Lluvias dejan 7 mil 890 afectados en cuatro departamentos

Un derrumbe en Quetzaltenango y dos más en Quiché es el saldo de las intensas lluvias del viernes, informó la Conred, que también dio a conocer que se produjo un hundimiento en Santa Rosa, y que caída de granizo provocó daños en viviendas de Chimaltenango.

En Quetzaltenango la carretera quedó obstruída debido a un deslizamiento de tierra. (Foto Prensa Libre: Conred)
En Quetzaltenango la carretera quedó obstruída debido a un deslizamiento de tierra. (Foto Prensa Libre: Conred)

La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) precisó que siete mil 890 personas resultaron afectadas por la caída de grandes cantidades de tierra y árboles sobre las carreteras debido a las fuertes precipitaciones, que también provocó la caída de granizo.

Uno de los derrumbes ocurrió en Quetzaltenango, en el kilómetro 195 en la ruta Citó-Zarco en El Palmar, donde la circulación de los vehículos se dificultó debido que parte de la montaña se desplomó.

Los otros incidentes se produjeron en la ruta que conduce a Nebaj, en Quiché, uno en kilómetro 260 y el otro, cuatro kilómetros después.

Mientras tanto, en el barrio El Recuerdo, Nueva Santa Rosa, Santa Rosa, una familia vivió momentos de angustia cuando una parte de su vivienda se hundió. La casa se ubica cerca de la carretera y la lluvia generó una correntada que socavó el terreno.

Los daños se reportaron en la cocina y el parqueo, en total la Conred contabilizó tres damnificados.

Este sábado, lluvia acompañada de fuertes vientos y granizo cayó en la aldea Paneyá y Caseríos Chimixayá y Panimasiguán en San José Poaquil, en Chimaltenango, y se reporta 390 personas afectadas.

David de León, portavoz de la Conred, comentó que este fin de semana la lluvia continuará. Se esperan precipitaciones en horas de la tarde y no se descarta la caída de granizo y fuerte viento, principalmente en sectores de la Costa Sur y algunos sectores del Nororiente.

 

El paso de vehículos quedó imposibilitado debido a varios derrumbes. (Foto Prensa Libre: Conred)

 

Añadió que hasta el momento no se han registrado lahares en los alrededores de los volcanes de Fuego y Santiaguito, pero la vigilancia continúa debido a que la lluvia podrían intensificarse.

Los sitios donde las autoridades se mantienen en alerta, según De León, principalmente están en las zonas del centro hacia el sur del país. “Se trabaja con autoridades departamentales y municipales para monitorear esas áreas donde se han presentado los incidentes regularmente”, refirió.

También se tiene coordinación con el Ministerio de Comunicaciones Infraestructura y Vivienda por si se presentan problemas en carreteras, como derrumbes, para despejar las vías, principalmente el domingo que se desarrolla la segunda vuelta electoral.

Contenido relacionado

>Lluvias evidencian deficiencias en edificios escolares de la capital

>Fuerte lluvia con viento y granizo sorprende en la capital

>Segunda vuelta electoral, ¿cómo estará el clima para las elecciones?

1

Hanna Nitto Hace 2 semanas

Cien años de lo mismo para los Chivos..!!
.
Como los 100 años de Soledad …!