Coronavirus: Sin restricciones, los hospitales vuelven a atender enfermedades comunes

Más personas llegan a los hospitales por atención a padecimientos crónicos, pero también aumentan las emergencias por accidentes de tránsito y hechos de violencia.

Hospital Roosevelt (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Hospital Roosevelt (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

La movilidad de los guatemaltecos incrementó a partir de la implementación del Sistema de Alertas Sanitarias el pasado 27 de julio, que dio paso a la liberación gradual de las restricciones y del confinamiento.

Ahora que las personas tienen mayor facilidad para desplazarse, los hospitales de referencia Roosevelt y San Juan de Dios han tenido mayor afluencia de personas y las consultas van más allá de síntomas por covid-19. No solo son pacientes que buscan atención a enfermedades crónicas, las emergencias por accidentes de tránsito y violencia también incrementaron en los últimos días.

De acuerdo con el médico Zagreb Zea, representante de la junta directiva de médicos del Hospital Roosevelt, durante los cuatro meses que hubo restricciones de movilidad se atendieron 1 mil 850 emergencias no covid-19, entre cirugía, traumatología, ortopedia, cirugía maxilofacial, neurocirugía y medicina interna, pero ahora aumentarán.

“Se redujo el número de pacientes porque la gente no salía de sus casas, y los que tienen una enfermedad como diabetes, hipertensión llegaban si se ponían muy mal”, dice Zea.

Lo mismo ha ocurrido en el Hospital General San Juan de Dios, donde se reporta un incremento del 60 por ciento en la atención de otros padecimientos no respiratorios relacionados a covid-19. En la lista figuran insuficiencia renal crónica, hipertensión arterial y diabetes.

El director del Hospital Roosevelt, Marco Antonio Barrientos, refiere que, si bien el número de pacientes con coronavirus ha disminuido, se ha disparado la atención de enfermedades crónico degenerativas. “Muchas personas quizá no consultaban porque estábamos en una situación covid caótica y no venían por temor a contaminarse, ahora que han visto que disminuyó un poco, pues consultan y si se ha incrementado, horriblemente”, dice.

Las emergencias de los hospitales adaptaron un área para recibir a pacientes que no son sospechosos de covid-19, y allí es donde se les atiende. Pero muchos de ellos resultan ser asintomáticos al hacerles la prueba son positivos.

“Estamos teniendo mucho cuidado haciendo los tamizajes pertinentes para evitar contagios”, agrega Barrientos.

Por accidentes y violencia

Pero el alza de casos que se atienden en la emergencia también está relacionada con lesiones por causas externas, como accidentes de tránsito, heridas por arma de fuego y por arma blanca.

Los hechos de violencia se acrecentaron en los últimos días, y en parte se debe a que hay más movimiento de personas en las calles y por un tiempo mayor. En el Hospital Roosevelt aumentó tres veces la cantidad de pacientes que llegan con heridas relacionados con hechos violentos.

Cuando diariamente se atendía un promedio de tres casos diarios por dicha causa, la cifra subió a 10, y todo apunta a que serán cada vez más.

“Habían estado llegando con cierta restricción por las medidas que tenía el Gobierno, pero ahora que ya hay una circulación prácticamente libre y que el toque de queda es hasta las nueve de la noche, a parte de un repunte del covid-19 también habrá un repunte de pacientes con politraumatismo por accidentes, por heridas de arma de fuego y arma blanca, debido a la situación de inseguridad y de violencia que se vive en el país”, dice Zea.

De acuerdo con el médico Hugo Alvarado, coordinador de la Sala de Emergencia del Hospital Roosevelt, los equipos de socorro están preparados para atender a todo tipo de paciente y así lo han hecho en medio de la pandemia.

El inconveniente es que cuando una persona llega con una lesión que compromete su vida hay que actuar inmediatamente, no se puede esperar a tener el resultado de un hisopado nasal para comprobar si está infectada o no con covid-19, y luego proceder.

Por ello, lo que los médicos hacen es darle el tratamiento de urgencia y luego de intervenirlo le realizan la prueba, pues la prioridad es salvar la vida del paciente.

Alvarado indica que atienden a la persona como si fuera un caso positivo de coronavirus, siguiendo los protocolos necesarios. Si después de estabilizarlo resulta que tiene el virus se traslada al área de pacientes covid. Actuar de esta manera también permite proteger al personal sanitario que está dando el servicio.

Menos casos covid-19

Las autoridades de Salud señalan que la cifra de contagios del covid-19 en el país va en descenso, el Hospital General San Juan de Dios informó tener una disminución del 50 por ciento de pacientes graves y moderados en el Centro de Atención para Pacientes con Enfermedades Respiratorias Emergentes Covid-19.

En el Roosevelt también son menos los casos, Barrientos menciona que en las últimas dos semanas ha habido un descenso paulatino del volumen de pacientes, de 220 aproximadamente que se atendía, ahorita son 140.

Debido a la liberación de las restricciones de movilidad no se descarta que en los próximos días se registre un incremento de casos, tal como ha sucedido, cuando después de un toque de queda prolongado la cifra contagios incrementa dos semanas después.

“En este momento ha disminuido la afluencia de pacientes al hospital y el número de pacientes hospitalizados, sin embargo, si estamos muy a la expectativa, por el período de incubación”, agrega el director del hospital.

La situación preocupa a Zea, y que la demanda de camas supere la disponibilidad que tienen los hospitales.

“Ya comenzó a aumentar la demanda de pacientes no covid y no hay camas, como siempre, y el miedo que tengo es que no vayan a darse abasto los trajes y las pruebas (para covid-19)”, dice el médico.