Chile están por introducirla al Sistema de Salud.

Si bien es positivo incluir Molnupiravir en el tratamiento y manejo de casos covid-19, Sandoval reflexiona que esto “no debería distraernos y más bien centrarnos en lo que sabemos al día de hoy y que tiene una robusta evidencia, que funciona y previene infección y complicaciones, los desenlaces fatales sobre todo en la población de riesgo: la vacuna covid-19”.

Por lo que los esfuerzos en lugar de desvanecerse, al contrario, “deben redoblarse para alcanzar al gran grupo de personas que aún falta por recibir los beneficios de la vacuna, que sabemos ha salvado tantas vidas en esta pandemia”, agrega.