Protocolos sanitarios para evitar contagios de covid-19 también se probarán en buses rojos

Pruebas de movilidad en Transurbano se efectuarían el próximo fin de semana, aunque se analiza la cantidad de unidades y las rutas que circularán.

Ensayos del funcionamiento de los protocolos sanitarios para evitar la propagación del coronavirus también se harán en los buses rojos. (Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Ensayos del funcionamiento de los protocolos sanitarios para evitar la propagación del coronavirus también se harán en los buses rojos. (Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Luego de las pruebas efectuadas en el sistema Transmetro, y las que se harán en Transurbano la próxima semana, los empresarios de buses urbanos rojos también preparan ensayos de movilidad para que las autoridades de salud verifiquen si se respetaría el distanciamiento social y los protocolos de sanidad para evitar contagios de coronavirus, informó la Defensoría del Usuario del Transporte Público de la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH).

Édgar Guerra, defensor del usuario del transporte público de la PDH manifestó que este próximo fin de semana se harán pruebas de movilidad en el Transurbano para poner en práctica medidas sanitarias entre los usuarios y evitar contagios de coronavirus, así como se efectuó en las unidades del Transmetro el fin de semana último, posteriormente se hará lo mismo con los buses rojos “aunque el reto será mayor”.

“En el Transurbano ya me mostraron temas de distanciamiento social, los pilotos se van a cubrir bien, van a desinfectar los buses en cada vuelta, el horario será de 5 de la madrugada a 16 horas, me mostraron las calcomanías que van a colocar en las estaciones para que las personas atiendan las normas, luego de eso será el turno de los buses rojos, aunque no es inmediata la circulación, deben haber ensayos para pulir los protocolos del Ministerio de Salud”, detalló.

El Transmetro hizo un recorrido de prueba el fin de semana último. (Prensa Libre: Erick Ávila)

Aumentarían pasaje

Guerra refirió qué las pruebas de movilidad en los buses rojos deben ser monitoreadas de forma estricta.

“El reto mayor será con los buses rojos, ya que es muy difícil que se puedan respetar las normas si no hay personas que estén al tanto de que se cumplan, nos dimos cuenta de que en el Transmetro, a pesar de haber señalizaciones de distanciamiento, la gente no respetaba y además se quitaban la mascarilla”, señaló.

Agregó que los propietarios de los buses rojos advirtieron que de comenzar a funcionar cobrarán Q5 de pasaje,  si no se les entrega un aporte para funcionamiento, al argumentar que deben comprar equipo de protección para los pilotos y que no tendrán la misma cantidad de pasajeros.

El alcalde, Ricardo Quiñónez aseveró que el fin de semana último fueron exitosas las pruebas que se efectuaron en el Transmetro y que abordaron unas 15 mil personas en dos días.

La comuna capitalina también informó que uno de los retos es lograr que los usuarios se acostumbren a respetar las medidas, ya que durante las pruebas hubo varios llamados de atención hacia pasajeros que no llevaban bien puesta la mascarilla o se la quitaban al abordar las unidades.

Personal de la comuna también tuvo que intervenir para recordarles que debían pararse sobre las franjas que delimitan el acercamiento con otros usuarios.