Persiste temor por una escalada de contagios de covid-19 si el país reanuda actividades muy pronto

El presidente Alejandro Giammattei dijo que este 12 de julio dará a conocer las medidas que ayudarán a una posible reanudación de actividades, pese a que aún no se ha visto una desescalada en los contagios de covid-19.

Publicado el
Los templos religiosos en el país quedaron vacíos desde el 13 de marzo, fecha en la que se registró el primer contagio de covid-19 que provocó que las actividades masivas quedaran suspendidas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Los templos religiosos en el país quedaron vacíos desde el 13 de marzo, fecha en la que se registró el primer contagio de covid-19 que provocó que las actividades masivas quedaran suspendidas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Los guatemaltecos cumplen este 13 de julio cuatro meses de vivir en confinamiento, tiempo que a muchos ha servido para acostumbrarse a usar mascarilla, guardar distancia, no tener contacto físico al saludar, lavarse las manos constantemente y llevar consigo gel antibacterial.

Pero pese a que el país aún no ha observado una desescalada de contagios de covid-19, el presidente Alejandro dijo el pasado 8 de julio que este domingo podría dar a conocer las nuevas medidas que ayudarán a reiniciar labores y reactivar la economía que está suspendida desde el 13 de marzo.

Al momento el país suma 27 mil 619 casos. Además, los contagios ya llegaron al Palacio Legislativo con tres diputados enfermos y el Gabinete de Gobierno permanece en cuarentena desde el 9 de julio después que se diera a conocer que la ministra de Cultura, Silvia Martínez, diera positivo a covid-19.

Violan acuerdo

El investigador Adrián Chávez, del Instituto de Problemas Nacionales de la Universidad de San Carlos de Guatemala (Ipnusac), explicó que si el Gobierno quiere comenzar con la reanudación de actividades, violarían el acuerdo ministerial 146-2020 que ellos mismos promovieron y en el que se establecen los parámetros para la apertura.

Entre algunos de estos aspectos resaltan que para comenzar con la fase de preparación es necesario que por un espacio de 14 días se tenga una reducción en los casos positivos, así como otras disposiciones, “si ellos vienen y actúan tal cual como lo anunció el presidente en sus declaraciones están faltando a un acuerdo ministerial porque se establece por fases la desescalada  y ninguno de los indicadores establecidos se ha dado”, explicó.

A su vez el problema mayor que estima Chávez al comenzar con un proceso de reapertura, aunque sea gradual, es que el nivel de contagio en el país es alto y esto podría ocasionar un número de casos que sería imposible de manejar para el sistema de salud.

Médicos del hospital Roosevelt se pronunciaron y dijeron que carecen de espacio para atender a pacientes con covid-19. (Prensa Libre: Hemeroteca PL)

 

“El tema es que la morbilidad y la mortalidad se va a disparar y lo que va a pasar es que se va a abrir con el sistema de salud ya colapsado, entonces ¿A dónde se van a mandar a los nuevos enfermos? Hay que tener algo muy claro, a todos nos va a dar covid – 19 pero la clave es que nos dé por pequeños grupos para garantizar que el sistema de salud tenga la capacidad de atender”, refirió.

“La mayoría de padres no quiere mandar a sus hijos a clases”

Una de las mayores preocupaciones generadas tras las declaraciones de Giammattei tienen que ver con el regreso a las aulas de los miles niños y niñas del sector público y privado.

La Asociación de Colegios Privados (ACP) se ve escéptica con esta posibilidad, aunque dicen que algunos colegios han empezado a condicionar sus instalaciones para cuando llegue el momento de recibir a los alumnos.

Diana Brown, presidenta de la ACP, reconoció que actualmente no hay un entorno seguro para la niñez ya que los contagios siguen en aumento.

“Hay que ser muy prudentes para que los niños regresen a las aulas, pero la mayoría de los papás no quieren mandarlos porque les da miedo y tienen toda la razón”, dijo.

Niños y niñas de todo el mundo se tuvieron que adaptar para recibir clases a distancia y por medio de una computadora. (Foto Prensa Libre: EFE)

 

Brown comentó que conoce el caso de un colegio que cambió todos los grifos de agua por grifos de pie para que los niños no necesiten tocar la llave del chorro para lavarse las manos. Aun así estos son casos aislados y cada colegio debe prepararse según sus recursos y la cantidad de alumnos que tienen.

Uno de los mayores riesgos de que los niños regresen muy pronto a las aulas, dice, es que se pueden convertir en foco de contagio y llevar el virus más fácilmente a sus hogares, donde pueden estar viviendo con personas predispuestas a enfermarse gravemente.

“Hemos pensado no regresar este año e iniciar con el ciclo escolar en enero, pero no lo sabemos, dependemos de cómo sea el comportamiento del virus pero mil contagios diarios es mucho”, agregó.

La realidad de las escuelas públicas es distinta, sobre todo porque en muchos establecimientos no se ha podido dar seguimiento a la educación a distancia debido a la poca o nula conectividad que existe en algunas aldeas y comunidades.

La especialista en educación de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), Lucía Verdugo, dijo que es importante que el Ministerio de Educación realice una evaluación de la infraestructura escolar para asegurar que cuenten con los servicios básicos, como agua potable y baños, para poder recibir a los estudiantes.

La Unesco recomienda al Ministerio de Educación que evalúe la infraestructura escolar antes de reanudar las clases. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

 

“En la medida en que se pueda abrir en los lugares donde no haya contagios está bien porque se podría rescatar muchísimo el año escolar, pero esto debe ser con las medidas sanitarias y de prevención necesarias”, dijo.

Ley para la reanudación de servicios religiosos

La Comisión Evangélica de Guatemala (Coegua) presentó al Congreso su protocolo de reactivación de los servicios religiosos presenciales en iglesias, templos y centros de adoración.

En el documento presentado se plantea capacitar a los voluntarios sobre la limpieza y desinfección apropiadas de todas la áreas y utensilios de las instalaciones religiosas antes y después de cada servicio.

Además de “mantener al menos un metro de distancia o en su caso dos asientos vacíos en caso de bancas, o asientos pegados al piso, señalizando que lugar se puede ocupar o colocar una separación, entre las partes en cualquier fila, excepto cuando dos o más miembros de la misma familia que vivan juntos en el mismo lugar de habitación, podrán sentarse uno junto al otro”, explican.

El servicio debe durar como máximo hora y media, el dinero de las ofrendas y diezmos no debe ser manejado de forma colectiva y si se hace más de un servicio al día en el mismo lugar, debe existir al menos un intervalo de una hora entre un evento y otro.

Los diputados de la bancada Valor también presentaron un proyecto de ley para la reanudación de las actividades religiosas.

“Queremos que se puedan reabrir las iglesias con todas las precauciones, no estamos poniendo en riesgo la salud del guatemalteco, queremos que haya medidas sanitarias y sé que lo van a hacer porque está en el protocolo que se está proponiendo”, dijo la diputada Lucrecia Palomo.

Diputados de la bancada Valor presentaron la iniciativa de ley para la reactivación de los servicios religiosos. (Foto Prensa Libre)

 

Los legisladores propusieron que los servicios religiosos se celebren de seis a dieciséis horas, que las instalaciones estén desinfectadas antes de cualquier servicio, que no asistan las personas de alto riesgo y que cada iglesia conforme una comisión de seguridad e higiene para la implementación y el respeto de estas medidas.

Por su parte, el recién nombrado arzobispo de la Arquidiócesis de Guatemala, monseñor Gonzalo De Villa, expresó que le entregaron a Giammattei su protocolo para la reactivación de las misas presenciales, sin embargo dijo que se debe hacer con mucha cautela.

De Villa agregó que el riesgo es que las iglesias se conviertan en foco de contagios, como ha sucedido en otros países, por eso pide a la feligresía que, en caso se reanuden las misas, no acudan masivamente a los templos.

“Lo más importante para nosotros no es el aumento de clientes como con las empresas, es anunciar el evangelio y celebrar la fe. Es cierto que necesitamos feligreses, pero tampoco podemos exponerlos”, dijo.

Ninguno en verde

Según dijo Giammattei, algunas de las acciones de reapertura gradual tendrán que ser coordinadas por las autoridades municipales, para lo cual la Comisión Presidencial de Atención a la Emergencia Covid- 19 (Coprecovid) ya sostuvo una reunión con la Asociación Nacional de Muncipalidades (Anam).

En este primer acercamiento se abordó la intención de comenzar con la reactivación de la economía informal, de la que aún no se tienen los detalles concretos de cómo será este proceso, aunque según autoridades de Anam no habrá, en este momento, ningún municipio con libertad absoluta.

“Yo lo que si siento es que hay mucha especulación y creo que de todo eso las declaraciones del presidente van a ser completamente diferentes a lo que la población está esperando (…) yo siento que como alcalde municipal en el interior es donde están proliferando los casos de covid y muchos compañeros alcaldes han tomado determinaciones con su consejo municipal como cerrar sus comunidades”, refirió el presidente de la ANAM, Miguel Ovalle.

Preocupa el transporte

El municipio de San Juan Sacatepéquez fue una de las primeras regiones de nuestro país en ser golpeada por el nuevo coronavirus, pero autoridades ediles aseguran que están en la disposición de cumplir con las instrucciones que estará dando el Ejecutivo, aunque esperan que también algunas de sus sugerencias sean tomadas en cuenta.

“El martes nos vamos a reunir con las autoridades de Salud para afinar algunos últimos detalles para podernos ayudar y guiarnos, pienso que los que tienen la mayor problemática son los del departamento de Guatemala por obvias razones, por la cantidad de casos”, refirió Juan Carlos Pellecer, alcalde de San Juan Sacatepéquez.

Entre sus sugerencias en concreto se encuentra modificar la forma en que operan los autobuses para evitar descontrol al momento que el transporte público regrese.

“A nivel de municipio nosotros estaríamos viéndola forma de adecuar el transporte público, que se tenga contemplado un transporte directo para evitar las paradas continuas ya que por la situación será complicado, nosotros ya estamos preparando algunas paradas para poder hacer el proceso de desinfección”, dijo el alcalde.

Mixco también es uno de los municipios que registra un número elevado de contagios por covid – 19, su alcalde, Neto Bran, publicó un video en sus redes sociales el pasado jueves, explicando que deberán de cumplir con las reglas que emita el presidente, por ser “el que manda”, aunque explicó que la cantidad de casos se ha elevado por malas decisiones de gobierno.

“No me venga a decir hoy que el municipio que mejor se porte, ¿quién se porta mal?, nadie, el tema aquí ha sido por malas decisiones completas desde el inicio y hasta el final (…) por la presión de saber quién se dijo que las maquilas si trabajan, cuando yo voy a las maquilas resulta que hay 2 mil personas trabajando en las maquilas, cuando yo las empiezo a cerrar maquilas usted no me dejó (el presidente), me llamó la atención (…) la infección más grande en Mixco fue por la maquila de la zona 4 y después fue Chinautla, Mixco y Villa Nueva”, enfatizó.

Por otro lado, Armando Samayoa, asistente administrativo del Transurbano, dijo que están listos para cuando el Ejecutivo diga que se puede reactivar el servicio de transporte público, aunque esperarían tener tiempo para capacitar a su personal con los nuevos protocolos.

“Nosotros creemos que sí es importante que todo el servicio del transporte público opere y que no se haga por sectores, hay que tener en cuenta que si se reactivara la economía las personas deben tener un servicio de transporte a usar” agregó.

Aunque según la Defensoría de las Personas Usuarias del Transporte Público. “Deben haber más días para evitar la improvisación, es cierto que está la necesidad de reactivar el servicio pero hay que proteger a los usuarios”, dijo el defensor Édgar Guerra.

A decir de Guerra, el Transmetro es el que mejor preparado está, sin embargo, les preocupa lo que pueda pasar con los buses rojos ya que son los que menos se pueden controlar.